Publicaciones > Blog > Nokia y Samsung anuncian redes de enlace más abiertas, lo que daría mayor flexibilidad a los operadores
23/07/2020

Nokia y Samsung anuncian redes de enlace más abiertas, lo que daría mayor flexibilidad a los operadores

Nokia y Samsung han anunciado, con pocos días de diferencia, la próxima disponibilidad de redes de enlace (RAN) virtualizadas y basadas en la nube, con interfaces abiertos pero equipos propietarios. Esto permitiría, si todo funciona como prevén estas compañías, que los operadores tengan mayor flexibilidad y más fabricantes y soluciones alternativas a la hora de construir sus infraestructuras de red, aunque con limitaciones. Por su parte, los principales operadores, como Telefónica, Deutsche Telekom, Vodafone y Orange, están realizando diversas pruebas piloto de redes de enlace abiertas basadas en Open RAN y fabricadas por compañías mayoritariamente estadounidenses, como Alliostar, Parallel Wireless o Mavenir, con resultados esperanzadores a medio plazo. La cuestión que se plantea es qué se entiende por “sistemas abiertos”, porque al final cualquier red de enlace debe cumplir con las especificaciones comunes 4G y 5G aprobadas por 3GPP, la mayor parte de las cuales están protegidas por patentes, que principalmente son de Huawei, Ericsson o Nokia.


Los organismos que regulan las infraestructuras de telecomunicaciones de sus respectivos países y los operadores de telecomunicaciones están ansiosos por ampliar el número de suministradores de redes de enlace, que actualmente está limitado en la práctica a tres suministradores: Huawei, Ericsson y Nokia. El veto impuesto por Estados Unidos, Reino Unido y una lista creciente de países a los equipos de Huawei (parece que Francia se sumará finalmente a la lista) ha evidenciado que la situación actual es insostenible.

La desagregación y la virtualización de las redes de enlace, troceándolas en más componentes estándar y moviendo el software hacia la nube, permitiría tener más suministradores, crear mayor competencia e incentivar la innovación. Al tener más posibilidades de elección, los operadores dispondrían de mayor flexibilidad en la construcción de sus redes y de adaptarlas a sus necesidades cambiantes.

Si inicialmente se buscaba con los sistemas abiertos una reducción de los costes, ahora lo que se quiere principalmente es tener mayor libertad de actuación y elección al construir la infraestructura de red. El veto que muchos países están imponiendo a los equipos de Huawei, que unánimemente están considerados como los mejores, los más económicos y con las soluciones más completas, ha disparado todas las alarmas a los operadores europeos, porque los pone mayoritariamente en brazos de Ericsson o, en su defecto, de Nokia, o ambos a la vez.

Descartado también ZTE por ser chino, las opciones que quedarían serían los equipos de red de Samsung o algún fabricante japonés, sin experiencia en Europa. Siempre que el Gobierno de China no prohíba exportar los equipos que Ericsson y Nokia fabrican en China, donde emplean a más de 40.000 personas, porque el colapso sería total en las nuevas redes a instalar en Occidente. El Gobierno chino ha negado tajantemente que lo vaya a hacer, pero si el Gobierno de Estados Unidos sigue tensando la cuerda y consigue más aliados no se puede dar nada por descontado.



La tendencia general es que las funciones de red sean nativas y alojadas en una nube de información, con contenedores y sistemas de orquestación que manejen y gestionen el flujo de información, sobre todo con 5G. En esta visión, promulgada desde hace años, forman parte los sistemas abiertos, con distintos módulos independientes de sus fabricantes y por tanto reemplazables.

El problema es que las infraestructuras de telecomunicaciones son tan complejas, sobre todo las 5G, que llevar a la práctica esta visión virtualizada es una tarea titánica. Los suministradores tradicionales, pese a ser muy pocos, han demostrado a lo largo de los años que sus equipos merecen toda la confianza y que la transición de una generación a otra, como la de 4G a 5G que se plantea ahora, se puede hacer de forma relativamente tranquila.



El anuncio de Nokia de una solución vRAN 2.0 disponible el año que viene ha coincidido con una propuesta alternativa de Samsung de suministro de equipos de red de enlace totalmente virtualizada este mismo trimestre.



Los “sistemas abiertos”, sea cual sea su definición, son por ahora un experimento, a decir de los expertos, que está presente en menos del uno por ciento de las infraestructuras mundiales. Solo Rakuten dispone de una arquitectura de red 4G virtualizada, con equipos de Nokia, y está teniendo problemas con la puesta en marcha de la infraestructura 5G virtualizada, que en todo caso solo funciona en sitios escogidos de Japón, porque la mayor parte de su red móvil está subcontratada al operador japonés KDDI. 

Santiago Tenorio, director de arquitectura de red del grupo Vodafone y presidente de TIP, la asociación que respalda una red de enlace abierta, considera que la tecnología de las redes de enlace abiertas aún no está preparada para su despliegue comercial en áreas urbanas o comerciales de gran densidad, y mucho menos 5G. Distintas pruebas realizadas en zonas limitadas y de poca complejidad por operadores como Vodafone, Orange o la misma Telefónica en Perú, muestran que el potencial de innovación y las ventajas de las redes abiertas son enormes.

Tenorio considera que las redes de enlace abiertas podrían ser realidad en el plazo de dos años en áreas relativamente complejas, incluso 5G. El pasado octubre, en una cumbre organizada por TIP, quedó demostrada la viabilidad futura de las open RAN y en estos últimos meses se han producido notables avances en el desarrollo del ecosistema de redes abiertas, aunque no para su implantación definitiva a gran escala.

Borje Eckholm, consejero delegado de Ericsson, aseguró el pasado 17 de julio, en la presentación de los resultados trimestrales de la empresa, que no ve que las tecnologías Open RAN estén facilitando el despliegue de 5G, que es lo que necesita Europa. A su juicio, el gran valor de 5G no está la red, ni en la infraestructura de red ni en la inversión realizada por los operadores, “sino en las aplicaciones que funcionan y se ponen encima de la red”.

“En lo que se refiere a las aplicaciones de gran rendimiento, no vemos que Open RAN contribuya a acelerar el despliegue de 5G; más bien lo está frenando”, aseguró Eckholm de forma contundente. Y repitió lo que había dicho recientemente en otras ocasiones: “Cuando las especificaciones Open RAN estén disponibles y suficientemente probadas, seremos de los primeros en comercializarla”. Ericsson forma parte de Open RAN y está al tanto de lo que ocurre.



El problema es que las infraestructuras de telecomunicaciones son tan complejas, sobre todo las 5G, que llevar a la práctica la visión virtualizada y basada en componentes totalmente abiertos y reemplazables es una tarea titánica



Mientras llegan los sistemas abiertos, Samsung y Nokia anunciaron a principios de junio, por separado, la pronta disponibilidad de lo que cada uno de ellos considera una solución intermedia y eficaz, que a su vez podría contribuir a acelerar de forma decidida el desarrollo de infraestructuras de red más desagregadas y virtualizadas, dando entrada a su vez a suministradores alternativos a los tres grandes actuales.

El anuncio de Nokia consiste en una gama completa de productos vRAN 2.0, con interfaces abiertos a la red de transporte y compatibles con las especificaciones Open-RAN, aunque con distintos componentes propiedad de Nokia. Estos productos deberían estar disponibles a nivel completamente comercial el año que viene, aunque los clientes interesados podrán hacer pruebas a finales de este año. 



Esta solución vRAN 2.0 de Nokia se comercializará como un producto propio de la compañía finlandesa y todo indica que no se podrán integrar componentes de otros fabricantes, aunque cumplan con las especificaciones Open-RAN, para evitar problemas de fiabilidad y compatibilidad del conjunto. Los especialistas consideran que Open-RAN queda legitimada como alternativa, pero esto no significa que la propuesta de Nokia sea abierta, en el sentido de que los operadores puedan incorporar soluciones de otros fabricantes en el futuro. Se trata de una solución virtualizada, basada en interfaces Open-RAN, pero no necesariamente Open-RAN. Está en la línea expresada a principios de junio por Marcus Weldom, director de tecnología de Nokia.  La compañía proporciona más información en su web. 

El anuncio de Nokia ha coincidido en el tiempo con una propuesta similar por parte de Samsung de suministro de equipos de red de enlace (RAN) totalmente virtualizada este mismo trimestre. Según Samsung, se podrá reemplazar el hardware especializado de banda base de las arquitecturas RAN tradicionales por elementos de software en una plataforma informática de uso general. De esta forma, añade, las operadoras de telefonía móvil ganarán en flexibilidad.

Samsung asegura que su producto ya es compatible con la red 5G comercial que está funcionando en Corea del Sur, Japón y Estados Unidos y basada en la arquitectura de procesadores x86 de Intel. La compañía aspira a ampliar su presencia en otras partes del mundo, y específicamente en Europa, aparte de Canadá y otros países como Nueva Zelanda. La solución vRAN 5G de Samsung consiste en una unidad central y una unidad distribuida, ambas virtualizadas, y una amplia gama de unidades de radio que permiten una migración a 5G sencilla. La unidad central virtualizada empezó a comercializarse en abril del año pasado.

“Con el reemplazo del hardware de banda base dedicado que utilizan las arquitecturas de redes de enlace tradicionales con elementos de software en una plataforma informática de uso general, los operadores móviles podrán ampliar con mayor facilidad las capacidades y rendimiento de sus infraestructuras 5G”, asegura la empresa en su comunicado.  La imagen superior muestra a dos operarios de Samsung trabajando en la solución.

Los expertos en telecomunicaciones ven interesantes los anuncios de Nokia y Samsung, pero son cautos respectos a sus resultados. Gabriel Brown, respetado analista de Heavy Reading, considera que la mención de “Cloud RAN” en vez de Open RAN en el comunicado de Nokia se explica tal vez por la ausencia de socios que participen en la iniciativa. Nokia dice que su solución es “conforme con Open RAN” y “diseñada para Open RAN” pero no menciona que esté trabajando con Fujitsu o NEC o cualquier otro, asegura Brown. Los interfaces, por otro lado, “soportan Open RAN”, pero todo es de Nokia, añade.

Para las pequeñas compañías especializadas en desarrollar productos conformes con Open RAN, como Mavenir, Parallel Wireless o Alliostar (en esta última Telefónica tiene participación), la iniciativa de Samsung o Nokia resulta interesante, porque legitima sus aspiraciones, pero no necesariamente aumentará sus ventas en un futuro cercano, dice Brown. Incluso puede aumentar la confusión sobre el tema. Hasta que Nokia no demuestre la interoperabilidad de su propuesta con las de Open RAN en infraestructuras a amplia escala en varios operadores, probablemente no se sabrá el alcance real de la iniciativa de Nokia.


Análisis

Varios operadores se preparan para ofrecer servicios SA 5G a partir de otoño

Distintos operadores están trabajando con sus proveedores de equipos de telecomunicaciones para ultimar las pruebas piloto y ofrecer servicios comerciales 5G Stand Alone (SA 5G) antes de fin de año. En estos momentos, todos los servicios 5G funcionan con el modo Non Stand Alone (NSA 5G NR); es decir, las redes de enlace funcionan con 5G pero las redes de transporte y troncales trabajan con sistemas de señalización 4G LTE, con lo que sólo se puede aprovechar una mínima parte de las ventajas de 5G. A partir del año que viene, conforme se desplieguen redes totalmente SA 5G en más sitios, serán posibles servicios tan prometedores como la baja latencia real (inferior al milisegundo), los servicios personalizados (network slicing), la computación en el borde (Edge Computing), las fábricas inteligentes y la integración plena de las tecnologías de la información y las redes de telecomunicaciones a través de los servicios alojados en la nube, entre otros.

Análisis

Presentada España Digital 2025, una agenda para impulsar la transformación digital

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, presentó el pasado jueves la Agenda Digital actualizada, que llevará el nombre de España Digital 2025. Incluye cerca de 50 medidas agrupadas en diez ejes estratégicos con los que, en los próximos cinco años, se pretende impulsar el proceso de transformación digital de España, de forma alineada con la estrategia digital de la Unión Europea. Gracias a la colaboración público-privada y con la participación de más de 25 agentes económicos, empresariales y sociales, España Digital 2025 contempla la puesta en marcha durante 2020-2022 de una serie de reformas estructurales, que prevén movilizar en torno a 20.000 millones de euros de inversión pública y unos 50.000 millones de inversión privada. Uno de los puntos destacados de España Digital 2025 es reforzar la capacidad española en ciberseguridad, con la previsión de tener 20.000 especialistas en 2025. Precisamente, al día siguiente, la Comisión Europea presentó la versión actualizada del informe sobre Ciberseguridad 5G del pasado enero, en el que no se hace ninguna mención a China ni a Huawei, aunque 14 Estados miembros evalúan que “su nivel de exposición a suministradores de alto riesgo potencial es medio o elevado”, otros tres que es bajo y los ocho restantes no proporcionan ninguna información al respecto. Una conclusión clara es que hay que reforzar los mecanismos de protección para asegurar que no hay fugas de información en la cadena de valor 5G y en vistas a la importante reunión plenaria de octubre de 2020.

Análisis

Las miniantenas se podrán instalar sin autorización previa en la UE, para facilitar la cobertura 5G en interiores

La Comisión Europea ha aprobado un reglamento que permite instalar miniantenas (small cells) en espacios interiores sin necesidad de autorización previa; bastará con que se informe a la autoridad correspondiente y que su volumen no exceda de los 30 litros en el caso de que sea visible y cumpla con los estrictos límites de radiación electromagnética establecidos en la UE. Con ello, Bruselas confía en promover la cobertura 5G en espacios interiores en los próximos años, a base de que se instalen repetidores de la señal, porque es consciente de que los usuarios utilizan el teléfono móvil mayoritariamente en espacios interiores, sean oficinas, centros comerciales o estaciones de metro o ferrocarril, y la señal 5G queda muy debilitada, cuando no nula, en el interior de edificios, aunque haya plena cobertura en el exterior.

Análisis

La decisión británica de prohibir los equipos de Huawei reabre el debate de las redes 5G seguras

El Gobierno británico ha prohibido a los operadores de su país que compren a Huawei cualquier tipo de equipo 5G a partir del próximo 1 de enero y que a finales de 2027 no quede en sus redes de telecomunicaciones ningún rastro de sus productos. De momento, los equipos de Huawei 4G y 3G instalados podrán continuar funcionando y ser mantenidos, pero queda en el aire lo que vaya a suceder con la infraestructura de fibra óptica del país, en gran parte instalada por Huawei, porque el Gobierno lo está “reevaluando”. De momento, Oliver Dowden, Secretario de Estado de Cultura, Medios y Deporte, reconoció ante el Parlamento británico que se espera que la decisión suponga “un retraso de entre dos y tres años en el despliegue de 5G” y que la factura total del reemplazo supere los 2.000 millones de libras. Dowden puso especial énfasis en desvincular la decisión de cualquier política interna realizada por China y aseguró que la seguridad de la red británica había sido reconsiderada por el Centro Nacional de Ciberseguridad (NCSC) en base al “severo impacto de las posibilidades de Huawei de suministrar equipos al Reino Unido”, en referencia a la prohibición estadounidense de que se venda cualquier chip a Huawei fabricado con equipos y patentes de compañías de Estados Unidos. El cambio de posición respecto a lo aprobado en enero por el Gobierno británico ha sido ampliamente interpretado como un intento de complacer a Estados Unidos, que quería incluso una prohibición total mucho antes de finales de 2027. Queda por ver cuál será la alternativa para tener la infraestructura totalmente fiable y segura que quiere el Gobierno.

Análisis

España, muy bien situada para aprovechar las capacidades de 5G

España es el país europeo que más fibra óptica ha desplegado en su territorio, con lo que está muy bien situada para aprovechar las capacidades que ofrecerá 5G en los próximos años, como argumentó Roberto Sánchez, Secretario de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales, en la presentación online del último informe del Observatorio Nacional 5G, sobre estandarización y despliegue de 5G, que tuvo lugar el viernes pasado. “Tenemos una de las mejores redes de telecomunicaciones del mundo y estamos en un gran momento para aprovechar esta capacidad y la gran oportunidad que 5G ofrecerá a España en los próximos años”, aseguró Roberto Sánchez. Por su parte, Federico Ruíz, responsable del Observatorio Nacional 5G (ON5G), destacó “la enorme oportunidad económica que permite 5G, una tecnología que ya está aquí”. También recalcó que importa la cobertura, pero no se debe olvidar al humilde teléfono y las grandes posibilidades que ofrece, acrecentadas con la continua evolución tecnológica. El último informe de ON5G está ya disponible en su webhttps://on5g.es/wp-content/uploads/2020/06/ON5G_Informe-de-estandarizaci%C3%B3n-y-despliegue-de-5G-1.pdf.
También en https://on5g.es/informes/ y https://on5g.es/informes/regulacion/

Análisis

5G inicia una nueva fase con la aprobación definitiva del Release 16 por parte de 3GPP

3GPP, el grupo mundial que está desarrollando todos los estándares 5G, ha fijado este fin de semana la versión definitiva del Release 16 (R16), después de interminables reuniones que se han debido hacer online a causa de la pandemia y que han dificultado la toma de decisiones. Se completa así la esperada R16, tres meses después de la suspensión de toda reunión presencial. Con ella, se inicia la segunda fase de 5G con una serie completa de especificaciones 5G, que permitirá en unos meses la instalación de equipos y dispositivos de red que mejorarán y optimizarán algunas de las funciones ya presentes en la Release 15 e introducirán otras de nuevas. La R16 está considerada fundamental en el proceso de adopción de 5G, porque es la primera que contiene una descripción completa del sistema 5G y está destinada a ser entregada al IMT-2020. El proceso de fijación de estándares continuará con las Releases 17 y 18, con añadidos y mejoras adicionales, pero ahora ya se podrá trabajar con redes móviles 5G genuinas, con equipos definitivos, sin ninguna dependencia de las redes 4G aunque continuarán estando lógicamente relacionadas. Con la R16, 5G podrá tener el profundo impacto previsto en la industria de telefonía móvil en su conjunto y en distintos sectores verticales y especializados, tanto profesionales como de consumo.