Article  | 

Presentados tres nuevos planes para el desarrollo digital de España, con 11.000 millones

SHARE

El Presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, presentó ayer tres nuevos planes para el desarrollo de la Agenda Digital España 2025, con una inversión pública conjunta de más de 11.000 millones de euros para los tres próximos años. Son el Plan de Digitalización de Pymes 2021-2025, el Plan Nacional de Competencias Digitales y el Plan de Digitalización de las Administraciones Públicas, que se enmarcan en el desarrollo de la Agenda Digital 2025 aprobada por el Gobierno el pasado 23 de julio. Se añaden a los otros tres planes presentados el pasado diciembre: el Plan de Conectividad, la Estrategia de Impulso al 5G y la Estrategia Nacional de inteligencia Artificial.

Con estos tres nuevos planes ayer anunciados, España “ya ha puesto rumbo” hacia la transformación digital y se trata de “un ladrillo más” en la construcción de la gran apuesta por la modernización de la economía española, destacó el Presidente del Gobierno. Con el desarrollo de estos tres planes se quiere que, en 2025, el 80% de la población tenga competencias digitales, una cuarta parte del volumen del negocio de las pequeñas y medianas empresas provenga del comercio electrónico y la mitad de los servicios públicos esté funcionando con aplicaciones móviles, entre otros objetivos.

Los tres planes contarán con una inversión pública prevista de más de 11.000 millones de euros para los próximos tres años, “con el objetivo de impulsar las reformas y transformaciones necesarias para avanzar en el proceso de digitalización de España y hacia una economía más resiliente e inclusiva”.

Las tres iniciativas del pasado diciembre, sumadas a los tres planes aprobados hoy, prevén movilizar más de 15.400 millones de euros en inversiones públicas, financiadas por los fondos europeos del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia

Estos tres planes ahora presentados están incluidos dentro de los principales ejes estratégicos contemplados tanto en la Agenda España Digital 2025 como en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del 7 de octubre pasado. Con ellos, el Gobierno continúa con su apuesta por la digitalización como una de las palancas de cambio para la recuperación de la economía, del tejido productivo y el empleo, así como por la transformación digital de la Administración.

El pasado diciembre se presentaron otros tres planes para impulsar el despliegue de la Agenda España Digital 2025. En concreto, el Plan de Conectividad con una inversión pública de 2.320 millones de euros hasta 2025, de los que 583 millones están incluidos en los Presupuestos de este año; la Estrategia de Impulso al 5G, que movilizará 2.000 millones de fondos públicos hasta 2025, y la Estrategia Nacional de Inteligencia Artificial, con una inversión pública de otros 600 millones de euros en el periodo 2021-2023.

                 
Esas tres iniciativas del pasado diciembre, sumadas a los planes aprobados hoy, prevén una movilización de más de 15.400 millones de euros en inversiones públicas, que serán financiados por los fondos europeos del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia. Un tercio del presupuesto del Plan de Recuperación está destinado al impulso de la digitalización, que es uno de sus cuatro ejes transversales junto a la transición ecológica, la igualdad de género y la cohesión territorial y social.

Pedro Sánchez aseguró, al presentar los nuevos planes, que el futuro de España pasa por la vacuna y la superación de la pandemia y, a continuación, toca el momento de la recuperación y la transformación social, económica y administrativa, proceso que será “forzosamente digital”. En este contexto, añadió, la transformación digital, junto con la ecológica, van a ser los protagonistas de la reconversión y la modernización de la economía española. Y remarcó que el objetivo de los planes es reforzar la digitalización para aumentar la productividad y el crecimiento económico, impulsar la creación de empleo de calidad y conquistar los mercados exteriores.

El objetivo de los tres planes presentados ayer es impulsar las reformas y transformaciones necesarias para avanzar en el proceso de digitalización de España y lograr una economía más resiliente e inclusiva, destacó Pedro Sánchez

La vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, añadió que con estos planes se completa el “núcleo duro y los elementos principales de la agenda de transformación digital del país”. Calviño destacó la importancia que tiene la cooperación entre las administraciones públicas a todos los niveles en el proceso de transformación digital de España, así como la colaboración público-privada. Para la vicepresidenta, en el ámbito digital “la inversión pública es sólo una palanca para movilizar las inversiones que va a realizar el sector privado en los próximos años” y que van a permitir transformar la economía del país.

Margrethe Vestager, vicepresidenta ejecutiva de la Comisión Europea, mostró su aprecio a las medidas que se están adoptando en España y su ambición, dado el impacto positivo que tiene digitalizar la pymes y la Administración pública y que es esencial atajar la brecha digital, en su intervención por videoconferencia en el acto de presentación de los planes.

El Plan de Digitalización de Pymes prevé una inversión pública de 4.656 millones de euros hasta 2023 con el fin de acelerar la digitalización de un millón y medio de pequeñas y medianas empresas. Se estima que, al menos, 1,2 millones de estas empresas sean autónomos y microempresas, lo que supone el 80% del total. Este Plan de Digitalización se incluye dentro del componente 13 del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, centrado en el impulso a las pymes.

“La transformación digital de las pymes es un proceso de innovación y cambio en las organizaciones empresariales derivado de la integración de capacidades, tecnologías y servicios digitales y constituye un elemento fundamental para el aumento de la productividad, la internacionalización, el crecimiento potencial y el cierre de las brechas sociales, territoriales y de género”, como se dice en el comunicado gubernamental.

Además de impulsar la digitalización básica de las pymes, el Plan contempla el impulso a la innovación disruptiva (inteligencia artificial, IoT, Big Data) para aprovechar las oportunidades de la economía del dato mediante programas escalables que se desplegarán a través de la colaboración público-privada.

En el Plan se proponen cinco objetivos: 1, establecer un conjunto de programas escalables para la digitalización de la pequeña y mediana empresa, fomentando la cooperación público-privada; 2, promover la formación empresarial y directiva en competencias digitales, con el fin de mejorar la transformación, la productividad de la pymes y sus posibilidades de crecimiento e internacionalización; 3, impulsar la innovación disruptiva y el emprendimiento en el ámbito digital para que las pymes y las start-up aprovechen las oportunidades de la economía verde y digital basada en datos; 4, establecer programas sectoriales de digitalización adecuados a las características específicas en el ámbito de la industria, del turismo y del comercio en un contexto de transición ecológica, y 5, reducir la brecha de género en la digitalización.

Para alcanzar dichos objetivos se platean cuatro ejes de actuación que se desarrollan a través de un conjunto de programas de nuevo diseño o mediante el refuerzo y reorientación de los que ya están en marcha, y un quinto eje horizontal de medias complementarias de coordinación, eficiencias y de reforma. El Plan contiene cinco ejes de actuación y 16 medidas, como se especifica en el siguiente cuadro incluido en el documento.

El Plan de Digitalización de Pymes contempla una inversión pública de 4.656 millones de euros, con un impacto directo en forma de ayudas a la digitalización de 4.459 millones de euros. Este importe total se distribuye entre cuatro medidas y un total de 14 líneas de acción. La medida con mayor presupuesto, 3.118 millones, es la de “digitalización básica para las pymes” y, dentro de ella, la línea de acción “digital toolkit” se queda con 3.000 millones. Las otras tres medidas son “apoyo a la gestión del cambio” (656 millones), “innovación disruptiva y emprendimiento” (439 millones) y “apoyo a la digitalización sectorial” (443 millones).

El programa “digital toolkit” tiene por objetivo promover un mecanismo escalable de colaboración público-privada y de alto impacto, que permita facilitar y acelerar la digitalización de las pymes, especialmente micropymes y autónomos, promoviendo la implantación de un conjunto de paquetes básicos de digitalización (el Digital Toolkit), adecuados a la situación de partida y las necesidades específicas. El programa se desarrolla por la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, en colaboración con el sector privado, y tiene previsto invertir, como se ha dicho, 3.000 millones en el periodo 2021-2023.

El Plan Nacional de Competencias Digitales desarrolla los componentes 19, 20 y 21 del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia para responder a la necesidad de desarrollar las capacidades y habilidades digitales tanto de los trabajadores como del conjunto de la ciudadanía, con el fin de impulsar la creación de empleos de calidad, reducir el desempleo, aumentar la productividad y contribuir a cerrar las brechas de género, sociales y territoriales. El Plan movilizará un total de 3.750 millones de euros en el período 2021-2023 y tiene como objetivo alcanzar un nivel de capacitación digital entre la ciudadanía española que esté a la altura del reto del proceso de digitalización.

Para ello, se han establecido siete líneas de actuación: 1, la capacitación digital de la ciudadanía con especial énfasis en colectivos en riesgo de exclusión digital y que contempla también una oferta online gratuita de acceso masivo (MOOC); 2,la lucha contra la brecha digital de género mediante el fomento de la capacitación digital de las mujeres; 3, la digitalización de la educación y el desarrollo de las competencias digitales para el aprendizaje con la incorporación de la de competencias digitales y de programación en los currículos de las etapas obligatorias; 4, la formación en competencias digitales a lo largo de la vida laboral para personas desempleadas y ocupadas del sector privado; 5, la formación en competencias digitales para el empleo público; 6, el desarrollo de competencias digitales para las pymes, y 7, el fomento de especialistas TIC, tanto titulados de Formación Profesional como universitarios.

Con la digitalización, aumentará la productividad y el crecimiento económico, el empleo de calidad y la conquista de los mercados exteriores. La transformación digital y ecológica protagonizarán la reconversión y modernización de la economía española, añadió el Presidente del Gobierno

La colaboración público-privada, dice el documento, será clave en cuanto a la identificación de las necesidades y el desarrollo de las diferentes medidas y proyectos de los programas de formación. Los diferentes ministerios competentes liderarán la puesta en marcha de los diferentes proyectos y medidas trabajando en el marco de sus propias conferencias sectoriales con las comunidades autónomas, mediante convenios y otros instrumentos de colaboración público-privada. Con el fin de coordinar las acciones por parte del sector público y de impulsar también la colaboración público-privada, se creará un hub de competencias digitales, como espacio de trabajo, foro de diálogo, red de conocimiento, laboratorio de ideas y canal de difusión de las medidas y resultados del Plan.

Entre las medidas destacadas del Plan Nacional de Competencias Digitales, se invertirá en la capacitación digital del conjunto de la población en todo el territorio nacional y en la digitalización de la escuela. El Plan de Formación Profesional Digital reforzará la oferta de plazas en el ámbito digital y la formación de profesores en digitalización aplicada y se abordará un plan de formación digital en el ámbito laboral y de las Administraciones Públicas. Se luchará además contra la brecha digital de género, a través de programas de fomento de vocaciones científico-tecnológicas y de capacitación digital para mujeres y niñas. Finalmente, habrá el Plan Uni Digital para impulsar la digitalización de la universidad.

El Plan de Digitalización de las Administraciones Públicas es uno de los elementos principales del componente 11 del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, de modernización de las Administraciones Públicas. Este plan prevé movilizar una inversión pública de, al menos, 2.600 millones de euros para los próximos tres años, de los cuales al menos 600 millones irán destinados específicamente a las comunidades autónomas y corporaciones locales para el desarrollo de servicios públicos digitales en todo el territorio.

El objetivo del plan es el de mejorar la accesibilidad de los servicios públicos a los ciudadanos y empresas con todas las garantías para la protección de los datos personales y de las empresas, superar las brechas digitales sociales y territoriales e impulsar la eficiencia de las administraciones públicas mediante la digitalización de importantes ámbitos tractores como la sanidad, la justicia, o las políticas de empleo, los servicios consulares o la administración territorial en materia de inclusión.

Los proyectos de alto impacto en la digitalización del sector público contarán con una inversión de 1.040 millones de euros. Por ejemplo, en materia de sanidad se reforzará la interoperabilidad para la gestión de la información de las distintas Comunidades Autónomas que permitan mejorar el servicio, aplicar inteligencia artificial al análisis de datos y afrontar emergencias sanitarias. En el ámbito judicial, el Ministerio de Justicia ha elaborado el Plan Justicia 2030 para mejorar los servicios digitales para ciudadanía, empresas y colectivos y avanzar a una gestión judicial sostenible en el tiempo. Y en materia de empleo, se mejorarán los sistemas de información que dan soporte a las prestaciones por desempleo y a las políticas de activación para el empleo.

Con este plan, el Gobierno se propone avanzar hacia una Administración del siglo XXI al incluir reformas e inversiones que mejorarán tanto los procedimientos administrativos como las competencias digitales y los recursos disponibles. El sector público de las distintas administraciones servirá como punto de apoyo y palanca de las grandes transformaciones que España requiere en el ámbito digital. Este programa apoyará, además, la transformación digital de las Administraciones autonómicas y locales, de forma consistente a las directrices marcadas para la Administración General del Estado en este período.

El plan tiene como objetivo aumentar la eficiencia de las Administraciones Públicas, mediante el refuerzo de los medios y servicios compartidos, generando así una serie de sinergias y ahorros de costes muy significativos que aseguren la sostenibilidad de las inversiones y proporcionen más medios e instrumentos para la consecución de los objetivos de resiliencia, cambio climático, medioambiente, transición digital, salud pública y cohesión territorial. Además, y en coherencia con el Plan de Conectividad e Infraestructuras Digitales, una mejor conectividad digital en los centros públicos favorecerá la mejor prestación de los nuevos servicios que recoge este Plan de Digitalización de las Administraciones Públicas, como la telemedicina.

Para ello, el plan se estructurará en tres ejes de actuación: 1, transformar digitalmente la Administración con iniciativas trasversales para el despliegue de servicios públicos eficientes, seguros y fáciles de utilizar y para la generalización del acceso a las tecnologías emergentes; 2, desplegar proyectos tractores de digitalización, como por ejemplo en los ámbitos de sanidad, justicia o empleo, y 3, apoyar la digitalización de las administraciones territoriales, Comunidades Autónomas y Entidades Locales.

Como medidas clave del Plan de Digitalización de las Administraciones Públicas, están la “App Factory”, la “Administración en un clic” y el “GobTechLab”. “App Factory” es una iniciativa para potenciar el desarrollo de aplicaciones móviles de calidad con las que mejorar el acceso a los servicios públicos, acercar la Administración a la ciudadanía y facilitar una relación más fluida y cercana, con el objetivo de que a finales de 2025 la mitad de los servicios públicos estén disponibles en aplicaciones móviles.

La “Administración en un clic” permitirá facilitar a ciudadanos y empresas el acceso a la información y a los servicios públicos digitales de la Administración General del Estado, con el objetivo de evitar la dispersión de información y reducir barreras a la consulta de información y la utilización de los servicios. La iniciativa “GobTechLab” pondrá en marcha un laboratorio de innovación de la Administración General del Estado para mejorar la experiencia en el uso de los servicios públicos digitales a través de la participación ciudadana, la creación colaborativa y la innovación en servicios públicos. Este proyecto contempla el desarrollo de un espacio abierto donde experimentar servicios públicos con ciudadanos y empresas y recoger sus opiniones o sugerencias para la mejora de los mismos. Los principales ámbitos de aplicación serán las tecnologías emergentes como la inteligencia artifical, analítica del dato y blockchain.