Publicaciones > Blog > Los operadores tendrán dificultades para rentabilizar los primeros servicios 5G
02/07/2019

Los operadores tendrán dificultades para rentabilizar los primeros servicios 5G

Los operadores de telefonía móvil tendrán dificultades para rentabilizar los servicios 5G que se introduzcan en los próximos tres o cuatro años, porque la facturación por los servicios prestados a los consumidores crecerá menos que los costes de construcción de la nueva infraestructura. No será hasta mediados de la próxima década cuando los operadores y la economía en general empezarán a generar beneficios sustanciales, gracias a los innovadores servicios 5G que se pondrán en marcha en las industrias y en las ciudades, tanto para las personas como, sobre todo, para las “cosas”.


Las suscripciones de telefonía móvil 4G crecieron a nivel mundial del 4% al 61% entre 2012 y 2018, mientras que la facturación por estos servicios 4G aumentaron menos del 1% anual, según los cálculos de Strategy Analytics. “Existen pocos indicios que sugieran que los primeros planes de lanzamiento de servicios 5G puedan rentabilizarse con las tarifas asociadas al servicio, aparte del beneficio que genere la venta del terminal”, asegura Phil Kendall, director del grupo de proveedores de servicios de esta consultora.

Una vez que los precios de los dispositivos 5G empiecen a caer en 2021, el reto de los operadores será cómo facturar más de la gran capacidad de transmisión de datos adicional que aportarán las redes 5G ampliamente desplegadas en las ciudades por entonces, añade Kendall. El éxito de los operadores dependerá, en gran medida, de si pueden ofrecer servicios segmentados y ajustados a las motivaciones de sus clientes 5G, y no tanto de la competencia que se establezca entre operadores con la oferta de redes 5G más amplias y densas y planes de datos atractivos, opina Strategy Analytics.

Los primeros servicios 5G que se están lanzando en diversas ciudades de Europa, Estados Unidos y Asia, incluida España por parte de Vodafone, tienen una tarifa adicional relativamente económica para atraer clientes. Los terminales, de momento, son caros, incluso más que los 4G Premium, pero su precio bajará sustancialmente a partir de mediados del año que viene.



Terminales 5G más económicos

Du Yeqing, vicepresidente de la línea de producto 5G de Huawei, afirmó hace pocos días en el encuentro Global 5G de Valencia que su compañía espera introducir a mediados de 2020 terminales 5G de gama media en el entorno de los 300 dólares. En la actualidad, los terminales 4G de gama alta viene a costar esto o menos, aunque ciertamente no los más exclusivos y “premium”. En cualquier caso, la rentabilidad del servicio 5G debe provenir de la descarga de datos y de la oferta de servicios atractivos para determinado grupo de consumidores, como los juegos en línea.

Strategy Analytics calcula que en 2024 habrá un total de 924 millones de suscripciones 5G, que capturarán el 26% del total de descarga de datos por entonces. El problema no está en la cantidad de datos que se transmitirán con 5G sino que la consultora pronostica que esta suscripciones apenas generarán crecimiento adicional de la facturación para los operadores. Y, en cambio, los costes de construcción de la infraestructura 5G (CapEx) serán lógicamente muy elevados, porque serán redes nuevas.



Las líneas 5G transmitirán más datos, pero apenas incrementarán los ingresos de las operadoras. 

 



En la tabla de la consultora ABI Research, se cifra la facturación mundial de los operadores por todas las redes móviles en unos 1,1 billones de dólares este año, para apenas acercarse a los 1,3 billones de dólares dentro de cinco años. La pendiente de crecimiento de los costes totales de infraestructura de construcción y mantenimiento de las redes 4G y 5G es similar, con lo que el retorno de la inversión, aunque sea positivo, será en todo caso reducido.

La tabla proporcionada por Strategy Analytics prevé que la facturación por los diversos servicios 2G, 3G, 4G y 5G en los próximos cinco años sea aún más plana que la de ABI Research, en el nivel de los 820.000 millones de dólares, tanto en los pasados cinco años como en los próximos cinco años. La diferencia de facturación global entre las dos consultoras puede ser atribuible a diferencias de criterio contable; en lo que coinciden es en que no habrá crecimiento de facturación.

Lo que sí habrá, como puede verse en la tabla de Strategy Analytics, es un aumento sustancial por los servicios generados por las redes 5G a partir de 2012, a la par que caerán en picado los servicios generados por las redes 2G y 3G. Es interesante observar que la facturación por los servicios prestados por la redes 4G se mantendrán relativamente estables en los próximos cinco años. Habrá, claramente, un trasvase: los servicios 5G se nutrirán del paso de 4G a 5G pero 2G y 3G proporcionarán gran parte de la facturación perdida por 4G por la entrada de 5G, junto a los nuevos suscriptores que se iniciarán con 4G.



Dos tercios de las líneas móviles en servicio a final de 2024 serán 4G-LTE.

 



Strategy Analytics calcula que las redes 4G-LTE acapararán alrededor de 6.000 millones de suscriptores a finales de 2024, alrededor de dos tercios de total, en línea con el informe de movilidad de EricssonSegún la consultora, los servicios 4G continuarán evolucionando y proporcionando mayor velocidad y cobertura, incluso antes o en paralelo a los servicios 5G. “4G-LTE tiene un gran futuro en los próximos cinco años, especialmente en África y Oriente Medio”, precisa.

 



Facturación estancada hasta 2024

Todo indica, según los analistas, que la facturación por los servicios de banda ancha móvil estará estancada en los próximos cinco años y será, sustancialmente, la misma que en los pasados cinco años, que también fue esencialmente plana. El reto de los operadores en los próximos será introducir nuevos servicios 5G capaces de atraer a consumidores dispuestos a pagar mucho más, y no sólo porque ofrecen mayor velocidad de transmisión de datos y menor latencia, sino porque enriquecerán la experiencia del usuario, una frase que es muy fácil de pronunciar y muy difícil de conseguir.

A partir de 2024, el futuro para los operadores con las redes 5G se les presenta mucho más halagüeño porque, aparte de ofrecer servicio a las personas, ya estarán en disposición de ofrecer servicios a las “cosas”, a través de los dispositivos IoT, y basados en redes 5G. Es una travesía de tres a cinco años complicada porque, aparte del coste de implantación de las nuevas redes 5G y la cobertura asociada, tendrán que resolver muchos problemas técnicos, con el Release NSA actual y el SA del año que viene.

Dario Talmesio, de la consultora Ovum, puso el dedo en la llaga hace muy pocas semanas en el evento 5G World de Londres, cuando aseguró que, por el momento, la “monetización” de 5G, o plan para extraer mayor rendimiento económico, es muy similar a la del 4G. Se trata de un modelo muy simplista de facturar más, “pero no será posible hacer nada nuevo hasta que el 5G real emerja” y pueda ofrecer servicios realmente innovadores y muy atractivos para los consumidores y empresas, añadió Talmesio.

Tampoco el próximo lustro es tan complicado, financieramente hablando, para los operadores. La tecnología 5G les permitirá dar mayor y mejor servicio en zonas que ahora ya están muy saturadas y la tecnología de acceso fijo-móvil puede proporcionar servicio de banda ancha móvil en zonas rurales donde ahora apenas pueden comunicarse por voz, como es el caso de Estados Unidos.

Es evidente que, si los operadores quieren convertirse en un gran proveedor de servicios digitales en su sentido más amplio en sus respectivos países y no ser un mero proveedor de servicios de telecomunicaciones, como ha ocurrido en los última década, cuando se han dejado arrebatar gran parte de la rentabilidad asociada al servicio, deben conseguir prestar servicios 5G que aporten un gran valor añadido y, consecuentemente, de facturación. O las grandes empresas de consultoría y servicios tecnologías de la información se quedarán la parte más importante del pastel.


Otros artículos de interés

Análisis

Varios operadores se preparan para ofrecer servicios SA 5G a partir de otoño

Distintos operadores están trabajando con sus proveedores de equipos de telecomunicaciones para ultimar las pruebas piloto y ofrecer servicios comerciales 5G Stand Alone (SA 5G) antes de fin de año. En estos momentos, todos los servicios 5G funcionan con el modo Non Stand Alone (NSA 5G NR); es decir, las redes de enlace funcionan con 5G pero las redes de transporte y troncales trabajan con sistemas de señalización 4G LTE, con lo que sólo se puede aprovechar una mínima parte de las ventajas de 5G. A partir del año que viene, conforme se desplieguen redes totalmente SA 5G en más sitios, serán posibles servicios tan prometedores como la baja latencia real (inferior al milisegundo), los servicios personalizados (network slicing), la computación en el borde (Edge Computing), las fábricas inteligentes y la integración plena de las tecnologías de la información y las redes de telecomunicaciones a través de los servicios alojados en la nube, entre otros.

Análisis

Presentada España Digital 2025, una agenda para impulsar la transformación digital

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, presentó el pasado jueves la Agenda Digital actualizada, que llevará el nombre de España Digital 2025. Incluye cerca de 50 medidas agrupadas en diez ejes estratégicos con los que, en los próximos cinco años, se pretende impulsar el proceso de transformación digital de España, de forma alineada con la estrategia digital de la Unión Europea. Gracias a la colaboración público-privada y con la participación de más de 25 agentes económicos, empresariales y sociales, España Digital 2025 contempla la puesta en marcha durante 2020-2022 de una serie de reformas estructurales, que prevén movilizar en torno a 20.000 millones de euros de inversión pública y unos 50.000 millones de inversión privada. Uno de los puntos destacados de España Digital 2025 es reforzar la capacidad española en ciberseguridad, con la previsión de tener 20.000 especialistas en 2025. Precisamente, al día siguiente, la Comisión Europea presentó la versión actualizada del informe sobre Ciberseguridad 5G del pasado enero, en el que no se hace ninguna mención a China ni a Huawei, aunque 14 Estados miembros evalúan que “su nivel de exposición a suministradores de alto riesgo potencial es medio o elevado”, otros tres que es bajo y los ocho restantes no proporcionan ninguna información al respecto. Una conclusión clara es que hay que reforzar los mecanismos de protección para asegurar que no hay fugas de información en la cadena de valor 5G y en vistas a la importante reunión plenaria de octubre de 2020.

Análisis

Nokia y Samsung anuncian redes de enlace más abiertas, lo que daría mayor flexibilidad a los operadores

Nokia y Samsung han anunciado, con pocos días de diferencia, la próxima disponibilidad de redes de enlace (RAN) virtualizadas y basadas en la nube, con interfaces abiertos pero equipos propietarios. Esto permitiría, si todo funciona como prevén estas compañías, que los operadores tengan mayor flexibilidad y más fabricantes y soluciones alternativas a la hora de construir sus infraestructuras de red, aunque con limitaciones. Por su parte, los principales operadores, como Telefónica, Deutsche Telekom, Vodafone y Orange, están realizando diversas pruebas piloto de redes de enlace abiertas basadas en Open RAN y fabricadas por compañías mayoritariamente estadounidenses, como Alliostar, Parallel Wireless o Mavenir, con resultados esperanzadores a medio plazo. La cuestión que se plantea es qué se entiende por “sistemas abiertos”, porque al final cualquier red de enlace debe cumplir con las especificaciones comunes 4G y 5G aprobadas por 3GPP, la mayor parte de las cuales están protegidas por patentes, que principalmente son de Huawei, Ericsson o Nokia.

Análisis

Las miniantenas se podrán instalar sin autorización previa en la UE, para facilitar la cobertura 5G en interiores

La Comisión Europea ha aprobado un reglamento que permite instalar miniantenas (small cells) en espacios interiores sin necesidad de autorización previa; bastará con que se informe a la autoridad correspondiente y que su volumen no exceda de los 30 litros en el caso de que sea visible y cumpla con los estrictos límites de radiación electromagnética establecidos en la UE. Con ello, Bruselas confía en promover la cobertura 5G en espacios interiores en los próximos años, a base de que se instalen repetidores de la señal, porque es consciente de que los usuarios utilizan el teléfono móvil mayoritariamente en espacios interiores, sean oficinas, centros comerciales o estaciones de metro o ferrocarril, y la señal 5G queda muy debilitada, cuando no nula, en el interior de edificios, aunque haya plena cobertura en el exterior.

Análisis

La decisión británica de prohibir los equipos de Huawei reabre el debate de las redes 5G seguras

El Gobierno británico ha prohibido a los operadores de su país que compren a Huawei cualquier tipo de equipo 5G a partir del próximo 1 de enero y que a finales de 2027 no quede en sus redes de telecomunicaciones ningún rastro de sus productos. De momento, los equipos de Huawei 4G y 3G instalados podrán continuar funcionando y ser mantenidos, pero queda en el aire lo que vaya a suceder con la infraestructura de fibra óptica del país, en gran parte instalada por Huawei, porque el Gobierno lo está “reevaluando”. De momento, Oliver Dowden, Secretario de Estado de Cultura, Medios y Deporte, reconoció ante el Parlamento británico que se espera que la decisión suponga “un retraso de entre dos y tres años en el despliegue de 5G” y que la factura total del reemplazo supere los 2.000 millones de libras. Dowden puso especial énfasis en desvincular la decisión de cualquier política interna realizada por China y aseguró que la seguridad de la red británica había sido reconsiderada por el Centro Nacional de Ciberseguridad (NCSC) en base al “severo impacto de las posibilidades de Huawei de suministrar equipos al Reino Unido”, en referencia a la prohibición estadounidense de que se venda cualquier chip a Huawei fabricado con equipos y patentes de compañías de Estados Unidos. El cambio de posición respecto a lo aprobado en enero por el Gobierno británico ha sido ampliamente interpretado como un intento de complacer a Estados Unidos, que quería incluso una prohibición total mucho antes de finales de 2027. Queda por ver cuál será la alternativa para tener la infraestructura totalmente fiable y segura que quiere el Gobierno.

Análisis

España, muy bien situada para aprovechar las capacidades de 5G

España es el país europeo que más fibra óptica ha desplegado en su territorio, con lo que está muy bien situada para aprovechar las capacidades que ofrecerá 5G en los próximos años, como argumentó Roberto Sánchez, Secretario de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales, en la presentación online del último informe del Observatorio Nacional 5G, sobre estandarización y despliegue de 5G, que tuvo lugar el viernes pasado. “Tenemos una de las mejores redes de telecomunicaciones del mundo y estamos en un gran momento para aprovechar esta capacidad y la gran oportunidad que 5G ofrecerá a España en los próximos años”, aseguró Roberto Sánchez. Por su parte, Federico Ruíz, responsable del Observatorio Nacional 5G (ON5G), destacó “la enorme oportunidad económica que permite 5G, una tecnología que ya está aquí”. También recalcó que importa la cobertura, pero no se debe olvidar al humilde teléfono y las grandes posibilidades que ofrece, acrecentadas con la continua evolución tecnológica. El último informe de ON5G está ya disponible en su webhttps://on5g.es/wp-content/uploads/2020/06/ON5G_Informe-de-estandarizaci%C3%B3n-y-despliegue-de-5G-1.pdf.
También en https://on5g.es/informes/ y https://on5g.es/informes/regulacion/