Publicaciones > Blog > Cae el mercado de smartphones, a la espera de los modelos 5G de 2020
14/08/2019

Cae el mercado de smartphones, a la espera de los modelos 5G de 2020

El mercado global de smartphones caerá previsiblemente el 2,5% este año, el peor declive de la historia, según la consultora Gartner. Esto hará que las ventas mundiales de smartphones estén por debajo de los 1.500 millones de unidades, cuando en 2017 superaron ligeramente los 1.600 millones.


Varios factores explican la caída, como la falta de mejoras reales que justifiquen la renovación o que ya son nueve los trimestres consecutivos de bajada de ventas en un mercado clave como China. Pero también es atribuible a que los consumidores de smartphones de muy altas prestaciones esperan el año que viene para tener un modelo 5G.

La caída de ventas globales de smartphones en unidades no es nada nueva, pero la facturación se había más o menos mantenido gracias a la incorporación de pantallas más grandes y más memoria y al alza desmesurada de los precios de los modelos de muy altas prestaciones, especialmente por parte de Apple y Samsung. La caída del 12% de la facturación de los modelos iPhone de Apple en el segundo trimestre (y del 14% de las ventas, según las consultoras, porque Apple no ya desglosa los iPhone vendidos) revela la dura situación del mercado para los fabricantes de smartphones, aunque Apple ha maquillado las cifras con una mayor facturación de los servicios. Apple siempre ha sido el referente en smartphones.

Samsung espera un repunte de sus ventas con la reciente presentación del Note 10 y especialmente con el Fold que introducirá en septiembre, el modelo de pantalla plegable que debió retirar en abril por problemas en la bisagra que ahora asegura ha resuelto. El precio fijado, en torno de los 2.000 euros, le puede devolver algo de prestigio innovador a la empresa coreana, pero difícilmente resolverá la continua bajada de unidades de la gama Galaxy, su buque insignia, y de la caída de rentabilidad de sus smartphones.



El Galaxy S10 5G de Samsung es el modelo 5G más exitoso, especialmente en Corea del Sur, pero este año la compañía venderá solo unos pocos millones de unidades, como les pasará a LG, Xiaomi y el resto de compañías que comercializan modelos 5G. Hay que tener presente que el año pasado Samsung vendió un total de 290 millones de smartphones, seguidos prácticamente al alimón por Huawei y Apple, con 206 millones de unidades cada uno de ellos. Por muchos millones de smartphones 5G que se vendan en esta segunda mitad del año, palidecerán frente al total previsto para 2019, que rozará los 1.500 millones de unidades (aunque las cifras de las consultoras bailan porque unos cuentan unidades realmente vendidas y los otros entregadas a los operadores y tiendas).



Las ventas ya caían en unidades, pero la facturación se mantenía gracias al incremento de precios



Samsung ha logrado, en los últimos trimestres, unas ventas de smartphones muy estables, en torno a 75 millones de unidades trimestrales desde hace más de dos años, debido a su catálogo muy diversificado y a su buena relación entre precio y prestaciones de su gama media. Apple, en cambio, ha concentrado tradicionalmente su pico de ventas en el último trimestre, al rebufo de sus novedades típicas de septiembre, pero seguido con bajadas trimestrales. El resultado que obtenga Apple este cuarto trimestre revelará la profundidad de la crisis del mercado de smartphones y de la propia Apple, cuando además no tiene ningún modelo 5G previsible a doce meses vista; como pronto, para las Navidades de 2020.

Evolución ventas de smartphones por marcas (fuente: Canalys)

Mientras, el foco se centra en Huawei. La compañía china, pese al veto de Estados Unidos y sin presencia en Norteamérica, ha aumentado las ventas de smarpthones el 24% en esta primera mitad del año. Su fuerte crecimiento, del 31%, en un mercado en contracción como el chino, que encadena nueve trimestres consecutivos de ventas unitarias a la baja, justifica este aumento. El crecimiento de Huawei, lógicamente, se ha hecho a costa de sus competidores: Oppo, Vivo, Xiaomi y Apple, que han caer sus ventas en la primera mitad entre el 14% y el 20%. Samsung, como LG, apenas cuentan en China.



En 2020, el precio de los smartphones 5G se reducirá a la mitad respecto al actual



La incógnita es qué pasará en el mercado chino a partir de septiembre, cuando está previsto que empiecen a funcionar las redes 5G. China es un mercado de unos 100 millones de smartphones trimestrales por lo que, a poco éxito que tengan los modelos 5G en el último tramo de 2019, se pueden colocar más millones de unidades que en todo el resto del mundo con redes 5G, especialmente mientras Japón no encienda sus redes 5G. Para Huawei, China es la gran oportunidad para despegar con los equipos y terminales 5G.



Habrá que esperar, sin embargo, a que termine 2020 para tener una radiografía mínimamente precisa de la evolución de las redes y terminales 5G durante el próximo lustro. La consultora taiwanesa Digitimes Research prevé unas ventas de entre 100 y 150 millones de smartphones 5G durante 2020, cerca del 10 por ciento del total. Y estiman que su precio medio bajará por lo menos la mitad respecto al actual, que está por encima por encima de los 1.000 euros. Su concreción a medida que avance 2020 mostrará la realidad de la tecnología 5G en cuanto al consumo.

De todas formas, es prácticamente seguro que a partir de 2021 habrá un impulso decidido de las ventas de terminales 5G. Según la consultora Canalys, este año las ventas de smartphones 5G oscilarán en torno al 0,9% del total, de 13 a 15 millones, mientras que se prevé que el total acumulado de ventas de smartphones 5G entre 2020 y 2023 será de 1.900 millones de unidades, más que todos los smarpthones vendidos en los últimos años. El despegue se producirá a partir de 2021, cuando el 27,3% de los smartphones serán 5G y seguirá el 2022, con el 39,5%. En 2023, siempre según los cálculos de la consultora, se venderán más smartphones 5G, el 51,4%, que del resto. También Gartner estima que en 2023 las ventas de smartphones 5G supondrán el 51% del total.

Evolución ventas smartphones según tecnología (fuente: Canalys)

Los porcentajes esbozados para las ventas de smartphones 5G son halagüeños, pero habrá que esperar las cifras absolutas reales, porque un desplome serio de los smartphones 4G cambiaría el panorama, como también el precio medio de venta de los smartphones 5G, y de los 4G a partir del año que viene. El panorama, en cualquier caso, se presume muy complicado para los fabricantes y para las operadoras, deseosas de mantener, al menos, sus márgenes con el despliegue de 5G.


Análisis

Crece el despliegue de redes IoT, con mejores aplicaciones

El despliegue y la utilización de redes IoT móviles (LTE-M y NB-IoT) están creciendo a buen ritmo, gracias al beneficio que ofrecen a las empresas usuarias y al mayor número de aplicaciones desarrolladas para distintos sectores verticales. Para los operadores, su utilización supone mayores ingresos para su red de telefonía móvil, aunque el empleo a gran escala de las redes IoT requerirá la recogida y gestión de la información mucho más automatizada que en la actualidad para que sea efectiva. Se prevé que este año se generalice el uso de las redes IoT móviles, al empezar a resolverse los problemas derivados de la seguridad, integración y coste del servicio. La mayor disponibilidad de dispositivos IoT más versátiles y económicos facilitará el mayor uso de las redes, con la vista puesta en 5G para una mayor optimización de sus posibilidades.

Análisis

Los smartphones 5G de primavera serán regionales y afectados por el coronavirus

La oferta de esta primavera de smartphones 5G, de la que ayer se hicieron algunos nuevos anuncios, será regional, porque en cada área geográfica existen severas limitaciones comerciales y de mercado, y se caracterizará porque la mayoría de modelos será de gama alta. Habrá que esperar a la segunda mitad del año para ver cómo evoluciona realmente la oferta y la demanda, una vez que previsiblemente se hayan disipado los temores del coronavirus, se hayan restablecido las cadenas logística y productiva y se hayan acelerado los despliegues de las redes 5G comerciales, especialmente en China pero también en Estados Unidos, Europa y otros mercados de Oriente Medio. Lo que no es probable, desgraciadamente, es que la guerra comercial entre Estados Unidos y China esté resuelta, con Europa sufriendo a causa de ella.

Análisis

Europa quiere un mercado común de datos, con inteligencia artificial “responsable”

La Comisión Europea presentó ayer el Libro Blanco sobre inteligencia artificial, en el que fija una serie de reglas estrictas sobre el uso de los datos que puedan presentar riesgos para la salud y los derechos fundamentales de los ciudadanos de la Unión Europea. La estrategia de Bruselas es aprovechar las oportunidades que plantea el uso de la inteligencia artificial (IA) aplicado a los datos, a la vez que evitar sus riesgos, y reforzar así la soberanía tecnológica de la UE frente a Estados Unidos y China. Para ello, se exigirá un uso “responsable” de la IA, sobre una base de datos común y compartida, en la ley que debería estar lista a finales de año. “Promoveremos la utilización de una IA responsable y centrada en las personas”, insistió la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyden.

Análisis

La desaceleración económica y el coronavirus amenazan el ecosistema 5G

La desaceleración económica que sufren varios países desde el pasado trimestre, como Japón, unida a la incertidumbre global causada por el coronavirus, que nadie se atreve a pronosticar cuándo remitirá, está afectando toda la cadena productiva mundial y numerosos despliegues tecnológicos que debían ver la luz este año, bajo el paraguas 5G. El conflicto entre Huawei y la Administración estadounidense, con Europa en el centro, también está repercutiendo de manera grave el despegue de 5G e incluso el mercado mundial de semiconductores. Para rematar la faena, algunos cantones y municipios de Suiza han decidido suspender el despliegue de 5G en sus territorios por falta de datos suficientes del impacto que causan las señales radioeléctricas 5G sobre la salud de los ciudadanos y muchas ciudades de Estados Unidos ponen pegas a una ubicua instalación de antenas, necesaria para las redes de microondas.

Análisis

La telefonía móvil de EE UU abre una nueva era al aprobarse la fusión de T-Mobile US y Sprint

La luz verde incondicional dada por el juez federal Victor Marrero a la fusión entre los operadores T-Mobile US y Sprint, tras dos largos años de negociaciones y litigios al más alto nivel, ha inaugurado una nueva era de las telecomunicaciones móviles de Estados Unidos. El país contará ahora con tres grandes operadores nacionales de tamaño similar (ATT, Verizon y la unión de T-Mobile US y Sprint) más un cuarto pequeño de nueva creación, Dish, cuando ahora había dos grandes (Verizon y ATT) y dos más pequeños (T-Mobile US y Sprint). La New T-Mobile creará una red 5G a precio competitivo en todo Estados Unidos, según exigen los términos acordados por la FCC y la oficina antitrust para dar su aprobación, que ahora ha sido ratificada por un juez federal y no se prevé que sea recurrida. Se podrá desplegar una potente red 5G porque las dos compañías poseen, con la unión, una cartera combinada de preciadas frecuencias en las bandas medias y baja.

Análisis

La tecnología de espectro compartido se complica más de lo previsto

La tecnología de espectro compartido dinámicamente (DSS) está considerada como un desarrollo clave para hacer avanzar rápidamente la cobertura de 5G en lugares de relativa poca demanda con una inversión reducida, porque aprovecha de forma puntual y variable el espectro de redes 4G no utilizado en beneficio de 5G. El problema con que se enfrenta la tecnología DSS es que su optimización no estará disponible al menos hasta final de año, porque existen muchos aspectos que hay que solucionar en la práctica. Pruebas de laboratorio recientes revelan, además, que su implantación absorbe una capacidad excesiva de recursos compartidos de las bandas de radio, con lo que las ventajas de DSS son menores de las previstas en un principio.