Publicaciones > Blog > Los tres operadores móviles de China inician los servicios comerciales 5G
05/11/2019

Los tres operadores móviles de China inician los servicios comerciales 5G

China ya cuenta desde el pasado 1 de noviembre con servicios comerciales de redes 5G. Los tres grandes operadores móviles han iniciado el servicio de forma simultánea en varias urbes, como Pekín, Shanghai y Cantón (Guanzhou), y la previsión es que más de 50 grandes ciudades del país estén bien cubiertas a finales de este año. Se han instalado alrededor de 86.000 estaciones base y se espera que estén operativas más de 130.000 cuando termine 2019, según ha informado el Ministerio de Industria y Tecnologías de la Información chino (MIIT).


El encendido inicial de las redes 5G se produce seis meses después de que el Gobierno concediera las licencias de actividad a China Mobile, China Unicom y China Telecom, los tres operadores nacionales con control estatal, más una cuarta a la televisión pública nacional, China Broadcasting Network. La previsión era inaugurar el servicio 5G el pasado 1 de octubre, coincidiendo con el 70 aniversario de la proclamación de la República Popular China, pero no ha sido posible. Los expertos apuntan que ello demuestra las dificultades que existen para hacer funcionar la tecnología 5G a gran escala.

Los tres operadores ofertan distintos planes de acceso a las redes 5G, en función de la velocidad de descarga (que será de 500 megabit/s o 1 gigabit/s) y del consumo mensual de datos. China Mobile, por ejemplo, ofrece cinco planes, con precios que van desde los 128 yuanes mensuales (16 euros) para 30 GB hasta 598 yuanes (76 euros) para 300 GB. China Unicom cobra unos 40 euros mensuales para los clientes que quieran una velocidad de un gigabit por segundo. Según fuentes oficiales, se habían preregistrado hasta el pasado viernes diez millones de clientes para tener servicios 5G a precio de oferta. Los operadores ofrecen un 30% de descuento a los clientes actuales que se pasen a 5G y estén de tres a cinco años de permanencia.

Las redes 5G inauguradas funcionan en la banda media de frecuencias, de alrededor de 3,5 GHz. La tecnología utilizada es la Non-Stand Alone (NSA) como en el resto del mundo, pero a principios de este año se había especulado con que se emplearía en algunas redes la tecnología Stand-Alone (SA), incluso antes de ser ratificada. Las redes 5G NSA que ahora se comercializan en China se conectan como en el resto de lugares a la red troncal existente, 4G LTE, sin ninguna mención a la fecha de introducción de la tecnología SA.

“El lanzamiento comercial de las redes 5G es una oportunidad ideal para agilizar el desarrollo de aplicaciones avanzadas, como servicios IoT y de inteligencia artificial”, asegura Chen Zhaoxiong, viceministro del MIIT, a la agencia de noticias oficial Xinhua. Chen destaca la importancia de que las redes 5G colaboren con sectores verticales como fabricación, energía, transporte y agricultura y promuevan innovaciones en educación, sanidad, servicios en la Administración pública y ciudades inteligentes.



Los operadores nacionales están decididos a impulsar la tecnología 5G. El presidente de China Telecom, Ke Ruiwen, aseguró en el acto de presentación que “la tecnología 5G es parte de una revolución global y de largo alcance que ofrecerá cambios totalmente nuevos a la sociedad y la economía”. Wang Xiaochu, presidente de China Unicom, precisó que “la comercialización de la tecnología 5G está acorde con la visión estratégica del presidente Xi Jinping de convertir China en una ciberpotencia, así como un hito importante en el desarrollo de la industria informñatica y de telecomunicaciones china”.

Está previsto que los operadores de China inviertan en 5G entre 130.000 y 217.000 millones de dólares entre 2020 y 2025, según un estudio de la academia estatal china de tecnología de información y telecomunicaciones. Para acelerar el despliegue de 5G y reducir costes, China Unicom y China Telecom se pusieron de acuerdo para compartir gran parte de la nueva infraestructura 5G. Sin embargo, a nivel comercial existirá una gran competencia en los dos para captar clientes 5G, como ya ha pasado con 4G.



Las tres operadoras ofertan distintos planes de acceso a las redes 5G, en función de la velocidad de descarga y del consumo mensual de datos



China se apoya en el gran número de usuarios de las redes móviles para que fructifiquen sus ambiciosos planes. China Mobile, el operador con la red más extensa, tiene 900 millones de clientes y asegura que está en disposición de ofrecer servicios 5G en más de 50 ciudades a finales de año, entre ellas las más pobladas. A finales de año prevé tener instaladas 50.000 estaciones base.

China Telecom y China Unicom también ha comunicado que ofrecerán servicios 5G en 50 ciudades a finales de año, no necesariamente las mismas que China Mobile, aunque ningún operador ha detallado la lista de ciudades que cubrirá y tampoco ha ofrecido datos de cobertura. Los tres siempre han dicho que la cobertura será muy amplia desde el inicio.

China Unicom anunció hace unos meses que compartiría antenas en 15 ciudades con China Telecom y construiría su propia red en otras 14 ciudades y la extendería a ocho provincias más. El objetivo de ambas es tener en funcionamiento 40.000 estaciones base cada una de ellas, pero China Unicom asegura que tendrá una cobertura ubicua en 14 ciudades y 28.000 estaciones base. En el acto de lanzamiento estaba ausente el cuarto operador nacional, la cadena televisiva China Broadcasting Network.

La consultora Bernstein Research estima que en China se han instalado más de 80.000 estaciones base, aunque algunas de ellas aún no están operativas. Para final de año, la consultora baraja la cifra de 150.000 estaciones base mientras que para Corea del Sur calcula la mitad, 75.000 estaciones base, pese a haber empezado a ofrecer servicios comerciales el pasado abril. Estados Unidos se sitúa en tercer lugar alejado, con 10.000 estaciones base.



China podría tener instaladas 150.000 estaciones base 5G a finales de este año, el doble que las previstas en Corea del Sur. China Mobile tiene ahora unas 50.000 estaciones y China Unicom y China Telecom tienen en conjunto unas 40.000 estaciones.



En cuanto al número de usuarios 5G en China, Bernstein estima que podría haber 120 millones de usuarios a finales de 2020 y 465 millones a finales de 2021. Otras fuentes no son tan optimistas a corto plazo. Tim Hatt, responsable de investigación de GSMA Intelligence, calcula que el 36% de su base de clientes móviles será 5G en 2025, lo que significa 600 millones de clientes o el 40% del total mundial de usuarios 5G aproximadamente.

El potencial de 5G en China es muy elevado por el gran número de habitantes que tiene el país y el abultado consumo de datos. Datos del China Internet Information Centre muestran un consumo mensual por usuario de 7,2 GB el pasado junio, un 20% más que la media global. En septiembre, la cifra fue de 8,4 GB, lo cual significa que los operadores deberán ampliar notablemente su capacidad en los próximos años, principalmente a través de 5G.



Según la asociación de publicaciones digitales y audiovisuales, hay alrededor de 620 millones de jugadores móviles en China, que generaron una facturación de 10.800 millones de dólares este primer semestre. Muchos de los juegos con el móvil más populares se hacen en tiempo real y los juegos competitivos multijugador tienen una imagen pobre y tiempo de respuesta lento cuando la cobertura no es la ideal, lo que da una gran oportunidad a 5G.

Los tres operadores han reducido las ventas en los tres últimos trimestres, a consecuencia de la obligación estatal de recortar los precios de sus servicios. Algunos operadores han aumentado, pese a ello, los beneficios, debido a un fuerte recorte de los costes y reducción de la plantilla. La cuestión que se suscita ahora es si los operadores podrán amortizar la nueva inversión en redes 5G conforme aumente la cobertura y se extienda a zonas menos pobladas o con menor poder adquisitivo.

Dependerá, en gran medida, de la evolución del precio de los amartphones 5G. Tanto China Mobile como China Telecom hablan de que estarán por debajo de 280 dólares a finales de 2020. Ahora, el modelo 5G más barato que se vende en China es de Xiaomi y cuesta al cambio 525 dólares. Los operadores confían en que a partir de 2022, con el Release 16 y las redes SA a pleno funcionamiento, despeguen los servicios 5G dirigidos a las empresas, con mayor rentabilidad.


Análisis

La Comisión Europea y el Reino Unido toman medidas para mitigar el riesgo de 5G

La Comisión Europea publicó ayer un documento con una serie de reglas que deberán llevar a cabo los Estados miembros de la UE para mitigar los riesgos de seguridad que conlleva el despliegue de las redes 5G. El 30 de abril, la Comisión les pedirá a los Estados que concreten las primeras medidas realizadas y, para finales de junio, un informe de los resultados de las medidas clave adoptadas. Los operadores podrán contratar cualquier fabricante pero serán los responsables de la seguridad de las redes ante sus Estados, que podrán revocar la licencia concedida. Mientras, el Reino Unido ha decidido no vetar a Huawei, enfrentándose a las demandas de Estados Unidos, aunque no dejará que los equipos de Huawei se instalen en el núcleo de las redes 5G.

Análisis

Japón sienta las bases del 6G para la década de 2030

Japón ha empezado a definir la estrategia para el desarrollo de la próxima generación de telefonía móvil, la 6G, con el fin de iniciar su comercialización en el año 2030. Japón quiere estar muy involucrado en el proceso de formulación y estandarización internacional y del desarrollo de la tecnología, infraestructura y servicios necesarios para la introducción de 6G, con el fin de “mejorar la competitividad internacional” del país. El desarrollo tecnológico japonés se ha cuestionado con su lenta introducción de 5G, que no tendrá lugar hasta esta primavera y, especialmente, con la organización de los Juegos Olímpicos de Tokio que empezarán el 24 de julio. Por ello, ha decidido situarse a la cabeza del desarrollo de 6G y rivalizar con China, que también se puso manos a la obra oficialmente el pasado noviembre y antes Finlandia.

Análisis

Crecen las dificultades en EE UU para liberar frecuencias medias para 5G

FCC, el organismo que regula las telecomunicaciones en Estados Unidos, se está encontrando con crecientes dificultades para liberar espectro radioeléctrico en el entorno de la banda media de 3,5 GHz, que es crucial para un despliegue rápido y efectivo de servicios 5G en todo el país. La propuesta de fusión de T-Mobile US y Sprint depende ahora de la sentencia que dicte el juez de distrito Victor Marrero, cuyo veredicto es muy incierto, según apuntan los expertos, y de consecuencias impredecibles para 5G si se rechaza. La FCC quiere subastar a finales de este año la llamada banda C, que está ocupada por diversas compañías que no quieren renunciar a sus legítimos derechos sin importantes compensaciones, mientras que su propuesta de subastar el próximo 25 de junio parte del tramo de 3,5 GHz, utilizada por servicios de radio de banda ancha, también presenta obstáculos legales. Para colmo, la intención de la FCC de reasignar más de la mitad de la banda de 5,9 GHz para servicios sin licencia, como Wi-Fi o vehículos autónomos, cuenta con la firme oposición del Ministerio de Transportes estadounidense que ya la utiliza. Donde no ha habido problemas es en la subasta de ondas milimétricas de 37, 39 y 47 GHz, con más de 14.100 licencias, que está a punto de terminar y con una recaudación cercana a los 7.500 millones de dólares.

Análisis

La CE, favorable a que Huawei instale equipos 5G en Europa, con condiciones

Thierry Breton (en la imagen), el reciente comisario europeo del mercado interior, se ha mostrado partidario de que los operadores de la Unión Europea puedan instalar equipos de Huawei en sus redes 5G, siempre que se respeten todas las reglas que la Comisión Europea detallará en unos quince días, según explicó ayer en rueda de prensa y el domingo en Munich. Por su parte, la canciller alemana, Angela Merkel, es partidaria de que su país retrase la posición oficial sobre el tema hasta pasada la cumbre europea, prevista para el 21 y 22 de marzo, y Francia prevé responder la primera semana de febrero las condiciones que tendrán los operadores que optan a la subasta de las licencias 5G. Mientras, Boris Johnson, Primer Ministro del Reino Unido, no quiere enemistarse con Estados Unidos ni tampoco hipotecar el futuro de su país con una decisión muy drástica contra Huawei. Es previsible, de esta forma, que al final se opte en Europa por no discriminar a ninguna compañía suministradora de equipos 5G, aunque se impondrán condiciones para tener unas redes 5G lo más seguras posible, que podrían ser distintas en cada país. El plazo de cesión de las licencias de instalación también podría modificarse según evolucione la tecnología.

Análisis

El Senado de EEUU impulsa redes 5G abiertas que rivalicen con las de Huawei

Un influyente grupo de senadores demócratas y republicanos de Estados Unidos ha impulsado un proyecto de ley que investigue y desarrolle equipos de red 5G basados en estándares abiertos y que no sean originarios de China. La iniciativa se financiaría con parte de los ingresos procedentes de la subasta estadounidense de licencias de espectro 5G y se pretende que promueva la adopción generalizada de la tecnología 5G con componentes estandarizados, fabricados principalmente en Estados Unidos, y sirva también para desarrollar soluciones de red muy seguras. Se trata, en parte, de una respuesta a la frustración generada por los escasos resultados del veto impuesto por la Administración Trump a los productos de Huawei en suelo americano y a la evidencia de que Estados Unidos no tiene industria de equipos de telecomunicaciones autóctona capaz de hacer frente a China ni una alternativa en un tema que considera estratégico como 5G.

Análisis

El espectro compartido y las bandas agregadas permitirán mayor cobertura y capacidad 5G

Los operadores confían en el espectro compartido (DSS) y en la agregación de las ondas portadoras (CA) para ampliar dos necesidades en principio contrapuestas, como son tener gran cobertura y elevada capacidad de transmisión de datos en telefonía móvil 5G, dentro de la banda de espectro disponible. La escasez de espectro en las bandas de frecuencia medias y bajas y la reducida cobertura y penetración de las ondas milimétricas obligará a los operadores a compartir y agregar las bandas de frecuencias que tengan licenciadas. Y así facilitar el despliegue de 5G y ofrecer mejor servicio, sin que la inversión requerida no se dispare.