Publicaciones > Blog > La fusión de T-Mobile y Sprint evidencia la complejidad de regular 5G
23/05/2019

La fusión de T-Mobile y Sprint evidencia la complejidad de regular 5G

Las vicisitudes de la propuesta de T-Mobile de absorber Sprint y crear el tercer gigante de servicios de telecomunicaciones móviles en Estados Unidos muestran las dificultades existentes para aprobar un marco regulatorio que facilite la rápida implantación de servicios 5G en todo el territorio nacional, estimule la libre competencia con tarifas asequibles y permita un uso eficiente del espectro, compartiendo redes y recursos entre operadores si es necesario.


El pasado lunes, Ajit Pai, presidente de la FCC, el órgano regulatorio de las telecomunicaciones en Estados Unidos, se mostró partidario de dar luz verde a la operación de fusión de T Mobile y Sprint, una vez evaluado el conjunto de concesiones realizadas por los solicitantes. Pai, republicano, controla al menos tres de los cinco votos del organismo, por lo que no debería haber problemas por parte de la FCC. Sin embargo, Makan Delrahim, responsable de Justicia y de las operaciones antitrust, no considera suficientes las contrapartidas y puede abortar el intento de fusión.

Según Pai, el combinado de T Mobile y Sprint “se ha comprometido a desplegar una red 5G que cubriría el 97% de la población (de Estados Unidos) dentro de los tres años siguientes al cierre de la fusión y el 99% de los americanos en seis años”. El alcance sería muy amplio, ya que abarcaría el 85% del territorio rural y el 90% en seis años. Sprint también ha acordado vender su servicio Boost Mobile de prepago. En el caso de no cumplir estos compromisos, la compañía resultante debería hacer frente a cuantiosas multas, sin contar con que ya tiene el incentivo de construir rápidamente la red 5G para no verse superado por la fuerte competencia de Verizon y ATT (los dos competidores a nivel nacional de redes móviles) y las compañías de cable y operadores locales.



El presidente de FCC está interesado en aprobar la operación porque Sprint ya dispone de licencias en la banda media y T-Mobile en la baja, que son las más adecuadas para cubrir un amplio territorio con menos estaciones 5G, aunque con menos capacidad y velocidad que las que se conseguirían con las frecuencias de microondas que ya han sido subastadas y concedidas, en parte, a Verizon y ATT. El despliegue de 5G podría extenderse a amplias zonas de Estados Unidos en breve plazo y, a su vez, estimularía a los otros dos operadores nacionales a acelerar sus planes de expansión.



El presidente de la FCC se encuentra presionado para poner rápidamente en marcha el plan 5G FAST 



Ajit Pai se encuentra presionado para poner rápidamente en marcha el plan 5G FAST (de Facilitate America’s Superiority in 5G Technology), pero dispone de pocas bandas libres en las frecuencias medias y bajas y aún tiene que subastar varias bandas de frecuencias elevadas, las llamadas microondas. La FCC, además, debe poner en marcha una política que facilite la mejora de la infraestructura de telecomunicaciones y haga posible un despliegue rápido de redes 5G de operadores privados. A finales de abril, el presidente Trump afirmó que la estrategia estadounidense en 5G debería ser “liderada y dirigida por el sector privado”.

Interés público frente a libre competencia

El mandato de la FCC, según la ley federal, es velar por el interés público y tener en cuenta una serie de factores, como el acceso de telecomunicaciones de calidad en las zonas rurales y que no hayan discriminaciones de precio o territorio. En cambio, el Ministerio de Justicia (DoJ) tiene que asegurarse que la fusión propuesta no perjudique a la competencia, como establece la ley antitrust. Para Justicia, es importante que el acuerdo no suponga un aumento de los precios, un servicio reducido o menos innovación. Por eso, T-Mobile y Sprint se han comprometido a no incrementar los precios en los siguientes tres años después de la puesta en marcha del servicio.

En el pasado, Justicia y FCC se han puesto de acuerdo. Pero algunos analistas consideran a Makan Delrahim imprevisible y recuerdan que en 2011 su ministerio se opuso al plan de ATT de comprar T-Mobile porque consideraba que “disminuía significativamente la competencia”. Aparte, fiscales generales de algunos estados son reticentes al acuerdo, porque consideran que es contrario a sus propias leyes antitrust y pueden bloquearlo aunque Justicia dé el visto bueno. La operación de fusión también encuentra oposición en algunos gobiernos locales.

Con todo, el interés de Estados Unidos por tener una red 5G de calidad y en el máximo de territorio lo antes posible puede hacer que se superen las objeciones. Un editorial del pasado martes de The Wall Street Journal se mostraba proclive a que haya un acuerdo, lo que significaría que se pasara de los cuatro operadores de telefonía móviles actuales a tres, gracias a la fusión de dos de ellos. La operación de fusión de Sprint y T-Mobile se oficializó en abril del año pasado, después de dos intentos fracasados. Un retraso de muchos meses más o un bloqueo podría ralentizar en exceso la rápida expansión de 5G en Estados Unidos.





Una frecuencia para cada necesidad

Por el momento, los esfuerzos en introducir 5G en Estados Unidos se han basado en las frecuencias elevadas tanto por parte de Verizon como ATT, debido a que eran las que estaban disponibles. Las frecuencias altas son interesantes para dar servicio en zonas de alta densidad de población, donde se necesita alta capacidad y velocidad de transmisión de la señal. El problema es que con altas frecuencias el alcance es muy limitado y además las ondas penetran muy poco en los edificios, o incluso se requiere línea de visión. Esto hace que deban instalarse muchas estaciones de radio y muy cercanas.



Con las frecuencias bajas, en torno de 700 MHz, la zona de cobertura de una estación es muy elevada, así como la penetración en edificios, lo que es ideal para zonas rurales, montañosas o de baja población; el inconveniente es que la velocidad de transmisión es más baja, así como la capacidad de transmitir múltiples señales. Un punto intermedio son las frecuencias medias, en torno a 3,5 GHz, donde aúnan cobertura, penetración, capacidad y velocidad de transmisión, sin que ninguno de estos parámetros sea extraordinario. Por eso lo ideal es contar con una mezcla de frecuencias, a poder ser compartidas en algunos casos conflictivos o de suma escasez de espectro y posibilidad de subastarlo.

Las redes 5G tienen la particularidad de que abren muchas perspectivas pero también que cuentan con muchos condicionantes técnicos y económicos, sobre todo si se enfoca desde una perspectiva del interés general. Y sin contar con que aún deben aprobarse las especificaciones definitivas a principios del año que viene. En el caso de T-Mobile y Sprint, es evidente que tanto la FCC como la oficina antitrust deben ponderar multitud de aspectos y consensuar la opción más beneficiosa para el conjunto de Estados Unidos. Con el riesgo de ser considerados partidistas.


Otros artículos de interés

Análisis

5G inicia una nueva fase con la aprobación definitiva del Release 16 por parte de 3GPP

3GPP, el grupo mundial que está desarrollando todos los estándares 5G, ha fijado este fin de semana la versión definitiva del Release 16 (R16), después de interminables reuniones que se han debido hacer online a causa de la pandemia y que han dificultado la toma de decisiones. Se completa así la esperada R16, tres meses después de la suspensión de toda reunión presencial. Con ella, se inicia la segunda fase de 5G con una serie completa de especificaciones 5G, que permitirá en unos meses la instalación de equipos y dispositivos de red que mejorarán y optimizarán algunas de las funciones ya presentes en la Release 15 e introducirán otras de nuevas. La R16 está considerada fundamental en el proceso de adopción de 5G, porque es la primera que contiene una descripción completa del sistema 5G y está destinada a ser entregada al IMT-2020. El proceso de fijación de estándares continuará con las Releases 17 y 18, con añadidos y mejoras adicionales, pero ahora ya se podrá trabajar con redes móviles 5G genuinas, con equipos definitivos, sin ninguna dependencia de las redes 4G aunque continuarán estando lógicamente relacionadas. Con la R16, 5G podrá tener el profundo impacto previsto en la industria de telefonía móvil en su conjunto y en distintos sectores verticales y especializados, tanto profesionales como de consumo.

Análisis

La industria de telecomunicaciones reclama mayor soporte de la UE para desplegar 5G y la fibra

La industria europea de telecomunicaciones considera que la infraestructura y los servicios de telecomunicaciones constituyen el núcleo central de la cohesión social y económica en la Unión Europea y que juegan un papel clave para desarrollar un potente ecosistema digital europeo y conseguir un liderazgo tecnológico global. Son, además, el instrumento fundamental para sacar a trabajadores y negocios de la crisis actual y lograr un crecimiento económico sostenible y duradero. Pero para acelerar la competitividad y la recuperación europea en sectores clave, incluyendo el cloud y el edge computing, y como imperativo para mejorar la educación y la formación en todos los países de la UE, la industria de telecomunicaciones reclama un mayor soporte e implicación en el despliegue de 5G y de la fibra óptica a las instituciones y Gobiernos respectivos, ahora que empieza un semestre decisivo para salir cuanto antes de la recesión económica y social bajo la presidencia alemana de la Unión Europea.

Análisis

EE UU insiste en su crítica a Huawei mientras la UE quiere contemporizar con China

Michael Pompeo, Secretario de Estado de Estados Unidos, emitió el miércoles de la semana pasada un breve pero duro comunicado sobre el peligro que supone para los operadores la dependencia de Huawei y la necesidad de que se mantengan “limpios”, en clara referencia al fabricante chino de equipos de telecomunicaciones. Justo anteayer, el Primer Ministro británico, Boris Johnson, dudó en atacar directamente a Huawei, pero al final aseguró que las infraestructuras nacionales críticas deben protegerse adecuadamente de los “vendedores estatales hostiles”, un calificativo para Huawei aún más fuerte que el anterior de “alto riesgo”. Mientras, la Unión Europea y sus principales países se mantienen cautos y evitan pronunciarse contra China y específicamente sobre los equipos 5G de Huawei, hasta encontrar una vía intermedia que sirva para contemporizar tanto con China como con Estados Unidos y, a ser posible, sacar el máximo beneficio. Lo que Josep Borrell, Alto Representante de la Unión para Asuntos Exteriores, ha definido como “a mi manera”, en alusión a la canción popularizada por Frank Sinatra hace medio siglo.

Análisis

Las operadoras reclaman un plan digital para acelerar la recuperación económica de España

Los máximos responsables de Telefónica y Vodafone España, entre otros, han reclamado la aprobación de un ambicioso plan digital que contribuya a acelerar la recuperación económica de España. “La digitalización aparece, junto a la sostenibilidad, como el gran motor de la reactivación económica, ya que tiene la capacidad de impulsar nuevos modelos de negocio que optimicen los costes y abran nuevas fuentes de ingresos”, aseguró José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, en su reciente junta anual de accionistas. Por su parte, António Coimbra, consejero delegado de Vodafone España, urgió la adopción de un plan integral para actualizar y extender las redes de muy alta capacidad fijas y móviles en la cumbre de la CEOE de hace una semana. El presidente de Telefónica está convencido, además, de que soplan nuevos aires en Europa que permitirán una mayor consolidación del sector de telecomunicaciones y aflorar el valor oculto que tienen muchas operadoras europeas, lo que a su vez aseguraría su rentabilidad y el mantenimiento de sus inversiones.

Análisis

Nokia promueve una RAN con mayor número de elementos, más integrados y relativamente abiertos

Nokia está promoviendo el desarrollo de redes de acceso radio (RAN) más flexibles y ajustadas a las necesidades cambiantes de los operadores. La idea es tener entre la antena receptora y la red de transporte un mayor número de sistemas y elementos, que podrían conectarse entre sí de distintas formas porque estarían construidos con componentes más integrados y, a la vez, relativamente estándar y abiertos. De esta forma, los operadores tendrían mayor libertad para configurar las redes RAN de acuerdo a sus necesidades y utilizar, en determinados casos, elementos estándar de otros fabricantes, según la visión recientemente expuesta por Marcus Welcom, director de tecnología de Nokia. Sería un camino intermedio, entre las RAN propietarias que rigen hoy en día y las RAN abiertas que algunos fabricantes alternativos proponen, pero que no se prevé que estén disponibles en un futuro cercano.

Análisis

Ericsson casi duplica su previsión de suscripciones 5G para 2020, gracias a China

A finales de este año habrá un total de 190 millones de suscripciones a redes 5G, sostiene Ericsson en su último informe de movilidad, de los cuales unos 150 millones estarán en China, 20 millones en Corea del Sur y otros 20 millones en el resto del mundo, aproximadamente. Estas cifras casi duplican los 100 millones de suscripciones 5G previstas por Ericsson en su informe de noviembre pasado, debido al brutal crecimiento de China, muy superior al previsto, y al “ligero descenso” en Europa y Estados Unidos respecto a lo calculado por la compañía sueca. Para finales de 2025, la previsión es que hayan 2.800 millones de suscripciones 5G en todo el mundo, más en línea con los 2.600 millones pronosticados por Ericsson el pasado noviembre, porque la hipótesis razonable es que Estados Unidos, Europa y Japón acelerarán los despliegues de las redes 5G y la venta de terminales a partir a 2023.