Publicaciones > Blog > EEUU crea una coalición para impulsar más redes de enlace abiertas
19/05/2020

EEUU crea una coalición para impulsar más redes de enlace abiertas

Estados Unidos, con el apoyo de su Gobierno, acaba de crear una coalición para fomentar un mayor desarrollo y despliegue de redes de enlace abiertas (Open RAN). Bajo la denominación de Open RAN Policy Coalition, no queda clara la relación que tendrá con las otras dos asociaciones (O-RAN Alliance y TIP), que están firmemente establecidas desde hace años en la creación de especificaciones y el desarrollo de redes de enlace abiertas. La coalición está formada por multitud de compañías, fundamentalmente estadounidenses, pero con dos ausencias muy destacadas, Nokia y Ericsson, aparte obviamente de Huawei. Hay dudas de que las tareas de la coalición sigan estrictamente las normas y estándares internacionalmente aprobadas de 3GPP, lo que podría llevar a una fragmentación de 5G y generaciones posteriores.


Las redes de acceso (RAN) actuales funcionan bajo el interfaz CPRI (Common Public Radio Interface), un estándar que contiene tantas variables que, en la práctica, no funciona si la comunicación entre el dispositivo móvil y la estación de radio de enlace no es de un único suministrador. La realidad es que las RAN son sistemas propietarios, monopolizados casi en exclusiva por tres grandes fabricantes de equipos: Huawei, Ericsson y Nokia, que se han repartido la mayor parte del mercado 3G y 4G y ahora el de 5G, con Huawei en posición cada vez más destacada.

Para fomentar una mayor competencia en este mercado y abaratar los costes, dos asociaciones, Telecom Infra Project (TIP), fundada por Facebook, y O-RAN Alliance (fusión a su vez del Forum xRAN y la C-RAN Alliance china) han desarrollado en los últimos cinco años una serie de especificaciones para tener redes de acceso construidas con componentes estándar y software abierto, y que funcionen con independencia del fabricante que las haya hecho. Últimamente, ambas asociaciones han colaborado intensamente y han conseguido unas especificaciones comunes de Open RAN y unos equipos totalmente operativos, gracias también al gran apoyo de fabricantes y operadores.

En la TIP Summit, celebrada en Amsterdam el pasado mes de noviembre, multitud de fabricantes, operadores y organizaciones del sector de telecomunicaciones dieron a conocer instalaciones e iniciativas en marcha de redes de acceso con equipos y software que funcionaban con reglas de comunicación interoperables, estandarizadas y abiertas. Todos ellos se mostraron dispuestos a agilizar la implantación de RAN abiertas que funcionaran a escala mundial y fueran totalmente interoperables con los equipos existentes y las redes 4G y 5G.



Desde entonces, ha habido múltiples progresos, con infraestructura real y redes de acceso totalmente funcionales. Multitud de fabricantes especializados en Open RAN y en su mayoría estadounidenses, como Mavenir, Altiostar, Parallel Wireless o Infinera, y otros más generales, como Cisco, Juniper y últimamente Intel, han sido muy activos y han instalado muchas redes abiertas, con el apoyo de importantes operadores, como Telefónica, Vodafone, Deutsche Telekom, BT, ATT y Sprint, entre otras

Para los operadores, la utilización de RAN abiertas les simplificaría las tareas de funcionamiento y gestión de las redes móviles, les permitiría tener más suministradores de equipos y, al estar fabricados con componentes estándar, serían más económicos. Telefónica ha instalado con éxito una red piloto en Perú y Vodafone también ha probado el funcionamiento correcto de RAN abiertas en Turquía y Sudáfrica y está ampliando las pruebas en redes reales del Reino Unido, República Democrática del Congo y Mozambique.



La no participación de Ericsson y Nokia en la Open RAN Policy Coalition, su injerencia política y la exclusión de Huawei y otras compañías chinas pone en duda que haya una competencia abierta y justa



La evolución del funcionamiento de la infraestructura 4G abierta de Rakuten Mobile, recientemente puesta en marcha, será una prueba de fuego muy importante para el porvenir de las redes abiertas. El mes pasado, al inaugurar la red 4G, la compañía aseguró que en junio pondría en marcha también una red 5G abierta, pero la semana pasada la pospuso otros tres meses, al menos hasta septiembre, alegando problemas motivados por la pandemia. La red 4G de Rakuten Mobile debía estar en marcha inicialmente en octubre del año pasado.

Las Open RAN y redes de telecomunicación más abiertas están teniendo un gran impulso, además, con el desarrollo de redes virtuales basadas en el cloud y en el edge. Por eso ha sorprendido el anuncio de la formación de una nueva alianza para el desarrollo de redes de enlace abiertas, bautizada como Open RAN Policy Coalition. Esta coalición cuenta con una impresionante lista impresionante de compañías fundadoras, como las estadounidenses AWS, Cisco, Facebook, Google, IBM, Intel, Microsoft, Oracle, Qualcomm, Samsung Electronics America, VMWare, las japonesas Fujitsu y NEC, las operadoras Telefónica, Vodafone, NTT, AT&T, Verizon, Dish y Rakuten y fabricantes especializados en fabricar redes de enlace abiertas como Altiostar, Airspan, Juniper, Parallel y algunas compañías más.

Destaca en esta lista, empero, la ausencia de los tres principales fabricantes mundiales de la infraestructura de telecomunicaciones: Nokia, Ericsson y Huawei. No se incluye tampoco ninguna compañía alemana ni su principal operador, Deutsche Telekom (ni T-Mobile, la operadora estadounidense en la que el operador alemán tiene una importante participación y que ahora SoftBank negocia la venta de una parte de sus activos). Las compañías de la India y, evidentemente, de China, también brillan por su ausencia, pese a ser los dos grandes mercados de telefonía móvil futuros. Es comprensible que no figuren en la coalición ni Huawei ni ZTE, pero que no estén ni Nokia ni Ericsson es difícil de justificar, máxime cuando estas dos últimas forman parte activa de O-RAN y de ONAP (Open Network Automation Platform).

La directora ejecutiva de Open RAN Policy Coalition, Diane Rinaldo (hasta hace muy poco un alto cargo del Departament of Commerce estadounidense), justifica así la creación de la coalición en un sucinto comunicado el 6 de mayo : “Como evidencia la actual pandemia global, la elección de suministradores y la flexibilidad en los despliegues de la próxima generación de redes son necesarios desde un punto de vista de la seguridad y prestaciones. Promocionando políticas que estandaricen y desarrollen interfaces abiertos podemos asegurar la interoperabilidad y la seguridad entre diferentes suministradores y potencialmente bajar la barrera de entrada a los nuevos innovadores”.



Ericsson no se opone a las redes de enlace abiertas sino que teme la fragmentación de la infraestructura mundial de telecomunicaciones si no se cumplen estrictamente los estándares aprobados por 3GPP



El objetivo reconocido de la coalición es ser “un grupo de presión que soporte el desarrollo global de tecnologías y soluciones inalámbricas abiertas e interoperables, incluyendo el soporte financiero estatal para I+D y la preferencia para soluciones RAN abiertas en los programas de aprovisionamiento y subsidios públicos”. También quiere influir en el debate sobre los requerimientos de nueva seguridad en las redes 5G y que el Gobierno federal de Estados Unidos juegue un papel activo en la seguridad de los equipos de las redes de telecomunicaciones. Se trata, pues, “de promover políticas que avancen en la adopción de soluciones abiertas e interoperables en las redes de enlace (RAN) como medio para crear innovación, estimular la libre competencia y expandir la cadena de suministro para las tecnologías inalámbricas avanzadas, incluyendo 5G”.

Ericsson se sumó a la O-RAN Alliance a finales de año, como se dijo en la TIP Summit de noviembre, aunque nunca ha sido muy entusiasta con sus posibilidades. Nokia forma parte tanto de O-RAN Alliance como de TIP e incluso ha participado en el desarrollo de la infraestructura de Rakuten Mobile, aunque más por ganas de quedar bien que por necesidad. Huawei nunca ha mostrado el menor interés, aunque se le ha invitado a formar parte. Samsung, interesado en ampliar su cuota de mercado, ahora muy centrada en Corea del Sur, ha tenido más interés e incluso su filial estadounidense ha sido invitada a formar parte de la coalición.



ZTE, el segundo gran fabricante chino de equipos de telecomunicaciones, es miembro muy activo de O-RAN Alliance y ha contribuido en muchos grupos de trabajo a crear las especificaciones abiertas. La impresión general es que las especificaciones de red de acceso abiertas tienen un claro futuro a medio plazo, e incluso se podrían implantar sin demasiados problemas en el mercado chino, pero ahora están poco más que en fase de pruebas, con instalaciones funcionando en pequeña escala. El paso a gran escala llevará aún algún tiempo y mucho más con la tecnología 5G. De ahí el seguimiento cercano de la industria a lo que hace Rakuten Mobile, como se ha indicado.

En un comunicado remitido a la revista digital RCR Wireless News, Ericsson asegura que “está fuertemente comprometida en los estándares abiertos y en los sólidos fundamentos construidos por 3GPP” y “cree en la competencia abierta y justa”. Y añade: “Para seguir adelante en la carrera del 5G, Estados Unidos y otros Gobiernos deberían mantener unos enfoques basados en el mercado a través de políticas tecnológicamente agnósticas”. La compañía sueca, aclara, “está activamente comprometida a trabajar con todos los actores relevantes y alianzas de la industria para innovar a escala global para el beneficio de la industria en su conjunto”.

Aunque de forma indirecta, de la declaración de Ericsson se desprende que Open RAN Policy Coalition no está muy comprometida con los estándares creados por 3GPP y que permitieron unificar la tecnología 3G y dar paso de una 4G totalmente unificada y ahora la 5G y desarrollos posteriores. En realidad, parece que la coalición está más interesada en ir contra China (y sobre todo contra Huawei) que en debilitar el statu quo que forman los sistemas propietarios de redes y estaciones de enlace.

Esto es un problema para Ericsson y Nokia, porque si las redes de enlace abiertas tienen mucho éxito pero con un fuerte sentimiento anti-chino, el mercado natural para ambas compañías sería mucho menor y los más perjudicados, porque no tendrían acceso al inmenso mercado chino y países del entorno y con muchas más competencia en el mercado occidental. Ericsson, en realidad, no se opone a la creación de redes de enlace abiertas con componentes estandarizados sino que teme que salir de los estándares de 3GPP, aunque sea marginalmente, podría fragmentar la infraestructura mundial de telecomunicaciones.

Con un enfoque hacia los sistemas abiertos más global e intentando que los suministradores chinos de infraestructura de telecomunicaciones cooperen, en especial ZTE, los operadores y la industria en general podrían salir ganando, argumentan los analistas del sector. Si se intentan hacer unas redes de enlace abiertas pero en contra de China y, sobre todo, sin cumplir todas las especificaciones unificadas aprobadas por el 3GPP en las diferentes Releases 16, 17 y futuras para 5G y generaciones posteriores, la fragmentación de la infraestructura de telecomunicaciones podría ser una realidad, con Estados Unidos y China en ambos extremos y Europa en medio, sin saber muy bien cómo afrontar la situación.


Análisis

5G inicia una nueva fase con la aprobación definitiva del Release 16 por parte de 3GPP

3GPP, el grupo mundial que está desarrollando todos los estándares 5G, ha fijado este fin de semana la versión definitiva del Release 16 (R16), después de interminables reuniones que se han debido hacer online a causa de la pandemia y que han dificultado la toma de decisiones. Se completa así la esperada R16, tres meses después de la suspensión de toda reunión presencial. Con ella, se inicia la segunda fase de 5G con una serie completa de especificaciones 5G, que permitirá en unos meses la instalación de equipos y dispositivos de red que mejorarán y optimizarán algunas de las funciones ya presentes en la Release 15 e introducirán otras de nuevas. La R16 está considerada fundamental en el proceso de adopción de 5G, porque es la primera que contiene una descripción completa del sistema 5G y está destinada a ser entregada al IMT-2020. El proceso de fijación de estándares continuará con las Releases 17 y 18, con añadidos y mejoras adicionales, pero ahora ya se podrá trabajar con redes móviles 5G genuinas, con equipos definitivos, sin ninguna dependencia de las redes 4G aunque continuarán estando lógicamente relacionadas. Con la R16, 5G podrá tener el profundo impacto previsto en la industria de telefonía móvil en su conjunto y en distintos sectores verticales y especializados, tanto profesionales como de consumo.

Análisis

La industria de telecomunicaciones reclama mayor soporte de la UE para desplegar 5G y la fibra

La industria europea de telecomunicaciones considera que la infraestructura y los servicios de telecomunicaciones constituyen el núcleo central de la cohesión social y económica en la Unión Europea y que juegan un papel clave para desarrollar un potente ecosistema digital europeo y conseguir un liderazgo tecnológico global. Son, además, el instrumento fundamental para sacar a trabajadores y negocios de la crisis actual y lograr un crecimiento económico sostenible y duradero. Pero para acelerar la competitividad y la recuperación europea en sectores clave, incluyendo el cloud y el edge computing, y como imperativo para mejorar la educación y la formación en todos los países de la UE, la industria de telecomunicaciones reclama un mayor soporte e implicación en el despliegue de 5G y de la fibra óptica a las instituciones y Gobiernos respectivos, ahora que empieza un semestre decisivo para salir cuanto antes de la recesión económica y social bajo la presidencia alemana de la Unión Europea.

Análisis

EE UU insiste en su crítica a Huawei mientras la UE quiere contemporizar con China

Michael Pompeo, Secretario de Estado de Estados Unidos, emitió el miércoles de la semana pasada un breve pero duro comunicado sobre el peligro que supone para los operadores la dependencia de Huawei y la necesidad de que se mantengan “limpios”, en clara referencia al fabricante chino de equipos de telecomunicaciones. Justo anteayer, el Primer Ministro británico, Boris Johnson, dudó en atacar directamente a Huawei, pero al final aseguró que las infraestructuras nacionales críticas deben protegerse adecuadamente de los “vendedores estatales hostiles”, un calificativo para Huawei aún más fuerte que el anterior de “alto riesgo”. Mientras, la Unión Europea y sus principales países se mantienen cautos y evitan pronunciarse contra China y específicamente sobre los equipos 5G de Huawei, hasta encontrar una vía intermedia que sirva para contemporizar tanto con China como con Estados Unidos y, a ser posible, sacar el máximo beneficio. Lo que Josep Borrell, Alto Representante de la Unión para Asuntos Exteriores, ha definido como “a mi manera”, en alusión a la canción popularizada por Frank Sinatra hace medio siglo.

Análisis

Las operadoras reclaman un plan digital para acelerar la recuperación económica de España

Los máximos responsables de Telefónica y Vodafone España, entre otros, han reclamado la aprobación de un ambicioso plan digital que contribuya a acelerar la recuperación económica de España. “La digitalización aparece, junto a la sostenibilidad, como el gran motor de la reactivación económica, ya que tiene la capacidad de impulsar nuevos modelos de negocio que optimicen los costes y abran nuevas fuentes de ingresos”, aseguró José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, en su reciente junta anual de accionistas. Por su parte, António Coimbra, consejero delegado de Vodafone España, urgió la adopción de un plan integral para actualizar y extender las redes de muy alta capacidad fijas y móviles en la cumbre de la CEOE de hace una semana. El presidente de Telefónica está convencido, además, de que soplan nuevos aires en Europa que permitirán una mayor consolidación del sector de telecomunicaciones y aflorar el valor oculto que tienen muchas operadoras europeas, lo que a su vez aseguraría su rentabilidad y el mantenimiento de sus inversiones.

Análisis

Nokia promueve una RAN con mayor número de elementos, más integrados y relativamente abiertos

Nokia está promoviendo el desarrollo de redes de acceso radio (RAN) más flexibles y ajustadas a las necesidades cambiantes de los operadores. La idea es tener entre la antena receptora y la red de transporte un mayor número de sistemas y elementos, que podrían conectarse entre sí de distintas formas porque estarían construidos con componentes más integrados y, a la vez, relativamente estándar y abiertos. De esta forma, los operadores tendrían mayor libertad para configurar las redes RAN de acuerdo a sus necesidades y utilizar, en determinados casos, elementos estándar de otros fabricantes, según la visión recientemente expuesta por Marcus Welcom, director de tecnología de Nokia. Sería un camino intermedio, entre las RAN propietarias que rigen hoy en día y las RAN abiertas que algunos fabricantes alternativos proponen, pero que no se prevé que estén disponibles en un futuro cercano.

Análisis

Ericsson casi duplica su previsión de suscripciones 5G para 2020, gracias a China

A finales de este año habrá un total de 190 millones de suscripciones a redes 5G, sostiene Ericsson en su último informe de movilidad, de los cuales unos 150 millones estarán en China, 20 millones en Corea del Sur y otros 20 millones en el resto del mundo, aproximadamente. Estas cifras casi duplican los 100 millones de suscripciones 5G previstas por Ericsson en su informe de noviembre pasado, debido al brutal crecimiento de China, muy superior al previsto, y al “ligero descenso” en Europa y Estados Unidos respecto a lo calculado por la compañía sueca. Para finales de 2025, la previsión es que hayan 2.800 millones de suscripciones 5G en todo el mundo, más en línea con los 2.600 millones pronosticados por Ericsson el pasado noviembre, porque la hipótesis razonable es que Estados Unidos, Europa y Japón acelerarán los despliegues de las redes 5G y la venta de terminales a partir a 2023.