Publicaciones > Blog > Presentada España Digital 2025, una agenda para impulsar la transformación digital
28/07/2020

Presentada España Digital 2025, una agenda para impulsar la transformación digital

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, presentó el pasado jueves la Agenda Digital actualizada, que llevará el nombre de España Digital 2025. Incluye cerca de 50 medidas agrupadas en diez ejes estratégicos con los que, en los próximos cinco años, se pretende impulsar el proceso de transformación digital de España, de forma alineada con la estrategia digital de la Unión Europea. Gracias a la colaboración público-privada y con la participación de más de 25 agentes económicos, empresariales y sociales, España Digital 2025 contempla la puesta en marcha durante 2020-2022 de una serie de reformas estructurales, que prevén movilizar en torno a 20.000 millones de euros de inversión pública y unos 50.000 millones de inversión privada. Uno de los puntos destacados de España Digital 2025 es reforzar la capacidad española en ciberseguridad, con la previsión de tener 20.000 especialistas en 2025. Precisamente, al día siguiente, la Comisión Europea presentó la versión actualizada del informe sobre Ciberseguridad 5G del pasado enero, en el que no se hace ninguna mención a China ni a Huawei, aunque 14 Estados miembros evalúan que “su nivel de exposición a suministradores de alto riesgo potencial es medio o elevado”, otros tres que es bajo y los ocho restantes no proporcionan ninguna información al respecto. Una conclusión clara es que hay que reforzar los mecanismos de protección para asegurar que no hay fugas de información en la cadena de valor 5G y en vistas a la importante reunión plenaria de octubre de 2020.


En palabras del presidente Sánchez, “España Digital 2025 no es un plan más, es uno de los pilares estratégicos en los que debe asentarse la recuperación económica de España: la creación de empleo, el aumento de la productividad y la conquista de mercados exteriores”. El comisario europeo de Mercado Interior, Thierry Breton, que intervino en la presentación por videoconferencia, calificó la agenda de “ambiciosa e innovadora” y destacó que “anticipa las reformas estructurales necesarias y las inversiones de cara al futuro, asegura la continuidad de las políticas tradicionales para desplegar infraestructura, aumenta la conectividad y hace que las empresas, especialmente las pequeñas y medianas, sean más digitales.”

Uno de los principales ejes estratégicos se refiere a garantizar una conectividad digital adecuada para toda la población, promoviendo la desaparición de la brecha digital entre zonas rurales y urbanas, con el objetivo de que el 100% de la población tenga cobertura mínima de 100 megabits por segundo en 2025 (en la actualidad es del 89%).

Respecto al despliegue de la tecnología 5G, “se fija como objetivo que en 2025 el 100% del espectro radioeléctrico esté preparado para el 5G”. En el anexo II se dice que ahora el porcentaje es del 30%. Entre las medidas previstas está la liberación del segundo dividendo digital en 2020, la asignación de las bandas de frecuencias prioritarias demandadas para 5G en 2021, nuevos pilotos 5G para impulsar su despliegue, el desarrollo de corredores de transporte 5G e intentar “liderar proyectos europeos de innovación en nuevas generaciones de tecnología móvil”.



También se quiere reforzar, como se ha indicado al principio, la capacidad española en ciberseguridad. Se busca disponer de 20.000 especialistas en ciberseguridad, inteligencia artificial y datos en 2025 gracias, entre otros aspectos, al polo de actividad empresarial que supone el entorno del Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE).

Nadia Calviño, vicepresidenta de Asuntos Económicos y Transformación Digital, dijo el lunes de la semana pasada que la ciberseguridad tendrá un “papel preeminente” en España Digital 2025. “No existe ciberseguridad sin cooperación”, aseguró Calviño, quien remarcó la importancia de colaborar con otros países.



“España Digital 2025 es uno de los pilares estratégicos en los que debe asentarse la recuperación económica de España: creación de empleo, aumento de la productividad y conquista de mercados exteriores”, asegura el Presidente del Gobierno.



Otro objetivo importante es reforzar las competencias digitales de los trabajadores y del conjunto de la ciudadanía, con especial énfasis en las necesidades del mercado laboral y en cerrar la brecha digital en la educación. El objetivo es que en 2025 el 80% de las personas tengan competencias digitales básicas y que la mitad de ellas sean mujeres.

También se prevé acelerar la digitalización de las empresas, con especial atención a las micropymes y a las start-ups. Se fija como meta que al menos el 25% del volumen de negocio de las pymes provenga en 2025 del comercio electrónico. Asimismo, se quiere acelerar la digitalización del modelo productivo mediante proyectos tractores de transformación digital en sectores económicos estratégicos como el agroalimentario, movilidad, salud, turismo, comercio o energía, entre otros. Estos proyectos tienen como meta una reducción del 10% de las emisiones de CO2 por efecto de la digitalización de la economía en 2025.

Impulsar la digitalización de las Administraciones Públicas, particularmente en ámbitos clave como el empleo, la justicia, o las políticas sociales mediante la actualización de las infraestructuras tecnológicas, es otro de los ejes estratégicos del plan. En 2025, el 50% de los servicios públicos estarán disponibles a través de una aplicación móvil y se simplificará y personalizará la relación de la ciudadanía y las empresas con las Administraciones.

Se quiere, además, mejorar el atractivo de España como plataforma audiovisual europea para generar negocio y puestos de trabajo, con una meta de incremento del 30% de la producción audiovisual en nuestro país para el año 2025. Y transitar hacia una economía del dato, garantizando la seguridad y privacidad y aprovechando las oportunidades que ofrece la inteligencia artificial con el objetivo de que, al menos, el 25% de empresas usen inteligencia artificial y Big Data dentro de cinco años. También se quiere garantizar los derechos en el nuevo entorno digital, y en particular, los derechos laborales, de los consumidores, de los ciudadanos y de las empresas. En este ámbito se fija como objetivo la elaboración de una carta de derechos digitales.

España Digital 2025 se puede descargar aquí.

El informe completo    

 El Resumen ejecutivo   

La tabla siguiente, extraída del informe, sintetiza las diez medidas propuestas y la meta para 2025.

 



Muchos países han reforzado la regulación de sus redes de telecomunicaciones para que sean más seguras, si bien se espera que en los próximos meses haya mayor progreso en este sentido, apunta el informe de los expertos.



El Gobierno creará el Consejo Consultivo para la Transformación Digital, que tendrá carácter público-privado y facilitará el diálogo y participación de los distintos agentes económicos y sociales para la transformación digital del país. El Observatorio Nacional de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información (ONTSI) contribuirá proporcionando información pública en materia de transformación digital y apoyando la elaboración de informes para la evaluación y actualización de las actuaciones desarrolladas en el marco de esta agenda. Adicionalmente, se creará un sitio web dedicado a España Digital 2025, con información actualizada sobre medidas e indicadores, y se elaborará un Informe Anual de seguimiento, que será presentado al Consejo Consultivo para la Transformación Digital.

El pasado viernes, la Comisión Europea publicó el informe realizado por el grupo de coordinación sobre los progresos realizados por los Estados miembros sobre la seguridad de la redes 5G. En el informe, se destaca que los países de la Unión Europea están haciendo progresos para introducir un funcionamiento de las redes 5G más seguras, si bien se recalca que son necesarios mayores esfuerzos de manera urgente para evitar la dependencia de suministradores 5G de alto riesgo. 



El informe fue solicitado por la Comisión Europea el pasado mes de enero, cuando se publicó la “caja de herramientas” para ayudar a los Estados miembros a evaluar los riesgos de seguridad. En este informe publicado el pasado 24 de julio, se asegura que los progresos para identificar los riesgos de seguridad de la redes 5G “han sido mixtos”.

Muchos países, se dice en el informe, han reforzado los poderes de las autoridades nacionales regulatorias para regular la seguridad de sus redes y sus requerimientos y tienen muy avanzados planes restrictivos, si bien se espera que en los próximos meses haya mayor progreso en este sentido.

La Comisión Europea, según parece, es más partidaria de que se incluyan autorizaciones previas para los suministradores de equipos que puedan representar algún riesgo, como está valorando Francia o Italia, antes que establecer una lista negra de suministradores, como ha hecho el Reino Unido con Huawei. Pero identificar a estos suministradores que supongan riesgo también es considerado arriesgado, en parte porque muchas veces se utilizan criterios no técnicos.

El tema de la seguridad de las redes 5G, además, es cada vez más urgente porque más países de la Unión Europea están introduciendo redes comerciales y con mayor despliegue. Por eso, los Estados miembros han requerido un nuevo informe muy a primeros de octubre para evaluar las recomendaciones finales de la Comisión Europea y decidir si se deben llevar a cabo más acciones.

En el comunicado de prensa de la Comisión Europea sobre el informe ahora presentado, tanto Margrethe Vestager, vicepresidenta ejecutiva de la Comisión Europea para una Europa fuerte en la era digital como Thierry Breton, comisario del mercado interior, destacan la necesidad de tener unas redes y una infraestructura de telecomunicaciones seguras.


Análisis

Varios operadores se preparan para ofrecer servicios SA 5G a partir de otoño

Distintos operadores están trabajando con sus proveedores de equipos de telecomunicaciones para ultimar las pruebas piloto y ofrecer servicios comerciales 5G Stand Alone (SA 5G) antes de fin de año. En estos momentos, todos los servicios 5G funcionan con el modo Non Stand Alone (NSA 5G NR); es decir, las redes de enlace funcionan con 5G pero las redes de transporte y troncales trabajan con sistemas de señalización 4G LTE, con lo que sólo se puede aprovechar una mínima parte de las ventajas de 5G. A partir del año que viene, conforme se desplieguen redes totalmente SA 5G en más sitios, serán posibles servicios tan prometedores como la baja latencia real (inferior al milisegundo), los servicios personalizados (network slicing), la computación en el borde (Edge Computing), las fábricas inteligentes y la integración plena de las tecnologías de la información y las redes de telecomunicaciones a través de los servicios alojados en la nube, entre otros.

Análisis

Nokia y Samsung anuncian redes de enlace más abiertas, lo que daría mayor flexibilidad a los operadores

Nokia y Samsung han anunciado, con pocos días de diferencia, la próxima disponibilidad de redes de enlace (RAN) virtualizadas y basadas en la nube, con interfaces abiertos pero equipos propietarios. Esto permitiría, si todo funciona como prevén estas compañías, que los operadores tengan mayor flexibilidad y más fabricantes y soluciones alternativas a la hora de construir sus infraestructuras de red, aunque con limitaciones. Por su parte, los principales operadores, como Telefónica, Deutsche Telekom, Vodafone y Orange, están realizando diversas pruebas piloto de redes de enlace abiertas basadas en Open RAN y fabricadas por compañías mayoritariamente estadounidenses, como Alliostar, Parallel Wireless o Mavenir, con resultados esperanzadores a medio plazo. La cuestión que se plantea es qué se entiende por “sistemas abiertos”, porque al final cualquier red de enlace debe cumplir con las especificaciones comunes 4G y 5G aprobadas por 3GPP, la mayor parte de las cuales están protegidas por patentes, que principalmente son de Huawei, Ericsson o Nokia.

Análisis

Las miniantenas se podrán instalar sin autorización previa en la UE, para facilitar la cobertura 5G en interiores

La Comisión Europea ha aprobado un reglamento que permite instalar miniantenas (small cells) en espacios interiores sin necesidad de autorización previa; bastará con que se informe a la autoridad correspondiente y que su volumen no exceda de los 30 litros en el caso de que sea visible y cumpla con los estrictos límites de radiación electromagnética establecidos en la UE. Con ello, Bruselas confía en promover la cobertura 5G en espacios interiores en los próximos años, a base de que se instalen repetidores de la señal, porque es consciente de que los usuarios utilizan el teléfono móvil mayoritariamente en espacios interiores, sean oficinas, centros comerciales o estaciones de metro o ferrocarril, y la señal 5G queda muy debilitada, cuando no nula, en el interior de edificios, aunque haya plena cobertura en el exterior.

Análisis

La decisión británica de prohibir los equipos de Huawei reabre el debate de las redes 5G seguras

El Gobierno británico ha prohibido a los operadores de su país que compren a Huawei cualquier tipo de equipo 5G a partir del próximo 1 de enero y que a finales de 2027 no quede en sus redes de telecomunicaciones ningún rastro de sus productos. De momento, los equipos de Huawei 4G y 3G instalados podrán continuar funcionando y ser mantenidos, pero queda en el aire lo que vaya a suceder con la infraestructura de fibra óptica del país, en gran parte instalada por Huawei, porque el Gobierno lo está “reevaluando”. De momento, Oliver Dowden, Secretario de Estado de Cultura, Medios y Deporte, reconoció ante el Parlamento británico que se espera que la decisión suponga “un retraso de entre dos y tres años en el despliegue de 5G” y que la factura total del reemplazo supere los 2.000 millones de libras. Dowden puso especial énfasis en desvincular la decisión de cualquier política interna realizada por China y aseguró que la seguridad de la red británica había sido reconsiderada por el Centro Nacional de Ciberseguridad (NCSC) en base al “severo impacto de las posibilidades de Huawei de suministrar equipos al Reino Unido”, en referencia a la prohibición estadounidense de que se venda cualquier chip a Huawei fabricado con equipos y patentes de compañías de Estados Unidos. El cambio de posición respecto a lo aprobado en enero por el Gobierno británico ha sido ampliamente interpretado como un intento de complacer a Estados Unidos, que quería incluso una prohibición total mucho antes de finales de 2027. Queda por ver cuál será la alternativa para tener la infraestructura totalmente fiable y segura que quiere el Gobierno.

Análisis

España, muy bien situada para aprovechar las capacidades de 5G

España es el país europeo que más fibra óptica ha desplegado en su territorio, con lo que está muy bien situada para aprovechar las capacidades que ofrecerá 5G en los próximos años, como argumentó Roberto Sánchez, Secretario de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales, en la presentación online del último informe del Observatorio Nacional 5G, sobre estandarización y despliegue de 5G, que tuvo lugar el viernes pasado. “Tenemos una de las mejores redes de telecomunicaciones del mundo y estamos en un gran momento para aprovechar esta capacidad y la gran oportunidad que 5G ofrecerá a España en los próximos años”, aseguró Roberto Sánchez. Por su parte, Federico Ruíz, responsable del Observatorio Nacional 5G (ON5G), destacó “la enorme oportunidad económica que permite 5G, una tecnología que ya está aquí”. También recalcó que importa la cobertura, pero no se debe olvidar al humilde teléfono y las grandes posibilidades que ofrece, acrecentadas con la continua evolución tecnológica. El último informe de ON5G está ya disponible en su webhttps://on5g.es/wp-content/uploads/2020/06/ON5G_Informe-de-estandarizaci%C3%B3n-y-despliegue-de-5G-1.pdf.
También en https://on5g.es/informes/ y https://on5g.es/informes/regulacion/

Análisis

5G inicia una nueva fase con la aprobación definitiva del Release 16 por parte de 3GPP

3GPP, el grupo mundial que está desarrollando todos los estándares 5G, ha fijado este fin de semana la versión definitiva del Release 16 (R16), después de interminables reuniones que se han debido hacer online a causa de la pandemia y que han dificultado la toma de decisiones. Se completa así la esperada R16, tres meses después de la suspensión de toda reunión presencial. Con ella, se inicia la segunda fase de 5G con una serie completa de especificaciones 5G, que permitirá en unos meses la instalación de equipos y dispositivos de red que mejorarán y optimizarán algunas de las funciones ya presentes en la Release 15 e introducirán otras de nuevas. La R16 está considerada fundamental en el proceso de adopción de 5G, porque es la primera que contiene una descripción completa del sistema 5G y está destinada a ser entregada al IMT-2020. El proceso de fijación de estándares continuará con las Releases 17 y 18, con añadidos y mejoras adicionales, pero ahora ya se podrá trabajar con redes móviles 5G genuinas, con equipos definitivos, sin ninguna dependencia de las redes 4G aunque continuarán estando lógicamente relacionadas. Con la R16, 5G podrá tener el profundo impacto previsto en la industria de telefonía móvil en su conjunto y en distintos sectores verticales y especializados, tanto profesionales como de consumo.