Publicaciones > Blog > Francia retrasa la subasta 5G como mínimo hasta abril y Suecia hasta 2021
21/11/2019

Francia retrasa la subasta 5G como mínimo hasta abril y Suecia hasta 2021

Francia no tendrá los primeros servicios comerciales 5G hasta el próximo mayo como más pronto, porque el Gobierno y el órgano regulador francés, la ARCEP, no han logrado ponerse de acuerdo a la hora de fijar las condiciones de la subasta, que inicialmente debían estar publicadas el pasado octubre, con lo que todo el proceso de adjudicación se ha pospuesto tres meses aproximadamente. Suecia también ha retrasado la subasta 5G hasta finales de 2020 y previsiblemente no habrá servicio comercial hasta 2021, en este caso porque el Gobierno sueco quiere actualizar la ley electrónica de comunicaciones del país y discutir temas de seguridad nacional con la policía y las fuerzas armadas.


La ARCEP publicó el pasado julio el borrador, para consulta pública, de las condiciones generales de adjudicación de las licencias para servicios comerciales 5G en las bandas medias, comprendidas entre los 3,4 y 3,8 GHz. Estaba previsto que el documento definitivo estuviera aprobado en octubre, una vez introducidos los detalles de la subasta que debía realizarse a primeros de enero de 2020. Fueron pasando las semanas y los cuatro operadores que iban a licitar no sabían la cantidad de espectro que se iba a poner a subasta, ni el precio de los lotes iniciales ni los requerimientos precisos, por lo que no podían trazar planes financieros y el calendario detallado del despliegue de las redes 5G.

El borrador del procedimiento de licitación estipulaba que se concederían 40, 50 o 60 MHz a cada uno de los cuatro operadores interesados (Orange, SFR, Bouygues y Free) a un precio fijo; el resto de frecuencias, hasta completar los 310 MHz disponibles en la banda comprendida entre los 3,4 y 3,8 GHz, se subastarían en paquetes de 5 o 10 MHz al mejor postor. Los cuatro operadores se habían comprometido, a la hora de optar al concurso, a dar servicio 5G en al menos dos ciudades a finales de 2020 y tener como mínimo 3.000 estaciones base en 2022, 8.000 en 2024 y 12.000 en 2025, al menos el 75% con prestaciones 5G, y con una cobertura de población y territorio también especificadas.



El concurso ya se empezó a complicar de entrada desde el principio, porque Orange y SFR, con mayores recursos a su alcance, querían bloques iniciales de 40 MHz a precio fijo mientras que los otros dos preferían 60 MHz. La discrepancia estaba justificada porque a menor bloque fijo más posibilidades de conseguir bloques adicionales con la subasta, aunque fueran más caros, y viceversa. El Gobierno francés, de entrada, era partidario de conceder 50 MHz a cada uno de los cuatro operadores, quedando así 110 MHz disponibles para la subasta, mientras que el regulador prefería que se concedieran 60 MHz, con lo que solo se podrían subastar 70 MHz.

Al haber más espectro para subastar, el Gobierno pensaba que podría recaudar más mientras que la ARCEP consideraba que su propuesta era más igualitaria, ya que no todos los operadores participantes tienen igual capacidad financiera y había el riesgo de que dos operadores se quedaran con muy poco espectro.

En cualquier caso, había que decidir también el precio base de cada lote igualitario, que en principio rondaría los 1.500 millones de euros como máximo, con lo que era fundamental para los operadores saber cuanto antes los detalles económicos de la subasta para fijar su estrategia en la subasta en función de sus planes futuros de la red 5G en Francia.



La cuantía de espectro reservado a cada uno de los cuatro operadores se ha fijado en 50 MHz, por un importe máximo de 1.500 millones de euros, quedando para la subasta solo 110 MHz en total



La incógnita Huawei

Un problema añadido, y no menor, es que tampoco estaba totalmente decidida la libertad que tendrían los operadores para elegir a sus suministradores de equipos, en especial para el núcleo de la red 5G cuando se vaya a poner en marcha. Un eventual veto a equipos de Huawei según determinadas circunstancias y colocado en la letra pequeña del concurso podría poner en peligro todos los planes futuros de implantación de las redes 5G para todos o alguno de los operadores.

Es público y notorio que los precios y facilidades de pago para equipos de Huawei no son las mismas que las de Ericsson y Nokia y una reducción drástica de la oferta podría distanciarlos aún más. El Gobierno francés siempre ha adoptado una postura ambigua respecto a Huawei, y más en las últimas semanas con las declaraciones de Macron en el influyente semanario The Economist, donde abogaba por un papel más destacado de la tecnología francesa y europea frente a Estados Unidos y China.

En una sesión de hace pocas semanas ante el Senado francés, Arthur Dreyfuss, presidente de la Federación francesa de telecomunicaciones, aseguró que “invertir quiere decir prever”. Y añadió: “Cuando se invierten 10.000 millones de euros anuales, no es para seis meses sino para diez años, y se requiere claridad”. Hay acuerdo entre los operadores en que es difícil planificar si no se conocen ni las modalidades de atribución de frecuencias ni su precio; ni tan siquiera se está seguro de si se podrán utilizar determinados equipos.



El calendario que se baraja ahora es que en pocas semanas se publiquen las condiciones definitivas de la subasta y que en abril de 2020 se haga la subasta, que debería durar pocos días



En cualquier caso, se ha decidido que los lotes iniciales sean de 50 MHz, como quería el Gobierno, según revela Sébastien Soriano, presidente de la ARCEP, en una entrevista que publica hoy el periódico Le Figaro. El importe de estos lotes aún no está decidido, pero la ARCEP quiere que como máximo sean de 1.500 millones de euros y que cada operador no pueda tener al acabar la subasta más de 100 MHz. Dada la escasez de espectro, ya que solo se pondrá a subasta 110 MHz, si dos operadores pujan para tener el máximo de 100 MHz, los otros dos tendrán que repartirse 10 MHz.

La subasta, por tanto, será muy reñida, y empieza a estar claro que el precio de la subasta superará al de los lotes de reserva. Para la ARCEP, si dos operadores tienen cerca del doble de espectro que los otros dos, lo cual es probable, significa que unos tendrán más ventaja que otros, que es lo que quería evitar con los lotes iniciales de 60 MHz. Tener el doble de espectro significa que puedes atender al doble de clientes u ofrecer el doble de velocidad en condiciones similares. Todos estos detalles, muy importantes, han provocado que al final se retrase todo el procedimiento al menos tres meses respecto al calendario inicialmente previsto por discrepancias de criterio.



El calendario que se baraja ahora es que dentro de unas pocas semanas se publiquen las condiciones definitivas de la subasta, empezando por el precio de los lotes de reserva. Es previsible que entonces, en el plazo de unos pocos meses, se haga la subasta, que podría ser razonablemente en abril. El proceso diseñado para la subasta es abreviado y se espera que se pueda ultimar en unos pocos días. Esto permitiría iniciar los servicios comerciales 5G poco antes o a comienzos del verano. Siempre que no se sea muy estricto con Huawei, porque entonces los operadores tendrían que alterar todo su plan de abastecimiento de equipos.

Retraso sueco

PTS, el órgano regulatorio sueco, tenía previsto adjudicar las frecuencias de telefonía móvil 5G de 3,5 GHz y 2,3 GHz durante el primer trimestre de 2020, pero la semana pasada decidió posponer la adjudicación para adaptarla a los cambios de la ley electrónica de comunicaciones sueca (LEK), que entrará en vigor el próximo uno de enero.

Los cambios introducidos en la LEK afectan a asuntos como la seguridad nacional en conexión con las redes de telecomunicaciones y PTS ha declarado que las está discutiendo con los responsables de la policía y las fuerzas armadas. Ahora se espera que las licencias se adjudiquen a finales de 2020.

Según estaba previsto, PTS había ofrecido hasta 15 bloques de alcance nacional de al menos 20 MHz en la banda de 3,4 a 3,72 GHz, más ocho licencias de alcance nacional a 2,3 GHz y con al menos 10 MHz cada una de ellas. PTS se reserva 80 MHz entre la banda de 3,72 a 3,8 GHz para licencias regionales y locales. El plan es que hayan tres operadores que dispongan al menos de 80 MHz de espectro cada uno de ellos para facilitar la competencia.


Análisis

Varios operadores se preparan para ofrecer servicios SA 5G a partir de otoño

Distintos operadores están trabajando con sus proveedores de equipos de telecomunicaciones para ultimar las pruebas piloto y ofrecer servicios comerciales 5G Stand Alone (SA 5G) antes de fin de año. En estos momentos, todos los servicios 5G funcionan con el modo Non Stand Alone (NSA 5G NR); es decir, las redes de enlace funcionan con 5G pero las redes de transporte y troncales trabajan con sistemas de señalización 4G LTE, con lo que sólo se puede aprovechar una mínima parte de las ventajas de 5G. A partir del año que viene, conforme se desplieguen redes totalmente SA 5G en más sitios, serán posibles servicios tan prometedores como la baja latencia real (inferior al milisegundo), los servicios personalizados (network slicing), la computación en el borde (Edge Computing), las fábricas inteligentes y la integración plena de las tecnologías de la información y las redes de telecomunicaciones a través de los servicios alojados en la nube, entre otros.

Análisis

Presentada España Digital 2025, una agenda para impulsar la transformación digital

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, presentó el pasado jueves la Agenda Digital actualizada, que llevará el nombre de España Digital 2025. Incluye cerca de 50 medidas agrupadas en diez ejes estratégicos con los que, en los próximos cinco años, se pretende impulsar el proceso de transformación digital de España, de forma alineada con la estrategia digital de la Unión Europea. Gracias a la colaboración público-privada y con la participación de más de 25 agentes económicos, empresariales y sociales, España Digital 2025 contempla la puesta en marcha durante 2020-2022 de una serie de reformas estructurales, que prevén movilizar en torno a 20.000 millones de euros de inversión pública y unos 50.000 millones de inversión privada. Uno de los puntos destacados de España Digital 2025 es reforzar la capacidad española en ciberseguridad, con la previsión de tener 20.000 especialistas en 2025. Precisamente, al día siguiente, la Comisión Europea presentó la versión actualizada del informe sobre Ciberseguridad 5G del pasado enero, en el que no se hace ninguna mención a China ni a Huawei, aunque 14 Estados miembros evalúan que “su nivel de exposición a suministradores de alto riesgo potencial es medio o elevado”, otros tres que es bajo y los ocho restantes no proporcionan ninguna información al respecto. Una conclusión clara es que hay que reforzar los mecanismos de protección para asegurar que no hay fugas de información en la cadena de valor 5G y en vistas a la importante reunión plenaria de octubre de 2020.

Análisis

Nokia y Samsung anuncian redes de enlace más abiertas, lo que daría mayor flexibilidad a los operadores

Nokia y Samsung han anunciado, con pocos días de diferencia, la próxima disponibilidad de redes de enlace (RAN) virtualizadas y basadas en la nube, con interfaces abiertos pero equipos propietarios. Esto permitiría, si todo funciona como prevén estas compañías, que los operadores tengan mayor flexibilidad y más fabricantes y soluciones alternativas a la hora de construir sus infraestructuras de red, aunque con limitaciones. Por su parte, los principales operadores, como Telefónica, Deutsche Telekom, Vodafone y Orange, están realizando diversas pruebas piloto de redes de enlace abiertas basadas en Open RAN y fabricadas por compañías mayoritariamente estadounidenses, como Alliostar, Parallel Wireless o Mavenir, con resultados esperanzadores a medio plazo. La cuestión que se plantea es qué se entiende por “sistemas abiertos”, porque al final cualquier red de enlace debe cumplir con las especificaciones comunes 4G y 5G aprobadas por 3GPP, la mayor parte de las cuales están protegidas por patentes, que principalmente son de Huawei, Ericsson o Nokia.

Análisis

Las miniantenas se podrán instalar sin autorización previa en la UE, para facilitar la cobertura 5G en interiores

La Comisión Europea ha aprobado un reglamento que permite instalar miniantenas (small cells) en espacios interiores sin necesidad de autorización previa; bastará con que se informe a la autoridad correspondiente y que su volumen no exceda de los 30 litros en el caso de que sea visible y cumpla con los estrictos límites de radiación electromagnética establecidos en la UE. Con ello, Bruselas confía en promover la cobertura 5G en espacios interiores en los próximos años, a base de que se instalen repetidores de la señal, porque es consciente de que los usuarios utilizan el teléfono móvil mayoritariamente en espacios interiores, sean oficinas, centros comerciales o estaciones de metro o ferrocarril, y la señal 5G queda muy debilitada, cuando no nula, en el interior de edificios, aunque haya plena cobertura en el exterior.

Análisis

La decisión británica de prohibir los equipos de Huawei reabre el debate de las redes 5G seguras

El Gobierno británico ha prohibido a los operadores de su país que compren a Huawei cualquier tipo de equipo 5G a partir del próximo 1 de enero y que a finales de 2027 no quede en sus redes de telecomunicaciones ningún rastro de sus productos. De momento, los equipos de Huawei 4G y 3G instalados podrán continuar funcionando y ser mantenidos, pero queda en el aire lo que vaya a suceder con la infraestructura de fibra óptica del país, en gran parte instalada por Huawei, porque el Gobierno lo está “reevaluando”. De momento, Oliver Dowden, Secretario de Estado de Cultura, Medios y Deporte, reconoció ante el Parlamento británico que se espera que la decisión suponga “un retraso de entre dos y tres años en el despliegue de 5G” y que la factura total del reemplazo supere los 2.000 millones de libras. Dowden puso especial énfasis en desvincular la decisión de cualquier política interna realizada por China y aseguró que la seguridad de la red británica había sido reconsiderada por el Centro Nacional de Ciberseguridad (NCSC) en base al “severo impacto de las posibilidades de Huawei de suministrar equipos al Reino Unido”, en referencia a la prohibición estadounidense de que se venda cualquier chip a Huawei fabricado con equipos y patentes de compañías de Estados Unidos. El cambio de posición respecto a lo aprobado en enero por el Gobierno británico ha sido ampliamente interpretado como un intento de complacer a Estados Unidos, que quería incluso una prohibición total mucho antes de finales de 2027. Queda por ver cuál será la alternativa para tener la infraestructura totalmente fiable y segura que quiere el Gobierno.

Análisis

España, muy bien situada para aprovechar las capacidades de 5G

España es el país europeo que más fibra óptica ha desplegado en su territorio, con lo que está muy bien situada para aprovechar las capacidades que ofrecerá 5G en los próximos años, como argumentó Roberto Sánchez, Secretario de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales, en la presentación online del último informe del Observatorio Nacional 5G, sobre estandarización y despliegue de 5G, que tuvo lugar el viernes pasado. “Tenemos una de las mejores redes de telecomunicaciones del mundo y estamos en un gran momento para aprovechar esta capacidad y la gran oportunidad que 5G ofrecerá a España en los próximos años”, aseguró Roberto Sánchez. Por su parte, Federico Ruíz, responsable del Observatorio Nacional 5G (ON5G), destacó “la enorme oportunidad económica que permite 5G, una tecnología que ya está aquí”. También recalcó que importa la cobertura, pero no se debe olvidar al humilde teléfono y las grandes posibilidades que ofrece, acrecentadas con la continua evolución tecnológica. El último informe de ON5G está ya disponible en su webhttps://on5g.es/wp-content/uploads/2020/06/ON5G_Informe-de-estandarizaci%C3%B3n-y-despliegue-de-5G-1.pdf.
También en https://on5g.es/informes/ y https://on5g.es/informes/regulacion/