Publicaciones > Blog > Japón sienta las bases del 6G para la década de 2030
28/01/2020

Japón sienta las bases del 6G para la década de 2030

Japón ha empezado a definir la estrategia para el desarrollo de la próxima generación de telefonía móvil, la 6G, con el fin de iniciar su comercialización en el año 2030. Japón quiere estar muy involucrado en el proceso de formulación y estandarización internacional y del desarrollo de la tecnología, infraestructura y servicios necesarios para la introducción de 6G, con el fin de “mejorar la competitividad internacional” del país. El desarrollo tecnológico japonés se ha cuestionado con su lenta introducción de 5G, que no tendrá lugar hasta esta primavera y, especialmente, con la organización de los Juegos Olímpicos de Tokio que empezarán el 24 de julio. Por ello, ha decidido situarse a la cabeza del desarrollo de 6G y rivalizar con China, que también se puso manos a la obra oficialmente el pasado noviembre y antes Finlandia.


NTT DoCoMo, la principal operadora móvil de Japón, acaba de publicar un documento, titulado “5G Evolution and 6G” (descargar PDF), en el que expone su visión del próximo desarrollo de la telefonía móvil. Como es sabido, la tecnología móvil se ha desarrollado cada diez años aproximadamente, iniciándose en 1980 con la primera y ahora estamos en la quinta (5G), previéndose que la sexta llegará al iniciarse la década de 2030. Sin embargo, NTT distribuye la evolución de las tecnologías y servicios en tres etapas u oleadas, cada una con una duración de veinte años.

Así, la primera oleada, que tuvo lugar hasta muy a finales de los noventa, supuso la diseminación generalizada de los teléfonos móviles, fundamentalmente para hablar; en la segunda, que ha abarcado hasta ahora, se ha desarrollado el móvil multimedia, primero con información y después, con el smartphone, con todo tipo de aplicaciones, imágenes y vídeos. NTT conceptúa la tercera oleada, que acabamos de entrar, como de “creación de valor centrado en lo humano y de resolución de temas sociales”.

Esta tercera oleada será, como las dos anteriores, de la creación de valor y nuevos negocios con los móviles y durará hasta finales de la década de 2030. Para NTT, por tanto, 6G consistirá fundamentalmente en una evolución de 5G, sin un proceso de ruptura clara, como tuvo lugar entre 2G y 3G y se supone que ha ocurrido entre 4G y 5G. Son oleadas de creación de nuevo valor para los mercados, que se producen cada veinte años, en contraposición a la evolución de la tecnología móvil, con nuevas generaciones cada diez años, como indica el gráfico extraído del documento de NTT DoCoMo.



La comercialización de 5G se inició el abril pasado, primero en Corea del Sur y algunas zonas de Estados Unidos y después en varios países europeos y algunos del resto del mundo. Un despliegue importante ha tenido lugar desde octubre en China y para esta primavera, sobre todo coincidiendo con los Juegos Olímpicos de Tokio, Japón prevé tener iniciar unos amplios servicios 5G en todo el país. Sin embargo, destaca el documento de NTT, “ya se han encontrado algunos problemas técnicos y determinadas expectativas que necesitarán ser actualizadas en 5G”, así como “mejoras tecnológicas en la evolución de 5G” conforme transcurra esta década de 2020.

5G destaca por la utilización de frecuencias mucho más altas que en 4G y especialmente las llamadas microondas, pero el documento destaca que hay muchos temas a mejorar, en especial “la cobertura y las prestaciones de la subida de datos en los entornos donde no hay visión directa”, como puede verse en las pruebas actuales. En Japón, un tema de especial atención es la “5G local”, con casos de uso especiales en la industria, más conocidos en Europa como “redes privadas”. En el futuro, pone de relieve el documento, serán necesarias más mejoras de la tecnología 5G para lograr la flexibilidad y requerimientos especiales de la industria.



La 6G será una evolución de 5G, sin una ruptura clara como la que hubo entre 2G y 3G y se supone que hay entre 4G y 5G



Con el Release 15, 5G se ha centrado en la banda ancha mejorada (eMBB) como una parte de las comunicaciones de baja latencia y ultrafiables (uRLLC), lográndose una mejora en la velocidad de descarga de datos. En la evolución de 5G, se deberá promover una elevada fiabilidad en las aplicaciones industriales, aparte de mejorar las prestaciones de la subida de datos y garantizar el servicio con volúmenes de datos muy elevados. La 5G inicial ha priorizado la descarga de datos y las soluciones compromiso; el reto para la 5G evolucionada será la subida de datos y las comunicaciones móviles garantizadas.

Conforme se avance en el desarrollo de 5G en esta década, será necesario manejar más datos y más inteligencia artificial, del dispositivo y realidad física a la nube y de ésta al mundo real, en un proceso de realimentación constante, con comunicaciones extremadamente fiables y casi instantáneas. Esto provocará nuevos casos de uso y su integración, continua evolución tecnológica y mayores demandas de la sociedad, especialmente cuando se expanda la utilización de 5G y surja el 6G en la próxima década.

Los principales requerimientos de 6G serán la solución de problemas sociales, la comunicación entre humanos y cosas, la expansión del entorno de comunicación y la sofisticación de la fusión entre el mundo físico y el ciberespacio. En 6G, las características que ya se han propugnado para 5G, como la mejora de la cobertura, de la capacidad y velocidad de transmisión de datos, de la baja latencia, de la alta fiabilidad de las comunicaciones, de la conectividad masiva y del bajo coste y reducción del consumo energético serán de entrada las mismas, pero de forma extrema, con nuevas combinaciones de requerimientos para los nuevos usos que se crearán.



Para 6G habrá que desarrollar nuevas topologías de red y trabajar para reducir las interferencias entre células



6G será, según la visión NTT DoCoMo, como 5G pero todo llevado al extremo, como se observa en el gráfico del documento. Esto requerirá el desarrollo de una nueva topología de la red, porque las distancias no serán necesariamente tan cortas y sin obstrucciones como ahora ocurre en los casos ideales y donde mejor funcionan las redes piloto 5G. También se deberá trabajar mucho para reducir la interferencia entre células cuando existen múltiples antenas redundantes. La cobertura de las señales deberá ampliarse al espacio y por debajo del agua y ampliar el espectro radioeléctrico, no ya al dominio de las microondas, de decenas de gigahercio, hasta los centenares de gigahercios y entrar incluso en unos pocos terahercios.



La evolución de 5G, se llame 6G o 5G++, tiene un sinnúmero de posibilidades, tantos casi como retos por desarrollar. Las debilidades que ya se han detectado en la formulación de 5G, aún antes de aprobarse definitivamente los Releases 16 y 17, deberán resolverse en las próximas versiones. NTT DoCoMo considera que ahora ya es el momento de empezar las tareas para crear las especificaciones del 6G y sus requerimientos.

La operadora japonesa no está sola en este empeño, porque ya el pasado 3 de noviembre el Ministerio de Ciencia y Tecnología de China lanzó oficialmente su programa 6G de investigación y desarrollo. Y China tampoco está sola: el Gobierno finlandés auspició en 2018 el programa “6Genesis”, liderado por la universidad de Oulu del norte de Finlandia y que se desarrollará hasta 2026. La primera cumbre 6G tuvo lugar en marzo en Levi, una estación de esquí en la Laponia finlandesa y se publicó en septiembre de 2019 el primer whitepaper 6G (descargar PDF).

Aparte de aumentar la velocidad y capacidad de transmisión de datos futuras y extender la cobertura con la evolución de 5G y el futuro 6G, será fundamental avanzar de manera decidida en el ahorro energético de las comunicaciones y en la reducción de su coste, ahora que la emergencia climática ya es una demanda de amplias capas de la sociedad. El avance de las comunicaciones móviles está asegurado, como también la inmensa tarea que queda por hacer.

 


Análisis

Varios operadores se preparan para ofrecer servicios SA 5G a partir de otoño

Distintos operadores están trabajando con sus proveedores de equipos de telecomunicaciones para ultimar las pruebas piloto y ofrecer servicios comerciales 5G Stand Alone (SA 5G) antes de fin de año. En estos momentos, todos los servicios 5G funcionan con el modo Non Stand Alone (NSA 5G NR); es decir, las redes de enlace funcionan con 5G pero las redes de transporte y troncales trabajan con sistemas de señalización 4G LTE, con lo que sólo se puede aprovechar una mínima parte de las ventajas de 5G. A partir del año que viene, conforme se desplieguen redes totalmente SA 5G en más sitios, serán posibles servicios tan prometedores como la baja latencia real (inferior al milisegundo), los servicios personalizados (network slicing), la computación en el borde (Edge Computing), las fábricas inteligentes y la integración plena de las tecnologías de la información y las redes de telecomunicaciones a través de los servicios alojados en la nube, entre otros.

Análisis

Presentada España Digital 2025, una agenda para impulsar la transformación digital

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, presentó el pasado jueves la Agenda Digital actualizada, que llevará el nombre de España Digital 2025. Incluye cerca de 50 medidas agrupadas en diez ejes estratégicos con los que, en los próximos cinco años, se pretende impulsar el proceso de transformación digital de España, de forma alineada con la estrategia digital de la Unión Europea. Gracias a la colaboración público-privada y con la participación de más de 25 agentes económicos, empresariales y sociales, España Digital 2025 contempla la puesta en marcha durante 2020-2022 de una serie de reformas estructurales, que prevén movilizar en torno a 20.000 millones de euros de inversión pública y unos 50.000 millones de inversión privada. Uno de los puntos destacados de España Digital 2025 es reforzar la capacidad española en ciberseguridad, con la previsión de tener 20.000 especialistas en 2025. Precisamente, al día siguiente, la Comisión Europea presentó la versión actualizada del informe sobre Ciberseguridad 5G del pasado enero, en el que no se hace ninguna mención a China ni a Huawei, aunque 14 Estados miembros evalúan que “su nivel de exposición a suministradores de alto riesgo potencial es medio o elevado”, otros tres que es bajo y los ocho restantes no proporcionan ninguna información al respecto. Una conclusión clara es que hay que reforzar los mecanismos de protección para asegurar que no hay fugas de información en la cadena de valor 5G y en vistas a la importante reunión plenaria de octubre de 2020.

Análisis

Nokia y Samsung anuncian redes de enlace más abiertas, lo que daría mayor flexibilidad a los operadores

Nokia y Samsung han anunciado, con pocos días de diferencia, la próxima disponibilidad de redes de enlace (RAN) virtualizadas y basadas en la nube, con interfaces abiertos pero equipos propietarios. Esto permitiría, si todo funciona como prevén estas compañías, que los operadores tengan mayor flexibilidad y más fabricantes y soluciones alternativas a la hora de construir sus infraestructuras de red, aunque con limitaciones. Por su parte, los principales operadores, como Telefónica, Deutsche Telekom, Vodafone y Orange, están realizando diversas pruebas piloto de redes de enlace abiertas basadas en Open RAN y fabricadas por compañías mayoritariamente estadounidenses, como Alliostar, Parallel Wireless o Mavenir, con resultados esperanzadores a medio plazo. La cuestión que se plantea es qué se entiende por “sistemas abiertos”, porque al final cualquier red de enlace debe cumplir con las especificaciones comunes 4G y 5G aprobadas por 3GPP, la mayor parte de las cuales están protegidas por patentes, que principalmente son de Huawei, Ericsson o Nokia.

Análisis

Las miniantenas se podrán instalar sin autorización previa en la UE, para facilitar la cobertura 5G en interiores

La Comisión Europea ha aprobado un reglamento que permite instalar miniantenas (small cells) en espacios interiores sin necesidad de autorización previa; bastará con que se informe a la autoridad correspondiente y que su volumen no exceda de los 30 litros en el caso de que sea visible y cumpla con los estrictos límites de radiación electromagnética establecidos en la UE. Con ello, Bruselas confía en promover la cobertura 5G en espacios interiores en los próximos años, a base de que se instalen repetidores de la señal, porque es consciente de que los usuarios utilizan el teléfono móvil mayoritariamente en espacios interiores, sean oficinas, centros comerciales o estaciones de metro o ferrocarril, y la señal 5G queda muy debilitada, cuando no nula, en el interior de edificios, aunque haya plena cobertura en el exterior.

Análisis

La decisión británica de prohibir los equipos de Huawei reabre el debate de las redes 5G seguras

El Gobierno británico ha prohibido a los operadores de su país que compren a Huawei cualquier tipo de equipo 5G a partir del próximo 1 de enero y que a finales de 2027 no quede en sus redes de telecomunicaciones ningún rastro de sus productos. De momento, los equipos de Huawei 4G y 3G instalados podrán continuar funcionando y ser mantenidos, pero queda en el aire lo que vaya a suceder con la infraestructura de fibra óptica del país, en gran parte instalada por Huawei, porque el Gobierno lo está “reevaluando”. De momento, Oliver Dowden, Secretario de Estado de Cultura, Medios y Deporte, reconoció ante el Parlamento británico que se espera que la decisión suponga “un retraso de entre dos y tres años en el despliegue de 5G” y que la factura total del reemplazo supere los 2.000 millones de libras. Dowden puso especial énfasis en desvincular la decisión de cualquier política interna realizada por China y aseguró que la seguridad de la red británica había sido reconsiderada por el Centro Nacional de Ciberseguridad (NCSC) en base al “severo impacto de las posibilidades de Huawei de suministrar equipos al Reino Unido”, en referencia a la prohibición estadounidense de que se venda cualquier chip a Huawei fabricado con equipos y patentes de compañías de Estados Unidos. El cambio de posición respecto a lo aprobado en enero por el Gobierno británico ha sido ampliamente interpretado como un intento de complacer a Estados Unidos, que quería incluso una prohibición total mucho antes de finales de 2027. Queda por ver cuál será la alternativa para tener la infraestructura totalmente fiable y segura que quiere el Gobierno.

Análisis

España, muy bien situada para aprovechar las capacidades de 5G

España es el país europeo que más fibra óptica ha desplegado en su territorio, con lo que está muy bien situada para aprovechar las capacidades que ofrecerá 5G en los próximos años, como argumentó Roberto Sánchez, Secretario de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales, en la presentación online del último informe del Observatorio Nacional 5G, sobre estandarización y despliegue de 5G, que tuvo lugar el viernes pasado. “Tenemos una de las mejores redes de telecomunicaciones del mundo y estamos en un gran momento para aprovechar esta capacidad y la gran oportunidad que 5G ofrecerá a España en los próximos años”, aseguró Roberto Sánchez. Por su parte, Federico Ruíz, responsable del Observatorio Nacional 5G (ON5G), destacó “la enorme oportunidad económica que permite 5G, una tecnología que ya está aquí”. También recalcó que importa la cobertura, pero no se debe olvidar al humilde teléfono y las grandes posibilidades que ofrece, acrecentadas con la continua evolución tecnológica. El último informe de ON5G está ya disponible en su webhttps://on5g.es/wp-content/uploads/2020/06/ON5G_Informe-de-estandarizaci%C3%B3n-y-despliegue-de-5G-1.pdf.
También en https://on5g.es/informes/ y https://on5g.es/informes/regulacion/