Publicaciones > Blog > Three agita el mercado lanzando un servicio 5G fijo en el Reino Unido
28/08/2019

Three agita el mercado lanzando un servicio 5G fijo en el Reino Unido

El operador británico Three introdujo el pasado 19 de agosto un servicio de acceso fijo a redes móviles 5G, más conocido por sus siglas 5G FWA (de Fixed Wireless Access). Inicialmente cubrirá algunas partes de Londres, pero se quiere extender a otras ciudades británicas antes de fin de año. El precio es razonable, 35 libras mensuales (38 euros) con datos ilimitados y al menos un año de permanencia. La puesta en marcha de este servicio añade competencia a las incipientes redes móviles 5G que EE y Vodafone están desplegando en el Reino Unido y a las previstas este otoño por O2 y también Three, así como las redes de banda ancha por cable y fibra.


El servicio de Three está disponible 24 horas después de la firma del contrato, incluso el mismo día si se paga un suplemento, porque no requiere instalación ni cableado en casa del cliente; simplemente se enchufa el router proporcionado. Lo que es imprescindible, evidentemente, es que haya en el hogar u oficina cobertura efectiva de señal 5G procedente de una antena cercana del operador. De momento sólo se cubren tres zonas del centro de Londres, aunque el operador se ha comprometido a dar servicio a 25 ciudades del Reino Unido en los próximos meses.

Con este servicio, Three se convierte en el primer operador europeo que ofrece acceso fijo y móvil a redes 5G (servicio convergente o Triple Play 5G) y ha anunciado que su intención es competir directamente con los servicios ya existentes en el Reino Unido que proporcionan banda ancha a través de cable. “Vamos a revolucionar la experiencia de la banda ancha en el hogar”, aseguró David Dyson, máximo responsable de Three, para añadir, no sin polémica, que es el primer paso para “construir la red 5G más rápida del Reino Unido”.

El operador no ha mencionado la velocidad de acceso que ofrecerá, aunque se ha comprometido a alcanzar una velocidad mínima de descarga de 100 megabits por segundo, comparable a la fibra óptica, incluso en las horas punta, de ocho a diez de la noche, cuando las líneas fijas están más saturadas y baja su velocidad. Una de las ventajas de la red móvil 5G es que se pueden añadir antenas para ampliar la cobertura sin que se alcance la saturación y la velocidad de descarga puede llegar a un gigabit por segundo o incluso más en condiciones favorables.



El servicio FWA se diseñó originalmente para cubrir el último tramo de la red fija, donde no llega el cable, o en zonas rurales o poco pobladas. En Estados Unidos, por ejemplo, FWA se considera la solución para cubrir los inmensos territorios del medio oeste americano, donde apenas hay cobertura móvil 3G y tampoco alcanza el cable o la fibra óptica. La señal de banda ancha llegaría con fibra o con enlaces móviles a una población y desde allí se distribuiría la señal por el aire y se recibiría a través de un router o un smartphone, según el plateamiento inicial de FWA.



El planteamiento original de FWA era cubrir las zonas poco pobladas donde no llega el cable



La intención de Three es, sin embargo, cubrir inicialmente con tecnología FWA las grandes ciudades y territorios densamente poblados del Reino Unido para amortizar más rápidamente la inversión y, posteriormente, sin fecha, utilizar la tecnología FWA para cubrir las zonas rurales y menos densas. Algunos expertos apuntan que FWA tampoco resuelve totalmente el problema de dar banda ancha a las zonas rurales, porque primero hay que hacer llegar la señal a un lugar que tenga cerca suficientes clientes potenciales que justifique la inversión y después distribuirla, lo que lleva tiempo.

El anuncio de Three ha molestado tanto a los operadores de red fija como redes móviles 5G. EE, la marca de BT que ofrece el servicio móvil 5G en el Reino Unido, ha interpuesto una demanda ante ASA, la autoridad que regula la publicidad, porque considera que el anuncio que pone “si no es Three, no es 5G real”, es engañoso. Otro operador, O2, propiedad de Telefónica, se había quejado una semana antes ante Ofcom, la autoridad que regula las telecomunicaciones, porque sus planes de desfragmentar la banda de 3,4 a 3,8 GHz sitúa a Three en una posición de ventaja frente a sus competidores.



El despliegue de 5G fija por parte de Three ha molestado tanto a los operadores de fijo como a los de móvil 5G



Desde el primer momento en que se empezó a hablar de 5G, ha habido fuertes discusiones en el Reino Unido sobre la mejor manera de distribuir el espectro disponible y estimular la libre competencia al mismo tiempo que se fomentaba la inversión y la rápida disponibilidad de redes por parte de los operadores. Three fue el primero en reclamar a Ofcom un trozo del espectro 5G que iba a salir a subasta y que no fueran solo tres operadores los que consiguieran licencia. Al final, Three consiguió 20 MHz de la banda de 3,4 GHz por 151 millones de libras. Vodafone UK se quedó con 50 MHz previo pago de 378 millones y EE, propiedad de BT, logró 40 MHz por 303 millones mientras que O2, de Telefónica, se aseguró 40 MHz por 318 millones, todos en la banda de 3,4 GHz.



Three ha podido introducir rápidamente el servicio FWA porque en 2017 adquirió el negocio de redes de banda ancha fija y de FWA 4G a la compañía UK Broadband y ha utilizado su infraestructura para añadir antenas móviles 5G con el espectro conseguido y cubrir más territorio. Actualmente, Three presta servicio de banda ancha a 800.000 hogares, gran parte con el servicio FWA 4G que está prestando y que, eventualmente, actualizará a 5G sin coste añadido para sus clientes en un plazo no definido.

Three partía en 5G desde la posición más débil, con la mitad o menos de espectro que sus otros tres competidores, pero su estrategia centrada en FWA y posteriormente en redes 5G puras le puede rendir beneficios inmediatos, porque puede aprovechar el espectro 4G que tiene de su adquisición de UK Broadband. Especialmente si al final se desfragmentan los diversos tramos de espectro y se juntan por operador, como teme O2 que hará al final Ofcom.

Ofcom ha salido al paso de las acusaciones de O2 de que la política del regulador parece que sea favorecer los intereses de un solo operador (en referencia clara a Three) y ha asegurado en un comunicado que su intención es “liberar más espectro para soportar el despliegue de 5G” y que han propuesto medidas “para que las compañías móviles tengan más fácil juntar diversos bloques de espectro y ayuden a dar mejor servicio a sus clientes”. Oftel añade que está considerando todas las opiniones al respecto y que tomará una decisión final antes de acabar este año.

De cualquier modo, el despliegue de las redes 5G en el Reino Unido está siendo todo menos plácido. A primeros de agosto, el máximo responsable de la división de consumo de British Telecom, Marc Allera, reconoció que era insostenible seguir aplicando el suplemento tarifario para el servicio 5G que la operadora cobra en el Reino Unido con la marca EE. “Con la inversión realizada con 5G y por el hecho de tener una red más rápida y mejor, pensamos que era lógico aplicar una tarifa Premium para 5G, pero otros operadores (en referencia clara a Vodafone UK) no lo han visto lógico”, aseguró Allera.

EE, la marca móvil de BT en el Reino Unido, empezó los servicios 5G a finales de mayo con una tarifa adicional respecto a su servicio 4G, pero después Vodafone aplicó su tarifa ilimitada 5G al mismo precio que 4G en el Reino Unido al ponerla en marcha en julio. Three, el tercer operador británico, anunció que no cobraría una tarifa adicional por los servicios 5G y posteriormente O2, que planea lanzar 5G en octubre, así como el operador móvil virtual Sky también dijeron que querían competir fuertemente en 5G en el Reino Unido. EE quedaba, en principio, en una situación tarifaria poco competitiva en 5G.

Ahora, con la puesta en marcha del servicio FWA de Three, la situación competitiva de las redes 5G en el Reino Unido se complica aún más, sin que se tenga constancia del número de clientes conseguidos hasta la fecha ni si se conseguirá rentabilizar la inversión en un periodo razonable. Y en otoño, con la entrada prevista de O2 y quizás de Sky con sendas ofertas de redes 5G, puede haber en algunas zonas más redes que clientes, como ha apuntado una voz crítica con cierta sorna.


Análisis

Francia retrasa la subasta 5G como mínimo hasta abril y Suecia hasta 2021

Francia no tendrá los primeros servicios comerciales 5G hasta el próximo mayo como más pronto, porque el Gobierno y el órgano regulador francés, la ARCEP, no han logrado ponerse de acuerdo a la hora de fijar las condiciones de la subasta, que inicialmente debían estar publicadas el pasado octubre, con lo que todo el proceso de adjudicación se ha pospuesto tres meses aproximadamente. Suecia también ha retrasado la subasta 5G hasta finales de 2020 y previsiblemente no habrá servicio comercial hasta 2021, en este caso porque el Gobierno sueco quiere actualizar la ley electrónica de comunicaciones del país y discutir temas de seguridad nacional con la policía y las fuerzas armadas.

Análisis

Empieza el despliegue comercial de redes de telecomunicaciones más abiertas e interoperables

El establecimiento de equipos y software de telecomunicaciones más estandarizado e independiente de sus fabricantes está tomando cuerpo, con diversos operadores que han iniciado el despliegue de redes comerciales y multitud de desarrollos e iniciativas en el mismo sentido, como se ha puesto de manifiesto en la celebración de la cumbre de Telecom Infra Project (TIP Summit) la semana pasada en Amsterdam. Importantes operadores, como Telefónica, Vodafone, DT o Sprint, dieron a conocer sus iniciativas, mientras que organizaciones industriales como Open Compute Project (OCP) u Open Networking Foundation (ONF) se mostraron dispuestas a establecer reglas de comunicación más interoperables.

Análisis

5G permitirá integrar las tecnologías de información y de operaciones de las plantas productivas

Las redes 5G facilitarán la convergencia entre la transmisión de datos digitales y los procesos productivos físicos que se realizan en las plantas industriales, logrando una arquitectura integrada que permitirá innovar a mayor escala y mitigar los riesgos por fugas de información, según puso de manifiesto Helmut Reisinger, máximo responsable ejecutivo de de la división Business Services de la operadora Orange, en una reciente conferencia pronunciada en el marco del ITXpo de Gartner. 5G será un dinamizador clave para la innovación de todo el ecosistema derivado del Internet industrial o de la Industria 4.0.

Análisis

La fusión de T-Mobile con Sprint acelera la carrera por tener 5G en Estados Unidos

a discutida decisión por parte de la FCC de aprobar a finales de octubre la fusión entre T-Mobile US y Sprint ha tenido como consecuencia la creación en Estados Unidos de tres operadores nacionales de telefonía móvil con un tamaño semejante, tanto en número de clientes como de licencias de espectro concedidas. La consecuencia inmediata es que la nueva T-Mobile ofrecerá a partir del 6 de diciembre servicios 5G en la banda de 600 MHz, que permite una mayor cobertura que la de microondas iniciada por sus rivales ATT y Verizon. Es previsible que la carrera del 5G se acelere en los próximos meses en Estados Unidos y se libere una parte del espectro en la banda media, tan necesario para ofrecer una cobertura amplia en los próximos años.

Análisis

Telefónica ofrece servicios 5G en el Reino Unido a través de su filial O2

Telefónica ha iniciado el pasado 17 de octubre servicios comerciales 5G en zonas de seis ciudades del Reino Unido través de su filial británica O2. Compite de esta manera en Gran Bretaña con las operadoras Vodafone y EE (la marca de consumo de BT), que empezaron a ofrecer servicios 5G a finales de mayo, y Three, que lo hace desde finales de agosto. Esta oferta de servicios 5G de las cuatro operadoras principales se verá además ampliada en los próximos meses con las de varias operadoras móviles virtuales, en particular Virgin, que acaba de anunciar que utilizará la red de Vodafone en vez de la de BT.

Análisis

Los tres operadores móviles de China inician los servicios comerciales 5G

China ya cuenta desde el pasado 1 de noviembre con servicios comerciales de redes 5G. Los tres grandes operadores móviles han iniciado el servicio de forma simultánea en varias urbes, como Pekín, Shanghai y Cantón (Guanzhou), y la previsión es que más de 50 grandes ciudades del país estén bien cubiertas a finales de este año. Se han instalado alrededor de 86.000 estaciones base y se espera que estén operativas más de 130.000 cuando termine 2019, según ha informado el Ministerio de Industria y Tecnologías de la Información chino (MIIT).