Publicaciones > Blog > Preocupa el alto precio de algunas subastas 5G en Europa
21/05/2019

Preocupa el alto precio de algunas subastas 5G en Europa

Las condiciones establecidas para concursar en algunas subastas de espectro 5G preocupa a la GSMA, la asociación de operadores, porque considera que se corre el riesgo de perjudicar a los consumidores al subir los precios de forma artificial o distribuir de manera ineficiente los escasos recursos de espectro existentes. El precio alcanzado por las licencias 5G en Italia o el que se está viendo en Alemania es motivo de inquietud, porque es superior al previsto inicialmente y puede hipotecar el desarrollo futuro de las redes 5G, especialmente en Europa.


En algunos países europeos relativamente pequeños, como Suiza, Austria o Dinamarca, se han concedido licencias para redes 5G en la banda más deseada a precio moderado, entre 180 y 400 millones de euros. El pasado octubre, sin embargo, se concedieron licencias en Italia por un importe total de 6.550 millones de euros y la evolución de la subasta que se está realizando en Alemania, donde ya se han superado los 5.700 millones de euros, muestra que lo sucedido en Italia no será una excepción.

Al comentar un informe sobre las subastas recientemente publicado por la GSMA, Brett Tarnutzer, responsable del espectro de la asociación, alerta que “las subastas pueden fallar y fallan cuando se han diseñado inadecuadamente”. Vemos con preocupación la tendencia a diseñar subastas que pueden afectar negativamente el potencial de 5G antes de que haya empezado y, añade, “es el momento de que los políticos trabajen más estrechamente con las partes interesadas para lograr concesiones oportunas, justas y eficaces”.



El documento de la GSMA hace una serie de recomendaciones, entre las que destaca que la prioridad de las subastas de espectro debería ser el soporte de servicios móviles de alta calidad y precio ajustado y no maximizar la recaudación; ni tampoco crear riesgos innecesarios e incertidumbres para los participantes en la subasta. Las subastas, aunque se reconoce que en muchos casos son un método eficaz, “no debería ser el único proceso considerado, porque no siempre es el deseable”, se indica en el documento.



GSMA recomienda priorizar en las subastas de espectro la prestación de servicios sobre la recaudación



“Estamos en un momento crucial para el desarrollo de 5G”, añade Tarnutzer, porque el espectro es el combustible esencial para las redes móviles y “su uso no efectivo sólo tendrá malas consecuencias para los consumidores”. Y sentencia: “El objetivo más importante a la hora de asignar las frecuencias no debería ser recaudar más dinero sino asegurarse de que los consumidores se benefician de la mejor conectividad móvil”.

Las condiciones de la subasta para las redes en torno de 3,5 GHz en Alemania ya fueron motivo de mucha polémica por parte de los operadores que querían participar, porque había 300 MHz disponibles para cuatro aspirantes. Se considera que 100 MHz para cada operador es lo deseable, que es además la porción que se había reservado previamente para la construcción de redes privadas en Alemania, otro aspecto controvertido.



Ericsson: Europa se arriesga a un retraso en 5G por la disponibilidad  el precio del espectro, no por la tecnología ni la seguridad



También se juzgó excesiva la obligación de proveer, a finales de 2022, una velocidad de 100 Mbit/s al 98% de los hogares alemanes y en las autopistas y carreteras federales. Con todo, ya se han hecho más de 300 rondas desde que se inició la subasta a mediados de marzo y se han superado los 5.700 millones de dólares entre los cuatro aspirantes a las licencias.

En Francia, otro país clave para el desarrollo de 5G en Europa, el Gobierno acaba de publicar el documento marco donde se explica la filosofía general que debe regular el proceso de subastas 5G, previstas para este otoño. El objetivo es ambicioso, porque el documento precisa que “el servicio comercial deberá iniciarse a partir de 2020 y cubrir varias ciudades”, en línea con el objetivo oficial de la Unión Europea, que había solicitado que cada país miembro tuviera servicio 5G en al menos una ciudad a partir del año que viene.



Formalmente, el reglamento de las subastas 5G en Francia debe ser aprobado por la Arcep, el regulador de las telecomunicaciones francesas, aunque la opinión del Gobierno es básica. En el documento ahora hecho público, se precisa que no sólo las grandes aglomeraciones deben tener 5G sino que todos los territorios, incluidas las zonas rurales y de montaña, deben contar con servicios 5G en un plazo razonable. El objetivo principal es “una buena cobertura móvil en todo el conjunto del territorio (francés)”, se lee en el documento.

La voluntad gubernamental es que el importe de la subasta no sea barata ni cara, sino “en el justo medio”. Las frecuencias deben favorecer inversiones en infraestructuras de calidad y maximizar los retornos de la inversión a largo plazo y no sólo al principio. Se busca calmar así a los operadores interesados, alarmados por la evolución de la subasta en Alemania. Los operadores no ocultan su apreciación de que cada euro de más invertido en la compra de licencias es un euro de menos a invertir en las redes.

Otro escollo en la subasta francesa es que las frecuencias comprendidas entre 3,4 y 3,8 GHz está parcialmente ocupada hasta 2026. Bolloré Télécoms tiene concedida una banda de 30 MHz en toda Francia para la tecnología WiMax y SFR lo mismo en los alrededores de París y de la Costa Azul, a la que cabe sumar 50 MHz para una banda THD Radio concedida recientemente y otros 10 MHz de seguridad para evitar interferencias. Quedan libres así solamente 280 MHz para operar a partir del año que viene en la banda de frecuencias medias 5G, las más deseadas en Francia, de los 400 MHz totales. En España, el problema es que la TDT ocupa parte de las frecuencias bajas, las más apreciadas en este caso.

Börje Ekholm, máximo responsable ejecutivo de Ericsson, considera que Europa no corre el riesgo de tener 5G con retraso por razones tecnológicas o de seguridad sino a causa de la disponibilidad de frecuencias y de su precio. En una entrevista al rotativo francés Le Figaro, opina que el precio de las subastas en Italia o en Alemania priva a los operadores de los medios financieros para desarrollar rápidamente 5G. “Si los operadores deben poner sobre la mesa el equivalente a dos años de inversiones para comprar las licencias 5G, es la financiación que tienen de menos para el desarrollo de las redes”, sentencia.

La GSMA considera que las subastas son un buen método para asignar un recurso tan escaso como el espectro, sobre todo las efectuadas habitualmente con múltiples rondas. Son un mecanismo de asignación objetivo para aquellos operadores que más valoran la licencia y son más capaces de recuperar la inversión con redes de calidad y buena cobertura en un entorno de fuerte competencia. Pero, añade, siempre que estén correctamente planificadas y diseñadas. Un proceso que no es nada sencillo.


Otros artículos de interés

Análisis

La decisión británica de prohibir los equipos de Huawei reabre el debate de las redes 5G seguras

El Gobierno británico ha prohibido a los operadores de su país que compren a Huawei cualquier tipo de equipo 5G a partir del próximo 1 de enero y que a finales de 2027 no quede en sus redes de telecomunicaciones ningún rastro de sus productos. De momento, los equipos de Huawei 4G y 3G instalados podrán continuar funcionando y ser mantenidos, pero queda en el aire lo que vaya a suceder con la infraestructura de fibra óptica del país, en gran parte instalada por Huawei, porque el Gobierno lo está “reevaluando”. De momento, Oliver Dowden, Secretario de Estado de Cultura, Medios y Deporte, reconoció ante el Parlamento británico que se espera que la decisión suponga “un retraso de entre dos y tres años en el despliegue de 5G” y que la factura total del reemplazo supere los 2.000 millones de libras. Dowden puso especial énfasis en desvincular la decisión de cualquier política interna realizada por China y aseguró que la seguridad de la red británica había sido reconsiderada por el Centro Nacional de Ciberseguridad (NCSC) en base al “severo impacto de las posibilidades de Huawei de suministrar equipos al Reino Unido”, en referencia a la prohibición estadounidense de que se venda cualquier chip a Huawei fabricado con equipos y patentes de compañías de Estados Unidos. El cambio de posición respecto a lo aprobado en enero por el Gobierno británico ha sido ampliamente interpretado como un intento de complacer a Estados Unidos, que quería incluso una prohibición total mucho antes de finales de 2027. Queda por ver cuál será la alternativa para tener la infraestructura totalmente fiable y segura que quiere el Gobierno.

Análisis

España, muy bien situada para aprovechar las capacidades de 5G

España es el país europeo que más fibra óptica ha desplegado en su territorio, con lo que está muy bien situada para aprovechar las capacidades que ofrecerá 5G en los próximos años, como argumentó Roberto Sánchez, Secretario de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales, en la presentación online del último informe del Observatorio Nacional 5G, sobre estandarización y despliegue de 5G, que tuvo lugar el viernes pasado. “Tenemos una de las mejores redes de telecomunicaciones del mundo y estamos en un gran momento para aprovechar esta capacidad y la gran oportunidad que 5G ofrecerá a España en los próximos años”, aseguró Roberto Sánchez. Por su parte, Federico Ruíz, responsable del Observatorio Nacional 5G (ON5G), destacó “la enorme oportunidad económica que permite 5G, una tecnología que ya está aquí”. También recalcó que importa la cobertura, pero no se debe olvidar al humilde teléfono y las grandes posibilidades que ofrece, acrecentadas con la continua evolución tecnológica. El último informe de ON5G está ya disponible en su webhttps://on5g.es/wp-content/uploads/2020/06/ON5G_Informe-de-estandarizaci%C3%B3n-y-despliegue-de-5G-1.pdf.
También en https://on5g.es/informes/ y https://on5g.es/informes/regulacion/

Análisis

5G inicia una nueva fase con la aprobación definitiva del Release 16 por parte de 3GPP

3GPP, el grupo mundial que está desarrollando todos los estándares 5G, ha fijado este fin de semana la versión definitiva del Release 16 (R16), después de interminables reuniones que se han debido hacer online a causa de la pandemia y que han dificultado la toma de decisiones. Se completa así la esperada R16, tres meses después de la suspensión de toda reunión presencial. Con ella, se inicia la segunda fase de 5G con una serie completa de especificaciones 5G, que permitirá en unos meses la instalación de equipos y dispositivos de red que mejorarán y optimizarán algunas de las funciones ya presentes en la Release 15 e introducirán otras de nuevas. La R16 está considerada fundamental en el proceso de adopción de 5G, porque es la primera que contiene una descripción completa del sistema 5G y está destinada a ser entregada al IMT-2020. El proceso de fijación de estándares continuará con las Releases 17 y 18, con añadidos y mejoras adicionales, pero ahora ya se podrá trabajar con redes móviles 5G genuinas, con equipos definitivos, sin ninguna dependencia de las redes 4G aunque continuarán estando lógicamente relacionadas. Con la R16, 5G podrá tener el profundo impacto previsto en la industria de telefonía móvil en su conjunto y en distintos sectores verticales y especializados, tanto profesionales como de consumo.

Análisis

La industria de telecomunicaciones reclama mayor soporte de la UE para desplegar 5G y la fibra

La industria europea de telecomunicaciones considera que la infraestructura y los servicios de telecomunicaciones constituyen el núcleo central de la cohesión social y económica en la Unión Europea y que juegan un papel clave para desarrollar un potente ecosistema digital europeo y conseguir un liderazgo tecnológico global. Son, además, el instrumento fundamental para sacar a trabajadores y negocios de la crisis actual y lograr un crecimiento económico sostenible y duradero. Pero para acelerar la competitividad y la recuperación europea en sectores clave, incluyendo el cloud y el edge computing, y como imperativo para mejorar la educación y la formación en todos los países de la UE, la industria de telecomunicaciones reclama un mayor soporte e implicación en el despliegue de 5G y de la fibra óptica a las instituciones y Gobiernos respectivos, ahora que empieza un semestre decisivo para salir cuanto antes de la recesión económica y social bajo la presidencia alemana de la Unión Europea.

Análisis

EE UU insiste en su crítica a Huawei mientras la UE quiere contemporizar con China

Michael Pompeo, Secretario de Estado de Estados Unidos, emitió el miércoles de la semana pasada un breve pero duro comunicado sobre el peligro que supone para los operadores la dependencia de Huawei y la necesidad de que se mantengan “limpios”, en clara referencia al fabricante chino de equipos de telecomunicaciones. Justo anteayer, el Primer Ministro británico, Boris Johnson, dudó en atacar directamente a Huawei, pero al final aseguró que las infraestructuras nacionales críticas deben protegerse adecuadamente de los “vendedores estatales hostiles”, un calificativo para Huawei aún más fuerte que el anterior de “alto riesgo”. Mientras, la Unión Europea y sus principales países se mantienen cautos y evitan pronunciarse contra China y específicamente sobre los equipos 5G de Huawei, hasta encontrar una vía intermedia que sirva para contemporizar tanto con China como con Estados Unidos y, a ser posible, sacar el máximo beneficio. Lo que Josep Borrell, Alto Representante de la Unión para Asuntos Exteriores, ha definido como “a mi manera”, en alusión a la canción popularizada por Frank Sinatra hace medio siglo.

Análisis

Las operadoras reclaman un plan digital para acelerar la recuperación económica de España

Los máximos responsables de Telefónica y Vodafone España, entre otros, han reclamado la aprobación de un ambicioso plan digital que contribuya a acelerar la recuperación económica de España. “La digitalización aparece, junto a la sostenibilidad, como el gran motor de la reactivación económica, ya que tiene la capacidad de impulsar nuevos modelos de negocio que optimicen los costes y abran nuevas fuentes de ingresos”, aseguró José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, en su reciente junta anual de accionistas. Por su parte, António Coimbra, consejero delegado de Vodafone España, urgió la adopción de un plan integral para actualizar y extender las redes de muy alta capacidad fijas y móviles en la cumbre de la CEOE de hace una semana. El presidente de Telefónica está convencido, además, de que soplan nuevos aires en Europa que permitirán una mayor consolidación del sector de telecomunicaciones y aflorar el valor oculto que tienen muchas operadoras europeas, lo que a su vez aseguraría su rentabilidad y el mantenimiento de sus inversiones.