Publicaciones > Blog > Three agita el mercado lanzando un servicio 5G fijo en el Reino Unido
28/08/2019

Three agita el mercado lanzando un servicio 5G fijo en el Reino Unido

El operador británico Three introdujo el pasado 19 de agosto un servicio de acceso fijo a redes móviles 5G, más conocido por sus siglas 5G FWA (de Fixed Wireless Access). Inicialmente cubrirá algunas partes de Londres, pero se quiere extender a otras ciudades británicas antes de fin de año. El precio es razonable, 35 libras mensuales (38 euros) con datos ilimitados y al menos un año de permanencia. La puesta en marcha de este servicio añade competencia a las incipientes redes móviles 5G que EE y Vodafone están desplegando en el Reino Unido y a las previstas este otoño por O2 y también Three, así como las redes de banda ancha por cable y fibra.


El servicio de Three está disponible 24 horas después de la firma del contrato, incluso el mismo día si se paga un suplemento, porque no requiere instalación ni cableado en casa del cliente; simplemente se enchufa el router proporcionado. Lo que es imprescindible, evidentemente, es que haya en el hogar u oficina cobertura efectiva de señal 5G procedente de una antena cercana del operador. De momento sólo se cubren tres zonas del centro de Londres, aunque el operador se ha comprometido a dar servicio a 25 ciudades del Reino Unido en los próximos meses.

Con este servicio, Three se convierte en el primer operador europeo que ofrece acceso fijo y móvil a redes 5G (servicio convergente o Triple Play 5G) y ha anunciado que su intención es competir directamente con los servicios ya existentes en el Reino Unido que proporcionan banda ancha a través de cable. “Vamos a revolucionar la experiencia de la banda ancha en el hogar”, aseguró David Dyson, máximo responsable de Three, para añadir, no sin polémica, que es el primer paso para “construir la red 5G más rápida del Reino Unido”.

El operador no ha mencionado la velocidad de acceso que ofrecerá, aunque se ha comprometido a alcanzar una velocidad mínima de descarga de 100 megabits por segundo, comparable a la fibra óptica, incluso en las horas punta, de ocho a diez de la noche, cuando las líneas fijas están más saturadas y baja su velocidad. Una de las ventajas de la red móvil 5G es que se pueden añadir antenas para ampliar la cobertura sin que se alcance la saturación y la velocidad de descarga puede llegar a un gigabit por segundo o incluso más en condiciones favorables.



El servicio FWA se diseñó originalmente para cubrir el último tramo de la red fija, donde no llega el cable, o en zonas rurales o poco pobladas. En Estados Unidos, por ejemplo, FWA se considera la solución para cubrir los inmensos territorios del medio oeste americano, donde apenas hay cobertura móvil 3G y tampoco alcanza el cable o la fibra óptica. La señal de banda ancha llegaría con fibra o con enlaces móviles a una población y desde allí se distribuiría la señal por el aire y se recibiría a través de un router o un smartphone, según el plateamiento inicial de FWA.



El planteamiento original de FWA era cubrir las zonas poco pobladas donde no llega el cable



La intención de Three es, sin embargo, cubrir inicialmente con tecnología FWA las grandes ciudades y territorios densamente poblados del Reino Unido para amortizar más rápidamente la inversión y, posteriormente, sin fecha, utilizar la tecnología FWA para cubrir las zonas rurales y menos densas. Algunos expertos apuntan que FWA tampoco resuelve totalmente el problema de dar banda ancha a las zonas rurales, porque primero hay que hacer llegar la señal a un lugar que tenga cerca suficientes clientes potenciales que justifique la inversión y después distribuirla, lo que lleva tiempo.

El anuncio de Three ha molestado tanto a los operadores de red fija como redes móviles 5G. EE, la marca de BT que ofrece el servicio móvil 5G en el Reino Unido, ha interpuesto una demanda ante ASA, la autoridad que regula la publicidad, porque considera que el anuncio que pone “si no es Three, no es 5G real”, es engañoso. Otro operador, O2, propiedad de Telefónica, se había quejado una semana antes ante Ofcom, la autoridad que regula las telecomunicaciones, porque sus planes de desfragmentar la banda de 3,4 a 3,8 GHz sitúa a Three en una posición de ventaja frente a sus competidores.



El despliegue de 5G fija por parte de Three ha molestado tanto a los operadores de fijo como a los de móvil 5G



Desde el primer momento en que se empezó a hablar de 5G, ha habido fuertes discusiones en el Reino Unido sobre la mejor manera de distribuir el espectro disponible y estimular la libre competencia al mismo tiempo que se fomentaba la inversión y la rápida disponibilidad de redes por parte de los operadores. Three fue el primero en reclamar a Ofcom un trozo del espectro 5G que iba a salir a subasta y que no fueran solo tres operadores los que consiguieran licencia. Al final, Three consiguió 20 MHz de la banda de 3,4 GHz por 151 millones de libras. Vodafone UK se quedó con 50 MHz previo pago de 378 millones y EE, propiedad de BT, logró 40 MHz por 303 millones mientras que O2, de Telefónica, se aseguró 40 MHz por 318 millones, todos en la banda de 3,4 GHz.



Three ha podido introducir rápidamente el servicio FWA porque en 2017 adquirió el negocio de redes de banda ancha fija y de FWA 4G a la compañía UK Broadband y ha utilizado su infraestructura para añadir antenas móviles 5G con el espectro conseguido y cubrir más territorio. Actualmente, Three presta servicio de banda ancha a 800.000 hogares, gran parte con el servicio FWA 4G que está prestando y que, eventualmente, actualizará a 5G sin coste añadido para sus clientes en un plazo no definido.

Three partía en 5G desde la posición más débil, con la mitad o menos de espectro que sus otros tres competidores, pero su estrategia centrada en FWA y posteriormente en redes 5G puras le puede rendir beneficios inmediatos, porque puede aprovechar el espectro 4G que tiene de su adquisición de UK Broadband. Especialmente si al final se desfragmentan los diversos tramos de espectro y se juntan por operador, como teme O2 que hará al final Ofcom.

Ofcom ha salido al paso de las acusaciones de O2 de que la política del regulador parece que sea favorecer los intereses de un solo operador (en referencia clara a Three) y ha asegurado en un comunicado que su intención es “liberar más espectro para soportar el despliegue de 5G” y que han propuesto medidas “para que las compañías móviles tengan más fácil juntar diversos bloques de espectro y ayuden a dar mejor servicio a sus clientes”. Oftel añade que está considerando todas las opiniones al respecto y que tomará una decisión final antes de acabar este año.

De cualquier modo, el despliegue de las redes 5G en el Reino Unido está siendo todo menos plácido. A primeros de agosto, el máximo responsable de la división de consumo de British Telecom, Marc Allera, reconoció que era insostenible seguir aplicando el suplemento tarifario para el servicio 5G que la operadora cobra en el Reino Unido con la marca EE. “Con la inversión realizada con 5G y por el hecho de tener una red más rápida y mejor, pensamos que era lógico aplicar una tarifa Premium para 5G, pero otros operadores (en referencia clara a Vodafone UK) no lo han visto lógico”, aseguró Allera.

EE, la marca móvil de BT en el Reino Unido, empezó los servicios 5G a finales de mayo con una tarifa adicional respecto a su servicio 4G, pero después Vodafone aplicó su tarifa ilimitada 5G al mismo precio que 4G en el Reino Unido al ponerla en marcha en julio. Three, el tercer operador británico, anunció que no cobraría una tarifa adicional por los servicios 5G y posteriormente O2, que planea lanzar 5G en octubre, así como el operador móvil virtual Sky también dijeron que querían competir fuertemente en 5G en el Reino Unido. EE quedaba, en principio, en una situación tarifaria poco competitiva en 5G.

Ahora, con la puesta en marcha del servicio FWA de Three, la situación competitiva de las redes 5G en el Reino Unido se complica aún más, sin que se tenga constancia del número de clientes conseguidos hasta la fecha ni si se conseguirá rentabilizar la inversión en un periodo razonable. Y en otoño, con la entrada prevista de O2 y quizás de Sky con sendas ofertas de redes 5G, puede haber en algunas zonas más redes que clientes, como ha apuntado una voz crítica con cierta sorna.


Análisis

Varios operadores se preparan para ofrecer servicios SA 5G a partir de otoño

Distintos operadores están trabajando con sus proveedores de equipos de telecomunicaciones para ultimar las pruebas piloto y ofrecer servicios comerciales 5G Stand Alone (SA 5G) antes de fin de año. En estos momentos, todos los servicios 5G funcionan con el modo Non Stand Alone (NSA 5G NR); es decir, las redes de enlace funcionan con 5G pero las redes de transporte y troncales trabajan con sistemas de señalización 4G LTE, con lo que sólo se puede aprovechar una mínima parte de las ventajas de 5G. A partir del año que viene, conforme se desplieguen redes totalmente SA 5G en más sitios, serán posibles servicios tan prometedores como la baja latencia real (inferior al milisegundo), los servicios personalizados (network slicing), la computación en el borde (Edge Computing), las fábricas inteligentes y la integración plena de las tecnologías de la información y las redes de telecomunicaciones a través de los servicios alojados en la nube, entre otros.

Análisis

Presentada España Digital 2025, una agenda para impulsar la transformación digital

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, presentó el pasado jueves la Agenda Digital actualizada, que llevará el nombre de España Digital 2025. Incluye cerca de 50 medidas agrupadas en diez ejes estratégicos con los que, en los próximos cinco años, se pretende impulsar el proceso de transformación digital de España, de forma alineada con la estrategia digital de la Unión Europea. Gracias a la colaboración público-privada y con la participación de más de 25 agentes económicos, empresariales y sociales, España Digital 2025 contempla la puesta en marcha durante 2020-2022 de una serie de reformas estructurales, que prevén movilizar en torno a 20.000 millones de euros de inversión pública y unos 50.000 millones de inversión privada. Uno de los puntos destacados de España Digital 2025 es reforzar la capacidad española en ciberseguridad, con la previsión de tener 20.000 especialistas en 2025. Precisamente, al día siguiente, la Comisión Europea presentó la versión actualizada del informe sobre Ciberseguridad 5G del pasado enero, en el que no se hace ninguna mención a China ni a Huawei, aunque 14 Estados miembros evalúan que “su nivel de exposición a suministradores de alto riesgo potencial es medio o elevado”, otros tres que es bajo y los ocho restantes no proporcionan ninguna información al respecto. Una conclusión clara es que hay que reforzar los mecanismos de protección para asegurar que no hay fugas de información en la cadena de valor 5G y en vistas a la importante reunión plenaria de octubre de 2020.

Análisis

Nokia y Samsung anuncian redes de enlace más abiertas, lo que daría mayor flexibilidad a los operadores

Nokia y Samsung han anunciado, con pocos días de diferencia, la próxima disponibilidad de redes de enlace (RAN) virtualizadas y basadas en la nube, con interfaces abiertos pero equipos propietarios. Esto permitiría, si todo funciona como prevén estas compañías, que los operadores tengan mayor flexibilidad y más fabricantes y soluciones alternativas a la hora de construir sus infraestructuras de red, aunque con limitaciones. Por su parte, los principales operadores, como Telefónica, Deutsche Telekom, Vodafone y Orange, están realizando diversas pruebas piloto de redes de enlace abiertas basadas en Open RAN y fabricadas por compañías mayoritariamente estadounidenses, como Alliostar, Parallel Wireless o Mavenir, con resultados esperanzadores a medio plazo. La cuestión que se plantea es qué se entiende por “sistemas abiertos”, porque al final cualquier red de enlace debe cumplir con las especificaciones comunes 4G y 5G aprobadas por 3GPP, la mayor parte de las cuales están protegidas por patentes, que principalmente son de Huawei, Ericsson o Nokia.

Análisis

Las miniantenas se podrán instalar sin autorización previa en la UE, para facilitar la cobertura 5G en interiores

La Comisión Europea ha aprobado un reglamento que permite instalar miniantenas (small cells) en espacios interiores sin necesidad de autorización previa; bastará con que se informe a la autoridad correspondiente y que su volumen no exceda de los 30 litros en el caso de que sea visible y cumpla con los estrictos límites de radiación electromagnética establecidos en la UE. Con ello, Bruselas confía en promover la cobertura 5G en espacios interiores en los próximos años, a base de que se instalen repetidores de la señal, porque es consciente de que los usuarios utilizan el teléfono móvil mayoritariamente en espacios interiores, sean oficinas, centros comerciales o estaciones de metro o ferrocarril, y la señal 5G queda muy debilitada, cuando no nula, en el interior de edificios, aunque haya plena cobertura en el exterior.

Análisis

La decisión británica de prohibir los equipos de Huawei reabre el debate de las redes 5G seguras

El Gobierno británico ha prohibido a los operadores de su país que compren a Huawei cualquier tipo de equipo 5G a partir del próximo 1 de enero y que a finales de 2027 no quede en sus redes de telecomunicaciones ningún rastro de sus productos. De momento, los equipos de Huawei 4G y 3G instalados podrán continuar funcionando y ser mantenidos, pero queda en el aire lo que vaya a suceder con la infraestructura de fibra óptica del país, en gran parte instalada por Huawei, porque el Gobierno lo está “reevaluando”. De momento, Oliver Dowden, Secretario de Estado de Cultura, Medios y Deporte, reconoció ante el Parlamento británico que se espera que la decisión suponga “un retraso de entre dos y tres años en el despliegue de 5G” y que la factura total del reemplazo supere los 2.000 millones de libras. Dowden puso especial énfasis en desvincular la decisión de cualquier política interna realizada por China y aseguró que la seguridad de la red británica había sido reconsiderada por el Centro Nacional de Ciberseguridad (NCSC) en base al “severo impacto de las posibilidades de Huawei de suministrar equipos al Reino Unido”, en referencia a la prohibición estadounidense de que se venda cualquier chip a Huawei fabricado con equipos y patentes de compañías de Estados Unidos. El cambio de posición respecto a lo aprobado en enero por el Gobierno británico ha sido ampliamente interpretado como un intento de complacer a Estados Unidos, que quería incluso una prohibición total mucho antes de finales de 2027. Queda por ver cuál será la alternativa para tener la infraestructura totalmente fiable y segura que quiere el Gobierno.

Análisis

España, muy bien situada para aprovechar las capacidades de 5G

España es el país europeo que más fibra óptica ha desplegado en su territorio, con lo que está muy bien situada para aprovechar las capacidades que ofrecerá 5G en los próximos años, como argumentó Roberto Sánchez, Secretario de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales, en la presentación online del último informe del Observatorio Nacional 5G, sobre estandarización y despliegue de 5G, que tuvo lugar el viernes pasado. “Tenemos una de las mejores redes de telecomunicaciones del mundo y estamos en un gran momento para aprovechar esta capacidad y la gran oportunidad que 5G ofrecerá a España en los próximos años”, aseguró Roberto Sánchez. Por su parte, Federico Ruíz, responsable del Observatorio Nacional 5G (ON5G), destacó “la enorme oportunidad económica que permite 5G, una tecnología que ya está aquí”. También recalcó que importa la cobertura, pero no se debe olvidar al humilde teléfono y las grandes posibilidades que ofrece, acrecentadas con la continua evolución tecnológica. El último informe de ON5G está ya disponible en su webhttps://on5g.es/wp-content/uploads/2020/06/ON5G_Informe-de-estandarizaci%C3%B3n-y-despliegue-de-5G-1.pdf.
También en https://on5g.es/informes/ y https://on5g.es/informes/regulacion/