Publicaciones > Blog > La venta global de smartphones caerá al menos el 15% este año, de 1,4 a 1,2 millones de unidades
21/05/2020

La venta global de smartphones caerá al menos el 15% este año, de 1,4 a 1,2 millones de unidades

Las ventas de smartphones se han ido recuperando en las últimas semanas respecto al fatídico primer trimestre de este año, especialmente en China, pero parece inevitable un declive anual mayúsculo en unidades, del orden del 15%, según prevé la mayoría de consultoras. En Europa, el mercado de smartphones, medido en euros y no en unidades, podría caer aún más que el global, hasta el 26,8% en el conjunto de 2020, como indica el escenario más probable de la consultora IDC. La venta en unidades de los smartphones 5G podría crecer, sin embargo, de forma espectacular este año, ya que Qualcomm mantiene la previsión de que se despachen entre 175 y 225 millones de unidades frente a los escasos 21 millones de todo 2019. La introducción de nuevos chipset para smartphones 5G, con mayores prestaciones y más económicos, por parte de Qualcomm, MediaTek, Huawei y Samsung podría hacer multiplicar por cerca de diez su demanda en unidades en 2020. Pero no necesariamente la facturación, si bajan mucho los precios de venta unitarios.


El pronóstico de la venta mundial de smartphones es este año más incierto que nunca, debido evidentemente a la recesión global con motivo de la pandemia, pero también por el aumento de la competencia entre fabricantes de aparatos y de chipset para smartphones, con la inevitable caída de precios, y la probable desestabilización del mercado mundial de semiconductores que tendrá lugar a partir de agosto, provocado por las nuevas sanciones y bloqueo total impuesto a Huawei por parte de la Administración Trump.

Lo que está claro es que durante el primer trimestre de este año se despacharon alrededor de 275 millones de smartphones en todo el mundo, según coinciden, entre otras, las consultoras IDC y Omdia. Esto significa una caída del 16,8% respecto al primer trimestre de 2019, en que se despacharon 330 millones de unidades. Es la primera vez, desde la recesión mundial de 2008, que se venden menos de 300 millones de unidades en un trimestre.

La caída más espectacular de las ventas en el primer trimestre ha tenido lugar en el mercado chino, con retrocesos del 40% en algunos meses, debido al confinamiento total de sus habitantes durante muchas semanas. En marzo hubo una ligera recuperación de las ventas frente a enero y febrero, y mucho más en abril. Así, en el conjunto de los primeros cuatro meses del año se despacharon el 18% menos de smartphones respecto al mismo periodo de 2019.

Para este segundo trimestre, se espera una ligera recuperación de las ventas de smartphones en China respecto al trimestre anterior, conforme las fábricas vuelven a la normalidad y se llenan los almacenes y tiendas, pero no se prevé que se produzca un crecimiento en relación a las cifras logradas el año pasado hasta el cuarto trimestre (suponiendo que no haya un temido rebrote).



En el resto del mundo, debido al decalaje en el confinamiento con relación a China y a que se ha tirado de los stocks sobrantes del año pasado, la caída ha sido relativamente leve respecto al primer trimestre del año pasado. El retroceso más abultado tendrá lugar este segundo trimestre fuera de China y se pronostica que será entre el 25 y el 30% inferior a los 330 millones de unidades despachadas en el mismo periodo de 2019.

Difícilmente, por tanto, se superarán los 250 millones de unidades de smartphones vendidos en el segundo trimestre a nivel mundial. Estas estimaciones, incluso para un mes vista, son muy provisionales porque es difícil precisar los nuevos suministros de las fábricas al canal y a las tiendas, las compras por parte de los consumidores y el vaciado de stocks, sin contar con que la cadena logística no está bien engrasada y muchas tiendas y almacenes permanecen cerrados.



Se venderán en la primera mitad 525 millones de smartphones, 145 millones menos que en el mismo periodo de 2019, con una demanda anual prevista de 1,2 millones, 200 millones menos que en 2019



En cualquier caso, en la primera mitad de este año se habrán vendido previsiblemente alrededor de 525 millones de smartphones, lejos de los 670 millones del mismo periodo de 2019. Si en la segunda mitad de este año se despachara una cantidad similar a los 740 millones que hubo en 2019, las ventas globales de smartphones durante este año completo serían del orden de los 1,2 millones de unidades, frente a los 1,41 millones de todo 2019 (que a su vez ya fueron un poco más bajas que en 2018 y considerablemente inferiores a los 1,5 millones de 2017). Sería una baja en torno al 15%, cifra impensable incluso en enero.

En la siguiente tabla de la consultora IDC se puede ver la evolución de las ventas mundiales de smartphones en los trimestres de los últimos años. Ha habido un declive paulatino, debido a que el smartphone es ya un producto maduro y con relativas pocas novedades entre las gamas respectivas de cada temporada. En diciembre se confiaba especialmente en el tirón de las ventas que debía provocar la tecnología 5G. El coronavirus, como en tantos otros aspectos, ha echado por tierra todas estas previsiones halagüeñas, con cambio de signo y de dos dígitos. El efecto causado con estas caídas es tan devastador que las pérdidas de cuota de mercado de algunos fabricantes (y el aumento en paralelo de otros) es ahora secundario.

Lo que sin duda aumentarán, pese al coronavirus, serán los smartphones 5G despachados a lo largo de 2020. Aquí la confianza se deposita en el mercado chino, que puede representar cerca de la mitad de la demanda mundial, o más incluso, debido a las fuertes inversiones en estaciones radio 5G que están realizando las tres grandes operadoras del país, con el pleno respaldo de su Gobierno. No se descarta que también haya subvención estatal para la adquisición de smartphones 5G.

Steve Mollenkopf, en la reciente reunión con analistas para dar cuenta de los resultados del último trimestre, no prevé ningún cambio en las previsiones de venta mundial de smartphones 5G, que siguen siendo de entre 175 y 225 millones. Evidentemente, es una horquilla muy elevada, de 50 millones de unidades, pero probablemente todos los fabricantes firmarían ahora si se les garantizaran un mercado global de 175 millones.



Europa puede ver caer la facturación por la venta de smartphones en un 25%, según IDC, debido a que los aparatos serán más baratos y se elegirán modelos más económicos



Huawei, en la reunión de analistas de la semana pasada, aseguró que entre los dos últimos meses de 2019 y el primer trimestre de este año había despachado 15 millones de smartphones 5G. Añadió que tenía una cuota global de smartphones 5G del 33,2% en el primer trimestre del año y el 55,5% de la cuota de estos aparatos en China. En el primer trimestre, la demanda global de smartphones 5G fue de 24,1 millones, frente a los 18,7 millones de todo 2019, según Strategy Analytics.

Huawei y los otros grandes fabricantes chinos, Xiaomi, Oppo y Vivo, que concentran más del 95% de las ventas de smartphones 5G en su mercado doméstico, tendrán que vender muchas decenas de millones de unidades en la segunda mitad del año para acercarse a la previsión de Qualcomm. En la conferencia de analistas, Huawei aseguró que había introducido en el primer trimestre más de 19 modelos de smartphones 5G, con precios que oscilaban entre 2.000 y 16.000 yuan (257 a 2.055 euros). El mercado coreano, con Samsung a la cabeza, puede ayudar a lograr las cifras previstas, pero las ventas en Estados Unidos se prevén flojas y mucho más en Europa.



A favor del aumento de las ventas de smartphones 5G está la fuerte caída del precio de los componentes, en especial de los chipsets, y de las pantallas. En los últimos días, Qualcomm ha presentado un nuevo procesador de aplicaciones o chipset, el Snapdragon 768G, que mejora su predecesor 765G, que apenas se ha visto. MediaTek también ha ampliado las prestaciones de su chipset Dimensity 810 anunciado en enero con el nuevo Dimensity 820. Ambos van destinados a smartphones de gama media y elevado rendimiento y tienen el módem integrado, con lo que el precio de los aparatos podrá ser ajustado.

Los expertos hablan de un precio de venta en China por debajo de los 3.000 yuanes (385 euros) de los aparatos con estos chipsets potentes, que podrían estar disponibles a partir del tercer trimestre. Para finales de año, se habla de modelos 5G de gama de entrada por debajo de 2.000 yuanes en China. Con todo, su precio es el 15% más elevado que los modelos comparables 4G. La incertidumbre, pues, se mantendrá hasta final de año.

Al referirse al mercado de smartphones, las consultoras suelen medir casi siempre el número de unidades despachadas o vendidas y pocas veces al importe o valor facturado, sea en euros, dólares o yuanes. Hasta ahora, los precios de las distintas gamas de smartphones eran relativamente estables con los años, por lo que había una cierta correlación entre unidades y facturación. Pero cada vez hay más gamas de smartphones con precios muy dispares, sin que tampoco las prestaciones guarden mucha relación con su precio (ni el margen de los fabricantes).

Es una tendencia que va en aumento, porque cada vez más consumidores comparan prestaciones y precio y se dan cuenta que las prestaciones de la gama media no son tan distintas de los modelos de gama alta, o los de gama baja con los de gama media, y en cambio los precios son muy distintos. En momentos de gran recesión como la actual, es previsible que los consumidores tiendan a fijarse más en el valor del producto y sobre todo en su precio. Y que factores como la calidad de la cámara, aunque importantes, queden en segundo plano. Es de prever que el mercado, sobre todo el europeo y más el español, sea mucho más frugal a partir de ahora cuando compre un smartphone y mire más el precio.

De ahí la gran variación de los escenarios del valor de los smartphones despachados en Europa a lo largo de este año que calcula la consultora IDC, como refleja el gráfico superior. En el escenario más probable, la facturación en dólares de los smartphones despachados en Europa caerá el 26,8% en 2020, aunque el escenario optimista calcula que será sólo del 10% y en el pesimista la bajada será nada menos que del 47,1%. Cabe señalar que en febrero de 2019 se preveía una subida de la facturación en 2020 del 6,4%, tras una caída de pocos puntos en 2019, y después se mantendría. En noviembre de 2019, la subida ya era sólo del 2,7%.

Esta súbita caída de la facturación prevista para 2020, muy elevada en todos los escenarios manejados por la consultora, puede tener lugar, paradójicamente, junto a una mayor venta unitaria de smartphones, sean 4G o 5G. Y es que los smartphones de más de 1.000 o 2.000 euros siempre existirán, como ocurre con los relojes. Pero, probablemente, no representarán un porcentaje tan elevado como hasta ahora, debido a que los aparatos de gama media e incluso baja son cada vez mejores. Puede ser otro de los efectos de la “nueva normalidad” que está planteando el Covid-19. Apple, con la introducción del iPhone SE a 399 dólares para el mercado estadounidense, ya se había anticipado a esta vuelta a precios más razonables de los smartphones.


Análisis

Varios operadores se preparan para ofrecer servicios SA 5G a partir de otoño

Distintos operadores están trabajando con sus proveedores de equipos de telecomunicaciones para ultimar las pruebas piloto y ofrecer servicios comerciales 5G Stand Alone (SA 5G) antes de fin de año. En estos momentos, todos los servicios 5G funcionan con el modo Non Stand Alone (NSA 5G NR); es decir, las redes de enlace funcionan con 5G pero las redes de transporte y troncales trabajan con sistemas de señalización 4G LTE, con lo que sólo se puede aprovechar una mínima parte de las ventajas de 5G. A partir del año que viene, conforme se desplieguen redes totalmente SA 5G en más sitios, serán posibles servicios tan prometedores como la baja latencia real (inferior al milisegundo), los servicios personalizados (network slicing), la computación en el borde (Edge Computing), las fábricas inteligentes y la integración plena de las tecnologías de la información y las redes de telecomunicaciones a través de los servicios alojados en la nube, entre otros.

Análisis

Presentada España Digital 2025, una agenda para impulsar la transformación digital

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, presentó el pasado jueves la Agenda Digital actualizada, que llevará el nombre de España Digital 2025. Incluye cerca de 50 medidas agrupadas en diez ejes estratégicos con los que, en los próximos cinco años, se pretende impulsar el proceso de transformación digital de España, de forma alineada con la estrategia digital de la Unión Europea. Gracias a la colaboración público-privada y con la participación de más de 25 agentes económicos, empresariales y sociales, España Digital 2025 contempla la puesta en marcha durante 2020-2022 de una serie de reformas estructurales, que prevén movilizar en torno a 20.000 millones de euros de inversión pública y unos 50.000 millones de inversión privada. Uno de los puntos destacados de España Digital 2025 es reforzar la capacidad española en ciberseguridad, con la previsión de tener 20.000 especialistas en 2025. Precisamente, al día siguiente, la Comisión Europea presentó la versión actualizada del informe sobre Ciberseguridad 5G del pasado enero, en el que no se hace ninguna mención a China ni a Huawei, aunque 14 Estados miembros evalúan que “su nivel de exposición a suministradores de alto riesgo potencial es medio o elevado”, otros tres que es bajo y los ocho restantes no proporcionan ninguna información al respecto. Una conclusión clara es que hay que reforzar los mecanismos de protección para asegurar que no hay fugas de información en la cadena de valor 5G y en vistas a la importante reunión plenaria de octubre de 2020.

Análisis

Nokia y Samsung anuncian redes de enlace más abiertas, lo que daría mayor flexibilidad a los operadores

Nokia y Samsung han anunciado, con pocos días de diferencia, la próxima disponibilidad de redes de enlace (RAN) virtualizadas y basadas en la nube, con interfaces abiertos pero equipos propietarios. Esto permitiría, si todo funciona como prevén estas compañías, que los operadores tengan mayor flexibilidad y más fabricantes y soluciones alternativas a la hora de construir sus infraestructuras de red, aunque con limitaciones. Por su parte, los principales operadores, como Telefónica, Deutsche Telekom, Vodafone y Orange, están realizando diversas pruebas piloto de redes de enlace abiertas basadas en Open RAN y fabricadas por compañías mayoritariamente estadounidenses, como Alliostar, Parallel Wireless o Mavenir, con resultados esperanzadores a medio plazo. La cuestión que se plantea es qué se entiende por “sistemas abiertos”, porque al final cualquier red de enlace debe cumplir con las especificaciones comunes 4G y 5G aprobadas por 3GPP, la mayor parte de las cuales están protegidas por patentes, que principalmente son de Huawei, Ericsson o Nokia.

Análisis

Las miniantenas se podrán instalar sin autorización previa en la UE, para facilitar la cobertura 5G en interiores

La Comisión Europea ha aprobado un reglamento que permite instalar miniantenas (small cells) en espacios interiores sin necesidad de autorización previa; bastará con que se informe a la autoridad correspondiente y que su volumen no exceda de los 30 litros en el caso de que sea visible y cumpla con los estrictos límites de radiación electromagnética establecidos en la UE. Con ello, Bruselas confía en promover la cobertura 5G en espacios interiores en los próximos años, a base de que se instalen repetidores de la señal, porque es consciente de que los usuarios utilizan el teléfono móvil mayoritariamente en espacios interiores, sean oficinas, centros comerciales o estaciones de metro o ferrocarril, y la señal 5G queda muy debilitada, cuando no nula, en el interior de edificios, aunque haya plena cobertura en el exterior.

Análisis

La decisión británica de prohibir los equipos de Huawei reabre el debate de las redes 5G seguras

El Gobierno británico ha prohibido a los operadores de su país que compren a Huawei cualquier tipo de equipo 5G a partir del próximo 1 de enero y que a finales de 2027 no quede en sus redes de telecomunicaciones ningún rastro de sus productos. De momento, los equipos de Huawei 4G y 3G instalados podrán continuar funcionando y ser mantenidos, pero queda en el aire lo que vaya a suceder con la infraestructura de fibra óptica del país, en gran parte instalada por Huawei, porque el Gobierno lo está “reevaluando”. De momento, Oliver Dowden, Secretario de Estado de Cultura, Medios y Deporte, reconoció ante el Parlamento británico que se espera que la decisión suponga “un retraso de entre dos y tres años en el despliegue de 5G” y que la factura total del reemplazo supere los 2.000 millones de libras. Dowden puso especial énfasis en desvincular la decisión de cualquier política interna realizada por China y aseguró que la seguridad de la red británica había sido reconsiderada por el Centro Nacional de Ciberseguridad (NCSC) en base al “severo impacto de las posibilidades de Huawei de suministrar equipos al Reino Unido”, en referencia a la prohibición estadounidense de que se venda cualquier chip a Huawei fabricado con equipos y patentes de compañías de Estados Unidos. El cambio de posición respecto a lo aprobado en enero por el Gobierno británico ha sido ampliamente interpretado como un intento de complacer a Estados Unidos, que quería incluso una prohibición total mucho antes de finales de 2027. Queda por ver cuál será la alternativa para tener la infraestructura totalmente fiable y segura que quiere el Gobierno.

Análisis

España, muy bien situada para aprovechar las capacidades de 5G

España es el país europeo que más fibra óptica ha desplegado en su territorio, con lo que está muy bien situada para aprovechar las capacidades que ofrecerá 5G en los próximos años, como argumentó Roberto Sánchez, Secretario de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales, en la presentación online del último informe del Observatorio Nacional 5G, sobre estandarización y despliegue de 5G, que tuvo lugar el viernes pasado. “Tenemos una de las mejores redes de telecomunicaciones del mundo y estamos en un gran momento para aprovechar esta capacidad y la gran oportunidad que 5G ofrecerá a España en los próximos años”, aseguró Roberto Sánchez. Por su parte, Federico Ruíz, responsable del Observatorio Nacional 5G (ON5G), destacó “la enorme oportunidad económica que permite 5G, una tecnología que ya está aquí”. También recalcó que importa la cobertura, pero no se debe olvidar al humilde teléfono y las grandes posibilidades que ofrece, acrecentadas con la continua evolución tecnológica. El último informe de ON5G está ya disponible en su webhttps://on5g.es/wp-content/uploads/2020/06/ON5G_Informe-de-estandarizaci%C3%B3n-y-despliegue-de-5G-1.pdf.
También en https://on5g.es/informes/ y https://on5g.es/informes/regulacion/