Publicaciones > Blog > Se inicia la construcción de redes SA para lograr un beneficio real de la tecnología 5G
05/05/2020

Se inicia la construcción de redes SA para lograr un beneficio real de la tecnología 5G

La operadora australiana Telstra ha iniciado la construcción de redes New Radio Stand Alone 5G (SA 5G) para aumentar así la eficiencia y las posibilidades de transformación digital en las empresas con redes 5G. Telstra considera que la tarea a realizar es “titánica” y los servicios comerciales con redes SA 5G SA no estarán disponibles hasta finales de este año. Otros países, como China o Singapur, también han concedido la licencia para redes SA 5G, después de que la fase de pruebas haya sido satisfactoria. Telstra utiliza los equipos y la tecnología de Ericsson para su despliegue.


En la actualidad, la totalidad de los servicios comerciales 5G se realizan a través de las redes conocidas como Non-Stand Alone (NSA), que supone que las señales recogidas por las redes de acceso 5G se transportan en realidad con redes troncales 4G. Las señales, por tanto, son 5G sobre infraestructura 4G, aunque de acuerdo con las especificaciones del New Radio (NR) y totalmente preparadas para los Releases 16 y 17, el primero de los cuales debería ser aprobado definitivamente este mes de junio. Las redes NSA fueron aprobadas con el Release 15 a finales de 2018, justamente para acelerar la comercialización de las redes 5G, aunque se era consciente de que la mayoría de las ventajas 5G no serían posibles hasta el despliegue de redes SA.

El problema es que el desarrollo de las redes SA está siendo más complicado y más lento de lo previsto y el Covid-19 lo está retrasando aún más. La realización de pruebas de redes SA se está efectuando desde hace meses de manera satisfactoria, pero la instalación de redes SA está retrasada. Esto provoca, en cascada, que las grandes compañías no se vuelquen en la utilización de redes 5G y en el desarrollo de aplicaciones realmente innovadoras. La mayoría de las empresas no ven grandes ventajas en las redes NSA y esperan que estén disponibles las redes SA para acelerar su utilización.

Las redes 5G proporcionarán mucha mayor capacidad, muy baja latencia ultra fiable y la comunicación masiva entre máquinas, aparte de funciones muy innovadoras como el network slicing o redes a la carta, que permitirán que trozos de la red se segmenten y se destinen a usos específicos para determinados usuarios o necesidades, sea capacidad, conectividad, velocidad o fiabilidad extremas. Pero ello no se puede hacer con redes 5G NSA, o bien las ventajas son muy marginales respecto a las redes 4G. Se necesitan redes SA, con señales 5G de extremo a extremo, para obtener plenos beneficios de la nueva tecnología móvil y de su evolución a lo largo de esta década y la siguiente.



Lo que ha hecho Telstra es empezar a desplegar la tecnología SA 5G en su red móvil, por medio de una actualización de las redes de acceso (RAN) que cubrirán toda la red de nueva generación. Telstra se apoya en la tecnología Cloud 5G Core nativa de Ericsson para implantar la red SA y manejar el tráfico de datos, tanto en redes de acceso como de transporte y troncales, incluyendo la verificación del correcto funcionamiento de los distintos dispositivos y equipos.

Telstra considera que es uno de los primeros operadores del mundo en iniciar el despliegue de redes 5G SA y que la tarea es colosal, si bien “es un paso importante para ofrecer mayores capacidades, tanto a las empresas como a los consumidores”, opina Nikos Katinakis, responsables de redes y TIC de la operadora australiana, y recalca que la arquitectura 5G SA ofrecerá soluciones y servicios muy innovadores y permitirá “crearlos y distribuirlos de forma mucho más rápida que hasta ahora”. Por su parte, Emilio Romeo, responsable de Ericsson en Australia y Nueva Zelanda, añade que SA 5G mejorará la eficiencia de la red móvil y ofrecerá nuevos casos de uso muy innovadores, en particular en torno a la Industria 4.0.



Las redes 5G SA son más complicadas y lentas de instalar de lo previsto, pero las empresas esperan a que estén disponibles para utilizarlas porque no ven ventajas con la NSA 5G actuales



Telstra y Ericsson empezaron a desplegar redes 5G en una parte de Australia en 2018 y realizaron la primera llamada SA 5G sobre la banda de 3,6 GHz el pasado mes de julio, al tiempo que desarrollaban el servicio comercial 5G sobre redes NSA. Telstra ya ofrece servicios comerciales 5G en 32 áreas seleccionadas de Australia y tiene previsto dar servicio en 35 ciudades a mediados de este año. La operadora Optus, que rivaliza con Telstra en Australia, inició el servicio comercial 5G el pasado noviembre mientras que el tercer operador, Vodafone Hutchison Australia, prevé hacerlo en breve y acelerar el proceso cuando se complete la fusión con TPG Telecom.

Telstra es de las primeras operadoras en iniciar la implantación de redes SA 5G, pero no la única. El pasado enero, la operadora coreana SK Telecom realizó una llamada de datos 5G SA sobre su red comercial utilizando equipos tanto de Ericsson como de Samsung. SK Telecom prevé iniciar los servicios comerciales 5G SA en breve, a mediados de este mismo año. La fecha no se ha precisado pero es muy probable que ofrezca servicios 5G SA antes que Telstra, con lo que Corea del Sur puede convertirse en el primer país en disponer de servicios plenamente comerciales 5G con redes SA, como ya pasó en abril de 2019 con la introducción de los primeros servicios 5G NSA.

Singapur es otro de los países que está acelerando el desarrollo de redes 5G SA en su pequeño enclave territorial, con la diferencia de que quiere pasar directamente de 4G a 5G SA, sin el estadio intermedio NSA. La semana pasada, la autoridad reguladora de Singapur, IMDA, otorgó dos licencias 5G a dos operadores, Singtel, que es líder del mercado, y un consorcio formado por dos operadores virtuales, StarHub y M1. Cada uno de ellos dispondrá de 100 MHz en la banda de 3,5 GHz para el despliegue de redes 5G en Singapur. Las licencias son provisionales, precisa IMDA, hasta que se complete todo el proceso regulador.



Las arquitectura 5G SA mejorará la eficiencia de la red móvil y ofrecerá casos de uso muy innovadores, que se crearán y distribuirán más rápido que ahora, sobre todo con Industria 4.0



Según especifica el plan de desarrollo de redes 5G de Singapur, bajo el cual se han aprobado las dos licencias, las redes 5G SA deberían empezar a estar disponibles el próximo enero, con el objetivo de tener una cobertura del 50% del territorio a finales de 2022 y la cobertura total a finales de 2025. Singapur tiene una penetración de servicios móviles de las más elevadas del mundo, con nueve millones de suscriptores y servicios sobre una población de 5,7 millones. Las redes 5G se complementarán con espectro en la banda milimétrica para servicios a muy alta velocidad y para las zonas con menor población en la banda de 800 MHz.

China también está acelerando los planes de introducción de redes 5G SA, al tiempo que acaba de aprobar un ambicioso plan de instalación de estaciones base 5G en todo el territorio  La semana pasada, Spirent Communications, un importante suministrador de equipos de test y media para redes móviles, anunció que está trabajando con la operadora China Telecom para la verificación del funcionamiento en su red de los equipos de red 5G SA.



Tanto los operadores como los fabricantes de equipos están acelerando la implantación de redes SA 5G, opina Jacky Wu, director del desarrollo de negocio de Spirent, por varios motivos, entre ellos que es muy difícil diferenciarse con 5G NSA respecto a 4G a la hora de atraer inversiones de empresas y adoptar nuevos casos de uso con 5G.

En las pruebas con China Telecom con los equipos Spirent Landslide, se simula el funcionamiento de dispositivos 5G a gran escala y se observa el funcionamiento de la red con diversos escenarios, así como la influencia de las distintas arquitectura de redes en las redes troncales 5G. Esto debería facilitar el desarrollo de servicios 5G y la verificación del funcionamiento de todo el sistema de red 5G Core a base de avanzados sistemas de simulación.

El fabricante chino ZTE ha logrado, por su parte, un contrato para el suministro de equipos de telecomunicaciones en la red SA 5G que prevé construir China Telecom. ZTE se ha asegurado el suministro de redes 5G para consumidores en seis regiones de 12 provincias de China y el 35% de los proyectos en 31 provincias de China para redes destinadas a la industria. Se empleará la solución Common Core de ZTE, que integra redes 2G, 3G, 4G, 5G y fijas simultáneamente, según asegura la compañía en un comunicado.

Ericsson también está trabajando con China Telecom para suministrar equipos para su red troncal 5G y desarrollar, validar y probar diversas tecnologías y aplicaciones 5G. En la presentación de resultados del primer trimestre, el consejero delegado de Ericsson, Börje Ekjolm, dijo que su compañía también había conseguido el suministro de equipos de la red 5G Core de China Telecom en dos grandes regiones de China, que cubren cinco provincias.


Análisis

Varios países europeos encienden redes 5G y reanudan subastas pospuestas, aunque tímidamente

Diversos países europeos, como Holanda, Austria o Portugal, han reanudado los procedimientos para fijar las bases o proceder a subastar algunas licencias de espectro de redes 5G, paralizadas a causa de la pandemia. En muchos países nórdicos se han puesto en marcha, en las últimas semanas, varias redes comerciales 5G, aunque también de forma muy tímida y con prestaciones y cobertura muy limitada, por falta de espectro liberado. En España, el procedimiento para la subasta del espectro de 700 MHz continúa paralizado y las licencias adjudicadas de la banda de 3,4 GHz siguen sin estar agrupadas, mientras que en Francia el operador Bouygues Telecom ha pedido formalmente a su Gobierno que retrase medio año la subasta de las licencias de 3,4 GHz de 5G y sugiere que se promueva un acuerdo entre operadores para mutualizar redes de enlace y dar mayor cobertura 4G a las zonas rurales francesas.

Análisis

Microsoft se hace más fuerte en el sector de las telecomunicaciones

La convergencia de las telecomunicaciones y la nube de información está provocando una reducción paulatina del negocio tradicional de las operadoras de telecomunicaciones, en beneficio de las grandes compañías de tecnologías de la información. La reciente compra por parte de Microsoft de las empresas Metaswitch y Affirmed evidencia tanto esta mayor convergencia como la virtualización de las redes, con un interés creciente de las llamadas Big Tech por el sector de las telecomunicaciones. Es una tendencia, por otro lado, nada nueva: ya hace tiempo que pasó con las llamadas de voz, sobre todo con las más rentables internacionales e interurbanas, que se hacen mucho más a través de Internet. Ahora, además, aumentan las alianzas de las operadoras con las empresas de tecnologías de la información para la gestión y despliegue de sus redes, con el riesgo de pérdida de control de su negocio que ello comporta.

Análisis

El despliegue efectivo de 5G en Europa continúa siendo muy incierto

La Unión Europea había previsto para fin de año que todos los países miembros hubieran subastado las licencias y puesto en marcha al menos una red comercial con tecnología 5G. Todo indica, sin embargo, que se está muy lejos de cumplir este objetivo, porque en abril se habían adjudicado poco más del 20% de las frecuencias disponibles. La intención del Reino Unido de prohibir totalmente la instalación de redes de Huawei, en contra del criterio expresado en enero de limitarlas al 35%, y las dudas del Gobierno francés sobre la postura a adoptar respecto al fabricante chino están lastrando la competitividad europea y la puesta en marcha de redes y soluciones en un tema tan estratégico como 5G. Únicamente Alemania sigue adelante con planes relativamente ambiciosos, apoyada por su operador principal, DT, y también por Vodafone y O2, filial de Telefónica, que también han instalado redes comerciales 5G en Alemania y en otros países europeos.

Análisis

EEUU prohíbe vender a Huawei chips que lleven sus diseños

Hace años que dura el conflicto comercial entre Estados Unidos y China, pero la disputa se ha agravado espectacularmente en las dos últimas semanas, debido a la orden emitida por la Administración Trump, mediante la cual se prohíbe vender semiconductores a Huawei y a su filial HiSilicon a cualquier compañía que utilice maquinaria, diseños y software estadounidense para fabricarlos, tenga o no su sede en Estados Unidos. Huawei ha reconocido que se siente muy perjudicada con la medida y que afectará de pleno a su negocio de equipos 5G, al tiempo que asegura que hará todo lo necesario para minimizarla. El apoyo implícito que Huawei tiene del Gobierno chino hace temer una respuesta contundente de Beijing, muy molesta también por los comentarios que ha hecho Washington este fin de semana respecto a las medidas policiales practicadas en Hong Kong y la fuerte presión que Estados Unidos está ejerciendo sobre Taiwan, y especialmente sobre TSMC, para que deje de vender chips a Huawei y a otras compañías chinas.

Análisis

La venta global de smartphones caerá al menos el 15% este año, de 1,4 a 1,2 millones de unidades

Las ventas de smartphones se han ido recuperando en las últimas semanas respecto al fatídico primer trimestre de este año, especialmente en China, pero parece inevitable un declive anual mayúsculo en unidades, del orden del 15%, según prevé la mayoría de consultoras. En Europa, el mercado de smartphones, medido en euros y no en unidades, podría caer aún más que el global, hasta el 26,8% en el conjunto de 2020, como indica el escenario más probable de la consultora IDC. La venta en unidades de los smartphones 5G podría crecer, sin embargo, de forma espectacular este año, ya que Qualcomm mantiene la previsión de que se despachen entre 175 y 225 millones de unidades frente a los escasos 21 millones de todo 2019. La introducción de nuevos chipset para smartphones 5G, con mayores prestaciones y más económicos, por parte de Qualcomm, MediaTek, Huawei y Samsung podría hacer multiplicar por cerca de diez su demanda en unidades en 2020. Pero no necesariamente la facturación, si bajan mucho los precios de venta unitarios.

Análisis

EEUU crea una coalición para impulsar más redes de enlace abiertas

Estados Unidos, con el apoyo de su Gobierno, acaba de crear una coalición para fomentar un mayor desarrollo y despliegue de redes de enlace abiertas (Open RAN). Bajo la denominación de Open RAN Policy Coalition, no queda clara la relación que tendrá con las otras dos asociaciones (O-RAN Alliance y TIP), que están firmemente establecidas desde hace años en la creación de especificaciones y el desarrollo de redes de enlace abiertas. La coalición está formada por multitud de compañías, fundamentalmente estadounidenses, pero con dos ausencias muy destacadas, Nokia y Ericsson, aparte obviamente de Huawei. Hay dudas de que las tareas de la coalición sigan estrictamente las normas y estándares internacionalmente aprobadas de 3GPP, lo que podría llevar a una fragmentación de 5G y generaciones posteriores.