Publicaciones > Blog > Europa quiere un mercado común de datos, con inteligencia artificial “responsable”
20/02/2020

Europa quiere un mercado común de datos, con inteligencia artificial “responsable”

La Comisión Europea presentó ayer el Libro Blanco sobre inteligencia artificial, en el que fija una serie de reglas estrictas sobre el uso de los datos que puedan presentar riesgos para la salud y los derechos fundamentales de los ciudadanos de la Unión Europea. La estrategia de Bruselas es aprovechar las oportunidades que plantea el uso de la inteligencia artificial (IA) aplicado a los datos, a la vez que evitar sus riesgos, y reforzar así la soberanía tecnológica de la UE frente a Estados Unidos y China. Para ello, se exigirá un uso “responsable” de la IA, sobre una base de datos común y compartida, en la ley que debería estar lista a finales de año. “Promoveremos la utilización de una IA responsable y centrada en las personas”, insistió la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyden.


El Libro Blanco sobre inteligencia artificial, que lleva el subtítulo de “un enfoque europeo a la excelencia y la confianza”, reconoce de entrada que la utilización de las técnicas de IA puede comportar muchos beneficios, sea para la salud de los ciudadanos, una mayor eficiencia agrícola y de los sistemas productivos e, incluso, mitigar el cambio climático. Pero, al mismo tiempo, conlleva riesgos potenciales, como la toma de decisiones opacas, discriminatorias o que vulneren la privacidad de las personas. Por ello, la UE quiere actuar y promover el desarrollo y despliegue de la IA de forma definida, “basada en los valores europeos”, y que beneficie a ciudadanos, compañías y sociedad en su conjunto. Puede consultarse aquí (PDF).

Para lograr este noble propósito, “Europa debe desarrollar y reforzar las capacidades industriales y tecnológicas necesarias” y tener una estrategia definida en cuanto al tratamiento y proceso de los datos, que requerirá tomar medidas para que Europa disponga de un “hub” global para los datos. El objetivo de este enfoque europeo en IA es, como dice en la conclusión el Libro Blanco, es “promover la capacidad de innovación de Europa en el área de IA mientras se soporta el desarrollo y aceptación de una IA ética y de confianza en todas la economías de la UE”.



Esta estrategia sobre IA de la Comisión Europa implicará la necesidad de explorar “una acción legislativa” que impulse a las compañías a compartir y tener un receptáculo común para los datos, como sostuvo Margrete Vestager, vicepresidenta ejecutiva de la CE y encargada de la agenda digital y de la competencia. Las compañías tecnológicas dominantes, como Amazon y Google, deberán compartir sus datos con rivales más pequeños si prospera la “estrategia de datos” que quiere a impulsar la CE y se convierte en ley, inicialmente prevista para finales de este mismo año.

Vestager considera que las compañías tecnológicas gozan de muchas ventajas cuando se les permite no compartir sus datos mientras que los bancos o los fabricantes de coches se les exige que otras empresas puedan acceder a información de sus clientes. La comisaria destacó en la presentación del Libro Blanco que forzar a las compañías tecnológicas a abrir sus datos puede ser un “remedio” a la concentración empresarial y que funcione. Añadió que se dispone de los medios para multar conductas anteriores, aunque reconoció que las discusiones sobre la estrategia digital definitiva están aún empezando.



La estrategia sobre IA de la CE implicará explorar “una acción legislativa” que impulse a las compañías a compartir y tener un receptáculo común para los datos



Uno de los aspectos que puede ayudar a conseguir los objetivos de la futura ley será el adecuado control de las comunicaciones móviles, porque será allí donde se generarán gran parte de los datos y su explotación deberá ser regulada de manera precisa para que no vulnere derechos y preserve la confidencialidad. Como explica el gráfico adjunto acerca del documento sobre IA de la Comisión, “con políticas e inversiones adecuadas por parte de la CE, Estados miembros y empresas, Europa puede aprovechar las oportunidades asociadas con este cambio de paradigma y ser líder en datos”. La Comisión prevé invertir de 4.000 a 6.000 millones en total para crear espacios comunes de datos europeos y una federación europea de infraestructura y servicios alojados en la nube.

La propia CE calcula que el valor de la economía de datos crecerá 2,8 veces entre 2018 y 2025, pasando de 301.000 millones de euros a 829.000 millones de euros en el conjunto de los 27 países que ahora forma la Unión Europea. Se prevé que el número de profesionales de datos se duplique entre 2018 y 2025, de 5,7 a 10,9 millones, mientras que la población de la UE con conocimientos digitales básicos lo hará el 20%, del 57% al 65%. Hay mucho, por tanto, en juego, con una competencia por parte de Estados Unidos y China que no cederá fácilmente.



Habrá un marco político, con la colaboración del sector privado y público, para crear un ecosistema de excelencia y otro regulatorio para lograr un ecosistema de confianza, de acuerdo con las reglas de la UE



Los analistas consideran que la CE se enfrentará a numerosos obstáculos cuando redacte la legislación, desde cómo definir qué clases de datos deberían compartirse hasta quién debería ser el responsable de posibles vulneraciones. Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, presentó el pasado lunes un documento sobre la regulación de contenidos en su visita a Bruselas, lo que da idea de que considera inevitable establecer un marco de actuación. El documento de Facebook fija objetivos loables pero, como asegura Financial Times en un editorial, “carece de substancia”.

La Comisión establece cuatro sectores “críticos” y “de alto riesgo”, donde los sistemas de IA deberían ser “transparentes, rastreables y que garanticen un control humano”, dice el Libro Blanco, y se quieren promulgar “reglas muy estrictas” de utilización. Los cuatro sectores críticos son la salud, los transportes, la policía y la justicia, que pueden implicar efectos jurídicos o utilizaciones indeseables. Las autoridades deberían poder verificar que los sistemas de IA utilizados están conformes a la legislación, como los coches, los juguetes o los cosméticos, puso de ejemplo Ursula von der Leyden.



En las aplicaciones de IA con menor riesgo se prevé poner simplemente una etiqueta, de uso no obligatorio, en el caso de que puedan servir para aplicaciones más estrictas. Los poderes públicos, a escala nacional pero con la supervisión comunitaria, deberían poder probar y verificar los datos utilizados por los algoritmos para garantizar que se respetan los derechos fundamentales de los ciudadanos, según quiere la CE.

Sobre el tema tan delicado del reconocimiento facial, Bruselas ha decidido finalmente estudiarlo más a fondo en los próximos meses antes de ponerlo en el borrador legislativo, aunque no lo prohibirá, al menos en algunos lugares públicos como los aeropuertos, donde ya se está utilizando ahora. Vestager ha comentado que se quiere evitar que se pueda enviar un mensaje por el smartphone en el que se diga que se sabe que se está en un sitio y que se sugiere que debería irse a casa, evocando lo sucedido en manifestaciones en Hong-Kong.

La legislación comprenderá dos bloques principales, un marco político y otro regulatorio. El marco político quiere alinear la estrategia en toda la UE “en colaboración entre el sector privado y el público”. Su propósito es crear “un ecosistema de excelencia a lo largo de toda la cadena de valor. El marco regulatorio para la IA en la UE quiere crear “un ecosistema de confianza” y que esté de acuerdo con las reglas de la UE. Este marco regulatorio tendrá en cuenta las normas éticas preparadas por el grupo de expertos de alto nivel de la UE sobre IA y también estará basada en una comunicación sobre crear confianza en la IA centrada en lo humano.


Análisis

Varios operadores se preparan para ofrecer servicios SA 5G a partir de otoño

Distintos operadores están trabajando con sus proveedores de equipos de telecomunicaciones para ultimar las pruebas piloto y ofrecer servicios comerciales 5G Stand Alone (SA 5G) antes de fin de año. En estos momentos, todos los servicios 5G funcionan con el modo Non Stand Alone (NSA 5G NR); es decir, las redes de enlace funcionan con 5G pero las redes de transporte y troncales trabajan con sistemas de señalización 4G LTE, con lo que sólo se puede aprovechar una mínima parte de las ventajas de 5G. A partir del año que viene, conforme se desplieguen redes totalmente SA 5G en más sitios, serán posibles servicios tan prometedores como la baja latencia real (inferior al milisegundo), los servicios personalizados (network slicing), la computación en el borde (Edge Computing), las fábricas inteligentes y la integración plena de las tecnologías de la información y las redes de telecomunicaciones a través de los servicios alojados en la nube, entre otros.

Análisis

Presentada España Digital 2025, una agenda para impulsar la transformación digital

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, presentó el pasado jueves la Agenda Digital actualizada, que llevará el nombre de España Digital 2025. Incluye cerca de 50 medidas agrupadas en diez ejes estratégicos con los que, en los próximos cinco años, se pretende impulsar el proceso de transformación digital de España, de forma alineada con la estrategia digital de la Unión Europea. Gracias a la colaboración público-privada y con la participación de más de 25 agentes económicos, empresariales y sociales, España Digital 2025 contempla la puesta en marcha durante 2020-2022 de una serie de reformas estructurales, que prevén movilizar en torno a 20.000 millones de euros de inversión pública y unos 50.000 millones de inversión privada. Uno de los puntos destacados de España Digital 2025 es reforzar la capacidad española en ciberseguridad, con la previsión de tener 20.000 especialistas en 2025. Precisamente, al día siguiente, la Comisión Europea presentó la versión actualizada del informe sobre Ciberseguridad 5G del pasado enero, en el que no se hace ninguna mención a China ni a Huawei, aunque 14 Estados miembros evalúan que “su nivel de exposición a suministradores de alto riesgo potencial es medio o elevado”, otros tres que es bajo y los ocho restantes no proporcionan ninguna información al respecto. Una conclusión clara es que hay que reforzar los mecanismos de protección para asegurar que no hay fugas de información en la cadena de valor 5G y en vistas a la importante reunión plenaria de octubre de 2020.

Análisis

Nokia y Samsung anuncian redes de enlace más abiertas, lo que daría mayor flexibilidad a los operadores

Nokia y Samsung han anunciado, con pocos días de diferencia, la próxima disponibilidad de redes de enlace (RAN) virtualizadas y basadas en la nube, con interfaces abiertos pero equipos propietarios. Esto permitiría, si todo funciona como prevén estas compañías, que los operadores tengan mayor flexibilidad y más fabricantes y soluciones alternativas a la hora de construir sus infraestructuras de red, aunque con limitaciones. Por su parte, los principales operadores, como Telefónica, Deutsche Telekom, Vodafone y Orange, están realizando diversas pruebas piloto de redes de enlace abiertas basadas en Open RAN y fabricadas por compañías mayoritariamente estadounidenses, como Alliostar, Parallel Wireless o Mavenir, con resultados esperanzadores a medio plazo. La cuestión que se plantea es qué se entiende por “sistemas abiertos”, porque al final cualquier red de enlace debe cumplir con las especificaciones comunes 4G y 5G aprobadas por 3GPP, la mayor parte de las cuales están protegidas por patentes, que principalmente son de Huawei, Ericsson o Nokia.

Análisis

Las miniantenas se podrán instalar sin autorización previa en la UE, para facilitar la cobertura 5G en interiores

La Comisión Europea ha aprobado un reglamento que permite instalar miniantenas (small cells) en espacios interiores sin necesidad de autorización previa; bastará con que se informe a la autoridad correspondiente y que su volumen no exceda de los 30 litros en el caso de que sea visible y cumpla con los estrictos límites de radiación electromagnética establecidos en la UE. Con ello, Bruselas confía en promover la cobertura 5G en espacios interiores en los próximos años, a base de que se instalen repetidores de la señal, porque es consciente de que los usuarios utilizan el teléfono móvil mayoritariamente en espacios interiores, sean oficinas, centros comerciales o estaciones de metro o ferrocarril, y la señal 5G queda muy debilitada, cuando no nula, en el interior de edificios, aunque haya plena cobertura en el exterior.

Análisis

La decisión británica de prohibir los equipos de Huawei reabre el debate de las redes 5G seguras

El Gobierno británico ha prohibido a los operadores de su país que compren a Huawei cualquier tipo de equipo 5G a partir del próximo 1 de enero y que a finales de 2027 no quede en sus redes de telecomunicaciones ningún rastro de sus productos. De momento, los equipos de Huawei 4G y 3G instalados podrán continuar funcionando y ser mantenidos, pero queda en el aire lo que vaya a suceder con la infraestructura de fibra óptica del país, en gran parte instalada por Huawei, porque el Gobierno lo está “reevaluando”. De momento, Oliver Dowden, Secretario de Estado de Cultura, Medios y Deporte, reconoció ante el Parlamento británico que se espera que la decisión suponga “un retraso de entre dos y tres años en el despliegue de 5G” y que la factura total del reemplazo supere los 2.000 millones de libras. Dowden puso especial énfasis en desvincular la decisión de cualquier política interna realizada por China y aseguró que la seguridad de la red británica había sido reconsiderada por el Centro Nacional de Ciberseguridad (NCSC) en base al “severo impacto de las posibilidades de Huawei de suministrar equipos al Reino Unido”, en referencia a la prohibición estadounidense de que se venda cualquier chip a Huawei fabricado con equipos y patentes de compañías de Estados Unidos. El cambio de posición respecto a lo aprobado en enero por el Gobierno británico ha sido ampliamente interpretado como un intento de complacer a Estados Unidos, que quería incluso una prohibición total mucho antes de finales de 2027. Queda por ver cuál será la alternativa para tener la infraestructura totalmente fiable y segura que quiere el Gobierno.

Análisis

España, muy bien situada para aprovechar las capacidades de 5G

España es el país europeo que más fibra óptica ha desplegado en su territorio, con lo que está muy bien situada para aprovechar las capacidades que ofrecerá 5G en los próximos años, como argumentó Roberto Sánchez, Secretario de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales, en la presentación online del último informe del Observatorio Nacional 5G, sobre estandarización y despliegue de 5G, que tuvo lugar el viernes pasado. “Tenemos una de las mejores redes de telecomunicaciones del mundo y estamos en un gran momento para aprovechar esta capacidad y la gran oportunidad que 5G ofrecerá a España en los próximos años”, aseguró Roberto Sánchez. Por su parte, Federico Ruíz, responsable del Observatorio Nacional 5G (ON5G), destacó “la enorme oportunidad económica que permite 5G, una tecnología que ya está aquí”. También recalcó que importa la cobertura, pero no se debe olvidar al humilde teléfono y las grandes posibilidades que ofrece, acrecentadas con la continua evolución tecnológica. El último informe de ON5G está ya disponible en su webhttps://on5g.es/wp-content/uploads/2020/06/ON5G_Informe-de-estandarizaci%C3%B3n-y-despliegue-de-5G-1.pdf.
También en https://on5g.es/informes/ y https://on5g.es/informes/regulacion/