Publicaciones > Blog > Los consumidores, cautos frente a la llegada de smartphones 5G
09/01/2020

Los consumidores, cautos frente a la llegada de smartphones 5G

Los consumidores de todo el mundo tienen importantes expectativas respecto al futuro del 5G pero solo una mínima parte, alrededor del 30%, ven la necesidad de adquirir un smartphone 5G y la gran mayoría no está dispuesta a pagar por un smartphone 5G más de un 15% adicional respecto a un modelo comparable 4G, según constatan recientes encuestas. El principal mercado para la venta de smartphones 5G en estos dos próximos años es, con diferencia, China, seguida a cierta distancia de Estados Unidos, mientras que los consumidores europeos no tienen especial interés. Dentro de Europa, curiosamente, los españoles son los más proclives a adquirir un smartphone 5G y los británicos los menos, pese a que el Reino Unido es el país europeo con más redes 5G y mayor competencia entre operadores.


Lo que ocurra en China en los próximos meses en cuanto a la venta de smartphones 5G y 4G determinará el futuro de su mercado. China representa en estos momentos el 30% de las ventas totales de smartphones y el 75% de su producción mundial. En los últimos años, la evolución de las ventas de smartphones a nivel mundial ha seguido la pauta del mercado chino, como se puede ver en el gráfico inferior, extraído del informe The Future of Devices, de GSMA Intelligence.

El importante crecimiento de las ventas de smartphones en China durante 2016 disparó el tamaño del mercado mundial. La desaceleración del mercado chino en 2017 hizo que el mercado mundial se resintiera y la fuerte contracción de las ventas en China en 2018 provocó que siguieran cayendo las ventas de smartphones a nivel mundial. En 2019, la recuperación de las ventas en China ha hecho que el mercado mundial se estabilizara relativamente, pese a la importante caída de las ventas de smartphones en el resto de mercados. La aún leve recuperación del mercado de smartphones chino (en unidades, aunque no en facturación) infunde un cierto optimismo respecto a la evolución positiva (o muy ligeramente negativa) de las ventas globales de smartphones en 2020.

En los próximos cinco años, el mercado mundial de smartphones seguirá dependiendo de lo que ocurra en China y, crecientemente, de la India y de varios países de Asia-Pacífico y Nigeria, como se puede ver en el gráfico. Entre 2018 y 2025, China sumará 453 millones de nuevos usuarios de smartphones y la India 421 millones, según el informe de GSMA. Indonesia, Nigeria y Pakistán serán los otros grandes mercados con nuevos usuarios. Los distintos países de la Unión Europea apenas contarán, porque el grado de penetración supera el 100% y hay muy poco recorrido para lograr nuevos usuarios. Evidentemente, los países de la Unión Europea, al igual que Estados Unidos, Japón o Corea del Sur, serán mercados muy importantes en cuanto a la renovación de los smartphones y de su mayor precio, pero no a nivel de unidades.

La industria mundial de smartphones y los operadores de telefonía móvil están muy expectantes respecto a la evolución del suministro de smartphones 5G en los próximos años y, especialmente, a partir de 2021. Son los modelos 5G los que deberán contribuir al crecimiento, o por lo menos a la estabilización, del precio medio de los smartphones, últimamente en caída libre.

Las encuestas recientes de diversas consultoras no invitan al optimismo en cuanto a la compra por los consumidores de smartphones 5G este año 2020. La clave del futuro del mercado de smartphones 5G vuelve a ser China: casi la mitad de los consumidores chinos aseguran que adquirirán un smartphone 5G tan pronto como los servicios estén disponibles, comparado con el 30% de los consumidores de Estados Unidos y entre el 15% y 20% de los europeos, según la encuesta de GSMA Intelligence.

Motivos para la compra

Está claro que las ventas de los smartphones 5G se verán impulsadas por la mejora de las prestaciones de los dispositivos, pero el informe de la GSMA encuentra desconcertante que sólo el 30% de los consumidores consideran los nuevos smartphones 5G el motivo para la renovación y la causa fundamental para hacerlo es el aumento de la velocidad. Las prestaciones añadidas gracias a 5G se perciben muy secundarias.

El precio más elevado de los smartphones 5G respecto a los 4G es la causa fundamental del poco interés de los usuarios. Un estudio de la consultora IHS revela que el 75% de los encuestados están dispuestos a pagar entre un 10% y un 25% adicional por un smartphone 5G de prestaciones equivalentes a otro 4G. Como el precio medio de un smartphone fue de 319 dólares en 2019, esto supondría que la gran mayoría pagarían, como máximo, 80 dólares más por un smartphone 5G, muy por debajo de lo que se espera que cuesten de más este año. Los estudios y declaraciones más optimistas dicen que los smartphones 5G más baratos estarán escasamente por debajo de los 500 dólares a finales de este año y los de gama alta seguirán rozando los 1.000 dólares.

Digitimes Research calcula que se suministraron en 2019 alrededor de 21 millones de smartphones 5G en total, de los cuales entre 12,5 y 13,5 millones se entregaron al mercado chino (en menos de tres meses). Samsung acaba de revelar que ha suministrado 6,7 millones de smartphones 5G el año pasado, fundamentalmente al mercado de Corea del Sur. Por otro lado, se evalúa en 1,6 millones los smartphones 5G despachados en Estados Unidos, según ha declarado en el CES la CTA, la asociación de tecnologías de consumo estadounidense. Esto quiere decir que entre Europa y Oriente Medio se han despachado del orden de un millón de smartphones 5G en 2019.

Este año, se prevé que se suministren entre 190 y 248 millones de smartphones 5G mundial. IDC evalúa las entregas de smartphones 5G en 190 millones de unidades, sobre un mercado total de 1.400 millones de smartphones y un crecimiento del 1,5%, lo que supondría que el 14% de los smartphones serían 5G. Dell’Oro sitúa las ventas de smartphones 5G este año en unos 200 millones de unidades, al igual que Qualcomm. Digitimes prevé un mayor aumento, con 248 millones de unidades 5G despachadas este año. Ovum es mucho más cauto, con 250 millones de smartphones vendidos a finales de 2021 y 687 millones a finales de 2022, pero solo 63,4 millones de unidades este año.

Ventas por países

La CTA pronostica para Estados Unidos unas ventas totales de smartphones de 165,8 millones de unidades este año, de los cuales 20,2 millones serán 5G, frente a los 162,5 millones en total de 2019. Para 2021, se calcula que se venderán 167,8 millones de smartphones en Estados Unidos, de los cuales 60,8 millones serán 5G, para alcanzar los 106,3 millones en 2022 y 133 millones en 2023. Las estimaciones de venta de smartphones 5G en toda Europa en 2020 son aún muy provisionales, pero no se espera que superen los 10 millones de unidades. Dando por buena la previsión de 190 millones de unidades en total, significaría que en China deberían despacharse al menos 150 millones de unidades, siete veces más que en Estados Unidos.

Esta previsión tan abultada del mercado chino de smartphones 5G para este año respecto a los otros países está en línea con el gran interés que despierta la tecnología 5G en China, unida al elevado tamaño de su población. Como indica la tabla de la encuesta de GSMA, el 46% de los chinos quieren tener un smartphone 5G tan pronto como estén disponibles los servicios, frente al 28% de Estados Unidos. Llama la atención el poco interés, el 15%, que despierta 5G en Corea del Sur, pese a ser el país con mayor disponibilidad de servicios 5G y cobertura, o quizás debido a ello. Japón también está a la cola, con el 12%. En el ámbito europeo, es revelador que haya más interés por tener un smartphone 5G en Italia (23%) o en España (20%) que en Francia y Alemania (16%). Pero más sorprendente es que solo un 11% de los británicos estén interesados en 5G, con cuatro operadores prestando servicios comerciales en el país y tarifas del servicio 5G muy ajustadas.

Un aspecto del estudio de GSMA que llama también la atención es que lo que esperan fundamentalmente los consumidores de 5G es mayor velocidad, el 53%, tanto en 2018 como en 2019. Crece, es verdad, el interés por los nuevos servicios y la posibilidad de conectar otros dispositivos, pero baja la necesidad de tener mayor cobertura, tarifas más baratas o una mejora de la banda ancha en el hogar, quizás porque ya se juzga que son prestaciones suficientes con 4G. La encuesta de la GSMA se realizó entre agosto y diciembre de 2019, por lo que la realidad puede ser muy diferente a medida que avance 2020.

La cuestión principal es el motivo por el cual los consumidores están dispuestos a pagar por tener 5G. La mitad, según el estudio, pagarían por mayor velocidad y sólo entre el 10 y 15% por nuevos servicios. “Es desconcertante que sólo el 30% de los usuarios vean un nuevo smartphone como la razón para el cambio”, destacan los autores del estudio, aunque está claro que los suministradores de dispositivos se beneficiarán de cualquier mejora que venga con el nuevo modelo. La evolución de las ventas de los smartphones 5G en los distintos mercados será, para muchos, apasionante.


Análisis

Crecen las dificultades en EE UU para liberar frecuencias medias para 5G

FCC, el organismo que regula las telecomunicaciones en Estados Unidos, se está encontrando con crecientes dificultades para liberar espectro radioeléctrico en el entorno de la banda media de 3,5 GHz, que es crucial para un despliegue rápido y efectivo de servicios 5G en todo el país. La propuesta de fusión de T-Mobile US y Sprint depende ahora de la sentencia que dicte el juez de distrito Victor Marrero, cuyo veredicto es muy incierto, según apuntan los expertos, y de consecuencias impredecibles para 5G si se rechaza. La FCC quiere subastar a finales de este año la llamada banda C, que está ocupada por diversas compañías que no quieren renunciar a sus legítimos derechos sin importantes compensaciones, mientras que su propuesta de subastar el próximo 25 de junio parte del tramo de 3,5 GHz, utilizada por servicios de radio de banda ancha, también presenta obstáculos legales. Para colmo, la intención de la FCC de reasignar más de la mitad de la banda de 5,9 GHz para servicios sin licencia, como Wi-Fi o vehículos autónomos, cuenta con la firme oposición del Ministerio de Transportes estadounidense que ya la utiliza. Donde no ha habido problemas es en la subasta de ondas milimétricas de 37, 39 y 47 GHz, con más de 14.100 licencias, que está a punto de terminar y con una recaudación cercana a los 7.500 millones de dólares.

Análisis

La CE, favorable a que Huawei instale equipos 5G en Europa, con condiciones

Thierry Breton (en la imagen), el reciente comisario europeo del mercado interior, se ha mostrado partidario de que los operadores de la Unión Europea puedan instalar equipos de Huawei en sus redes 5G, siempre que se respeten todas las reglas que la Comisión Europea detallará en unos quince días, según explicó ayer en rueda de prensa y el domingo en Munich. Por su parte, la canciller alemana, Angela Merkel, es partidaria de que su país retrase la posición oficial sobre el tema hasta pasada la cumbre europea, prevista para el 21 y 22 de marzo, y Francia prevé responder la primera semana de febrero las condiciones que tendrán los operadores que optan a la subasta de las licencias 5G. Mientras, Boris Johnson, Primer Ministro del Reino Unido, no quiere enemistarse con Estados Unidos ni tampoco hipotecar el futuro de su país con una decisión muy drástica contra Huawei. Es previsible, de esta forma, que al final se opte en Europa por no discriminar a ninguna compañía suministradora de equipos 5G, aunque se impondrán condiciones para tener unas redes 5G lo más seguras posible, que podrían ser distintas en cada país. El plazo de cesión de las licencias de instalación también podría modificarse según evolucione la tecnología.

Análisis

El Senado de EEUU impulsa redes 5G abiertas que rivalicen con las de Huawei

Un influyente grupo de senadores demócratas y republicanos de Estados Unidos ha impulsado un proyecto de ley que investigue y desarrolle equipos de red 5G basados en estándares abiertos y que no sean originarios de China. La iniciativa se financiaría con parte de los ingresos procedentes de la subasta estadounidense de licencias de espectro 5G y se pretende que promueva la adopción generalizada de la tecnología 5G con componentes estandarizados, fabricados principalmente en Estados Unidos, y sirva también para desarrollar soluciones de red muy seguras. Se trata, en parte, de una respuesta a la frustración generada por los escasos resultados del veto impuesto por la Administración Trump a los productos de Huawei en suelo americano y a la evidencia de que Estados Unidos no tiene industria de equipos de telecomunicaciones autóctona capaz de hacer frente a China ni una alternativa en un tema que considera estratégico como 5G.

Análisis

El espectro compartido y las bandas agregadas permitirán mayor cobertura y capacidad 5G

Los operadores confían en el espectro compartido (DSS) y en la agregación de las ondas portadoras (CA) para ampliar dos necesidades en principio contrapuestas, como son tener gran cobertura y elevada capacidad de transmisión de datos en telefonía móvil 5G, dentro de la banda de espectro disponible. La escasez de espectro en las bandas de frecuencia medias y bajas y la reducida cobertura y penetración de las ondas milimétricas obligará a los operadores a compartir y agregar las bandas de frecuencias que tengan licenciadas. Y así facilitar el despliegue de 5G y ofrecer mejor servicio, sin que la inversión requerida no se dispare.

Análisis

Huawei se muestra firme frente al embargo continuado de EE UU

Huawei da por hecho que la Administración estadounidense continuará vetando sus productos durante 2020 y reconoce que “será un año difícil” para la compañía. Eric Xu, su presidente rotatorio, aseguró en su mensaje de fin de año que “la supervivencia será la primera prioridad” de Huawei, aunque muestra su convencimiento de que la compañía resultará fortalecida, después de haber crecido la facturación el 18% en 2019 y de tener “una posición sólida, a pesar de la adversidad”. Mientras tanto, los principales países europeos deberán tomar pronto una postura clara respecto a las presiones de Estados Unidos para que también veten a Huawei, con claros riesgos hagan lo que hagan. Este año que ahora ha empezado no sólo será clave para el despegue de 5G sino para definir cuántos tipos de 5G habrá en los próximos años y del papel que jugará Europa en tecnologías de la información y telecomunicaciones.

Análisis

El auge de 5G dependerá de su uso en las empresas, no de los consumidores

5G será la primera generación de telefonía móvil que tendrá mayor impacto en las empresas que en los consumidores, según constata un informe de GSMA Intelligence sobre la evolución de 5G en los próximos diez años. Uno de los problemas para el despegue de las redes y dispositivos 5G es que la facturación total de la telefonía móvil tendrá un crecimiento reducido en los próximos cinco años, en torno al 1% en términos reales. Será después de 2025 cuando aumentará a mayor ritmo, gracias al uso intensivo de 5G por parte de las empresas, que se convertirán en la locomotora y la aplicación clave de la nueva generación de telefonía móvil.