Publicaciones > Blog > Gran Bretaña dispondrá de servicios 5G a partir de esta semana
28/05/2019

Gran Bretaña dispondrá de servicios 5G a partir de esta semana

EE, el operador británico de telefonía móvil controlado por BT, introducirá los primeros servicios 5G en seis ciudades de Gran Bretaña dentro de dos días, el 30 de mayo, y en diez ciudades más antes de final de año. Su rival Vodafone tiene previsto inaugurar su servicio 5G en varias ciudades británicas muy poco después, concretamente el 3 de julio. Se inician así los primeros servicios comerciales 5G en la Unión Europea, después que lo hiciera Suiza a primeros de este mismo mes de mayo.


Hace algunos días que los clientes de EE y de Vodafone pueden reservar y comprar smartphones 5G, dentro de una lista de modelos entre los que se incluyen, de momento, el Galaxy S10 5G de Samsung, el ThinQ V50 5G de LG, el Reno 5G de Oppo, el 7 Pro 5G de One Plus y el Mi Mix 3 5G de Xiaomi. Inicialmente, tanto EE como Vodafone habían previsto ser los primeros en comercializar el Mate X 5G o el P30 5G de Huawei pero, al final, han pospuesto sus planes sin asegurar ninguna fecha, debido a las fuertes presiones que han recibido estos operadores británicos para que no comercialicen ningún smartphone 5G del gigante chino de teleocmunicaciones.



Vodafone prevé vender un router inalámbrico 5G con su propia marca, el 5G GigaCube, que está fabricado por Huawei y aún se publicita en su página web, pero se desconoce si al final se pondrá a la venta. Vodafone había convocado a los medios de comunicación el 23 de mayo, un día después de que lo hiciera EE, para dar a conocer sus planes de lanzamiento del servicio 5G. El encuentro de Vodafone se canceló un día antes y se sustituyó por un comunicado publicado en su página web; se mantuvo, de todas formas, la fecha inicialmente prevista del 3 de julio para la puesta en marcha de su servicio 5G.



EE terminará el año con cobertura 5G en 14 ciudades. Vodafone, en casi 20; ambas, con equipamiento de red de Huawei



Servicio en las principales ciudades

EE ofrecerá inicialmente su servicio 5G en las cuatro capitales del Reino Unido (Londres, Edimburgo, Cardiff y Belfast) así como Birminghan y Manchester, para ampliarlo a diez más en los próximos meses. Vodafone prestará el servicio 5G en Londres, Glasgow, Manchester, Liverpool, Birminghan, Cardiff y Bristol, para extenderlo en lo que queda de año en una docena de ciudades más y aglomeraciones densamente pobladas. El operador móvil, controlado por BT, venderá el router 5G Hub, fabricado por HTC, para la red inalámbrica de alta velocidad.

Los dos operadores utilizan equipos y estaciones de red de Huawei y todos los smartphones hasta ahora puestos a la venta funcionan con el chipset Snapdragon 855 de Qualcomm. Samsung prevé incluir en sus smartphones 5G su propio chipset pero, por lo menos en los modelos destinados a Europa y Estados Unidos, trabajan ahora con el chipset de Qualcomm. Los smartphones de Huawei hubieran sido los primeros en llevar un chipset de la compañía china. Los dos operadores británicos se vieron sorprendidos, en el momento en que iban a hacer el anuncio de sus servicios 5G, por el veto total de la Administración estadounidense a los productos de Huawei y, aunque se aprobó una moratoria de 90 días, prefieren no comprometerse de momento en vender smartphones de Huawei.

Tanto EE como Vodafone UK han hecho públicos diversos planes de conexión 5G, con smartphone incluido o solo con la tarjeta SIM, y con hasta 100 gigabytes de descarga de datos. Dependiendo del smartphone que se adquiere y de la cantidad de datos mensual contratada, el precio de entrada y la tarifa mensual varía, aunque dista de ser económica. A modo de ejemplo, los Xiaomi Mi Mix 3 de Vodafone se adquieren por 49 o 99 libras y de 50 a 69 libras mensuales para la tarifa más económica de 5 GB o la más amplia de 100 GB. En el caso de EE, la tarifa mensual es un poco más elevada, aunque sin entrada y a partir de 30 GB. En todos los casos se pide una permanencia de dos años.

La velocidad media prevista en el caso de la red de EE es de 100 a 150 MB por segundo, según Marc Allera, responsable de la división de consumo de BT, aunque se puede llegar hasta 1 GB por segundo. Cuando se introdujo el 4G en 2012, la velocidad era de 50 MB/segundo, precisó Allera, lo que significa que, inicialmente, se conseguirá duplicar o triplicar de promedio la velocidad alcanzada con 4G.





Prioridad en la fiabilidad de la conexión

EE tiene previsto añadir 100 nuevas estaciones 5G mensuales, hasta cubrir en 2020 la mayoría del territorio británico con elevadas densidades de población. En los sitios en que no haya 5G, los clientes se conectarán automáticamente a la red 4G disponible. Hasta el año 2021, estas redes 5G funcionarán en modo “non stand alone” (NSA), con núcleo de red 4G, para, a partir de 2022, ya trabajar con núcleo de red 5G, siempre que se hayan aprobado las especificaciones en los plazos previstos y hayan equipos disponibles. El plan de EE es que a partir de 2023 se dispongan de las primeras redes 5G de muy baja latencia y para comunicaciones críticas para amplias zonas del territorio británico.



La idea de EE, como presumiblemente la de Vodafone, es centrarse primero en la fiabilidad de la conexión y posteriormente ir ganando en velocidad de descarga de datos. Es más que previsible que, conforme pasen los meses y haya más cobertura del servicio 5G y, sobre todo, aparezcan nuevos competidores como O2 y Three entre los próximos seis meses y un año, las tarifas sean más asequibles y muy similares a las de un servicio 4G con smartphone y plan de datos de categoría similar.


Otros artículos de interés

Análisis

La Comisión Europea y el Reino Unido toman medidas para mitigar el riesgo de 5G

La Comisión Europea publicó ayer un documento con una serie de reglas que deberán llevar a cabo los Estados miembros de la UE para mitigar los riesgos de seguridad que conlleva el despliegue de las redes 5G. El 30 de abril, la Comisión les pedirá a los Estados que concreten las primeras medidas realizadas y, para finales de junio, un informe de los resultados de las medidas clave adoptadas. Los operadores podrán contratar cualquier fabricante pero serán los responsables de la seguridad de las redes ante sus Estados, que podrán revocar la licencia concedida. Mientras, el Reino Unido ha decidido no vetar a Huawei, enfrentándose a las demandas de Estados Unidos, aunque no dejará que los equipos de Huawei se instalen en el núcleo de las redes 5G.

Análisis

Japón sienta las bases del 6G para la década de 2030

Japón ha empezado a definir la estrategia para el desarrollo de la próxima generación de telefonía móvil, la 6G, con el fin de iniciar su comercialización en el año 2030. Japón quiere estar muy involucrado en el proceso de formulación y estandarización internacional y del desarrollo de la tecnología, infraestructura y servicios necesarios para la introducción de 6G, con el fin de “mejorar la competitividad internacional” del país. El desarrollo tecnológico japonés se ha cuestionado con su lenta introducción de 5G, que no tendrá lugar hasta esta primavera y, especialmente, con la organización de los Juegos Olímpicos de Tokio que empezarán el 24 de julio. Por ello, ha decidido situarse a la cabeza del desarrollo de 6G y rivalizar con China, que también se puso manos a la obra oficialmente el pasado noviembre y antes Finlandia.

Análisis

Crecen las dificultades en EE UU para liberar frecuencias medias para 5G

FCC, el organismo que regula las telecomunicaciones en Estados Unidos, se está encontrando con crecientes dificultades para liberar espectro radioeléctrico en el entorno de la banda media de 3,5 GHz, que es crucial para un despliegue rápido y efectivo de servicios 5G en todo el país. La propuesta de fusión de T-Mobile US y Sprint depende ahora de la sentencia que dicte el juez de distrito Victor Marrero, cuyo veredicto es muy incierto, según apuntan los expertos, y de consecuencias impredecibles para 5G si se rechaza. La FCC quiere subastar a finales de este año la llamada banda C, que está ocupada por diversas compañías que no quieren renunciar a sus legítimos derechos sin importantes compensaciones, mientras que su propuesta de subastar el próximo 25 de junio parte del tramo de 3,5 GHz, utilizada por servicios de radio de banda ancha, también presenta obstáculos legales. Para colmo, la intención de la FCC de reasignar más de la mitad de la banda de 5,9 GHz para servicios sin licencia, como Wi-Fi o vehículos autónomos, cuenta con la firme oposición del Ministerio de Transportes estadounidense que ya la utiliza. Donde no ha habido problemas es en la subasta de ondas milimétricas de 37, 39 y 47 GHz, con más de 14.100 licencias, que está a punto de terminar y con una recaudación cercana a los 7.500 millones de dólares.

Análisis

La CE, favorable a que Huawei instale equipos 5G en Europa, con condiciones

Thierry Breton (en la imagen), el reciente comisario europeo del mercado interior, se ha mostrado partidario de que los operadores de la Unión Europea puedan instalar equipos de Huawei en sus redes 5G, siempre que se respeten todas las reglas que la Comisión Europea detallará en unos quince días, según explicó ayer en rueda de prensa y el domingo en Munich. Por su parte, la canciller alemana, Angela Merkel, es partidaria de que su país retrase la posición oficial sobre el tema hasta pasada la cumbre europea, prevista para el 21 y 22 de marzo, y Francia prevé responder la primera semana de febrero las condiciones que tendrán los operadores que optan a la subasta de las licencias 5G. Mientras, Boris Johnson, Primer Ministro del Reino Unido, no quiere enemistarse con Estados Unidos ni tampoco hipotecar el futuro de su país con una decisión muy drástica contra Huawei. Es previsible, de esta forma, que al final se opte en Europa por no discriminar a ninguna compañía suministradora de equipos 5G, aunque se impondrán condiciones para tener unas redes 5G lo más seguras posible, que podrían ser distintas en cada país. El plazo de cesión de las licencias de instalación también podría modificarse según evolucione la tecnología.

Análisis

El Senado de EEUU impulsa redes 5G abiertas que rivalicen con las de Huawei

Un influyente grupo de senadores demócratas y republicanos de Estados Unidos ha impulsado un proyecto de ley que investigue y desarrolle equipos de red 5G basados en estándares abiertos y que no sean originarios de China. La iniciativa se financiaría con parte de los ingresos procedentes de la subasta estadounidense de licencias de espectro 5G y se pretende que promueva la adopción generalizada de la tecnología 5G con componentes estandarizados, fabricados principalmente en Estados Unidos, y sirva también para desarrollar soluciones de red muy seguras. Se trata, en parte, de una respuesta a la frustración generada por los escasos resultados del veto impuesto por la Administración Trump a los productos de Huawei en suelo americano y a la evidencia de que Estados Unidos no tiene industria de equipos de telecomunicaciones autóctona capaz de hacer frente a China ni una alternativa en un tema que considera estratégico como 5G.

Análisis

El espectro compartido y las bandas agregadas permitirán mayor cobertura y capacidad 5G

Los operadores confían en el espectro compartido (DSS) y en la agregación de las ondas portadoras (CA) para ampliar dos necesidades en principio contrapuestas, como son tener gran cobertura y elevada capacidad de transmisión de datos en telefonía móvil 5G, dentro de la banda de espectro disponible. La escasez de espectro en las bandas de frecuencia medias y bajas y la reducida cobertura y penetración de las ondas milimétricas obligará a los operadores a compartir y agregar las bandas de frecuencias que tengan licenciadas. Y así facilitar el despliegue de 5G y ofrecer mejor servicio, sin que la inversión requerida no se dispare.