Publicaciones > Blog > 5G permitirá integrar las tecnologías de información y de operaciones de las plantas productivas
14/11/2019

5G permitirá integrar las tecnologías de información y de operaciones de las plantas productivas

Las redes 5G facilitarán la convergencia entre la transmisión de datos digitales y los procesos productivos físicos que se realizan en las plantas industriales, logrando una arquitectura integrada que permitirá innovar a mayor escala y mitigar los riesgos por fugas de información, según puso de manifiesto Helmut Reisinger, máximo responsable ejecutivo de de la división Business Services de la operadora Orange, en una reciente conferencia pronunciada en el marco del ITXpo de Gartner. 5G será un dinamizador clave para la innovación de todo el ecosistema derivado del Internet industrial o de la Industria 4.0.


Las cadenas de suministro globales han sido vitales para mejorar la competitividad mundial durante las últimas tres décadas. En la actualidad, alrededor del 70% del comercio mundial se realiza a través de cadenas de valor, básicamente con contenedores físicos con medidas estandarizadas. La digitalización de la información ha sido fundamental para el aumento de la productividad del comercio mundial, aunque recientemente se ha producido una desaceleración del crecimiento: el transporte global de mercancías ha pasado de crecer el 5,5% en 2017 al 2,1% en 2019, según los datos manejados por Orange Business Services.

Las cadenas de valor digitales son ahora críticas para mantener la competitividad. Ahora se tarda un día para producir un par de zapatillas de deporte a medida, cuando hace pocos años se necesitaban entre dos y tres meses. Según calcula Morgan Stanley, el paso a un modelo de producción totalmente digitalizado y apoyado en tecnologías de inteligencia artificial puede hacer crecer el mercado en un 15%.



Este modelo de producción avanzado combinará la utilización de diversas tecnologías que ya están actualmente disponibles por separado pero que integradas provocarán un mayor incremento de la competitividad, como el análisis y predicción de la demanda en tiempo real, la copia digital de los procesos de producción (Digital Twins), la robótica avanzada e impresión en 3D, el uso de sensores IoT para el control de calidad y mantenimiento predictivo de todo el sistema productivo y también para rastrear el uso final y real que se dan a los productos.

El desarrollo de lo que se conoce como Industria 4.0 es crítico para el éxito de este modelo productivo digital y, como destaca Helmut Reisinger, su núcleo fundamental es la convergencia OT-IT. OT se define como la gestión física de dispositivos, procesos y sucesos mientras que IT se encarga de la gestión digital de los pedidos, con sus entradas, salidas y empleados utilizados.

Como aclara el gráfico siguiente, abarca a múltiples sectores de actividad, desde el retail hasta la fabricación, pasando por las ciudades y edificios inteligentes, el transporte y logística, y las suministradoras de energía y de construcción y minería, con dispositivos más o menos específicos para cada uno de ellos, pero siempre con un paraguas común, la integración de las tecnologías de información y las telecomunicaciones.



“5G será el dinamizador clave para la innovación de todo el sistema de producción integrado y permitirá crear mayor valor a los negocios”, señala Helmut Heisinger, CEO de Orange Business Services



“El reto principal es que estos procesos productivos digitales pasen de la fase piloto actual a desarrollarse a gran escala a nivel mundial”, precisa Reisinger. Y cita unos ejemplos elocuentes: sólo el 30% de los programas de Industria 4.0 han pasado de la fase piloto, según McKinsey; el 66% de las compañías tienen dificultades para acceder a los datos de sus operaciones, calcula Cisco; el 77% de las empresas aseguran que la seguridad de las operaciones es su principal problema, de acuerdo con Pierre Audoin Consultants, mientras que en el segundo trimestre de este año ha caído el 1,6% la productividad del sector manufacturero de Estados Unidos, como señala el US Bureau of Labor Statistics.

Existen importantes elementos críticos para mejorar la productividad de las cadenas de valor productivas. Por una parte tenemos diversas herramientas que facilitan la tarea y el conocimiento a los trabajadores industriales y por otra máquinas, procesos, líneas de producción y dispositivos que, conectados, también mejoran la eficacia del sistema productivo.

Como indica el gráfico siguiente, el Internet Industrial se apoya en la disponibilidad de los datos, en su seguridad y privacidad, en su proceso para extraer valor y en su almacenamiento en la nube. Todo ello permite una mayor eficiencia y seguridad del trabajador, una optimización del proceso una innovación del ecosistema y una mejor gestión de todo el sistema productivo. En definitiva, subraya el directivo de Orange, “5G será el dinamizador clave para la innovación de todo el sistema”. Y permitirá crear mayor valor a los negocios con la utilización de análisis de los datos y actuaciones en tiempo real.



El reto principal es que estos procesos productivos digitales e integrados pasen de la fase piloto actual a desarrollarse a gran escala a nivel mundial, ya que muy pocos superan la fase conceptual



Para Orange, existen cinco elementos básicos que permiten tener unas tecnologías operativas proactivas y una seguridad a nivel del IoT industrial: identificar los activos OT e IT, protegerlos y microsegmentarlos, detectarlos con diferentes pruebas y análisis, tratar los problemas que van apareciendo y anticiparse a estos problemas.

Se trata de tener un enfoque que proteja, analice y defienda todo el sistema OT-IT para que sea totalmente seguro y de integrar las competencias básicas en el Internet industrial, tanto a nivel de ciencia de datos como de programas de desarrollo con la inclusión del Big Data y la inteligencia artificial, las nubes híbridas y la inteligencia en los extremos de las redes. “El conocimiento de lo que ocurre de extremo a extremo y la experiencia acumulada acelera la innovación y transformación de los procesos productivos”.

Orange suministra los cuatro elementos fundamentales que permitirán el desarrollo acelerado del Internet Industrial: los servicios de movilidad inteligente, los datos digitales, su proceso en las nubes híbridas y la seguridad de los mismos. Se posiciona así como un operador y un integrador global de servicios de telecomunicaciones.



Jean Christophe Mathieu, responsable de seguridad industrial de Orange Cyberdefense, y Ravin Mehta, fundador de Unbelievable Machine, ahora una compañía integrada en Orange Business Services, plantean el siguiente diagrama, con una arquitectura que integra y reúne los sistemas de tecnologías de la información (IT) y los sistemas productivos u operativos (OT):

El diagrama plantea una visión holística de las factorías, donde el elemento común e integrador son al final las redes de telecomunicaciones, y más específicamente las redes 5G, privadas o no, que deberían soportar distintos protocolos de comunicación y la transmisión de los datos de forma casi instantánea, para asegurar su plena integración, tanto en un mismo lugar físico como en un sitio a mucha distancia o virtual, como una nube de información.

El diagrama muestra las distintas capas en que se produce la convergencia entre las operaciones y la información (OT-IT) y su integración. Y, a la vez, se visualiza que cada bloque es un mundo en sí mismo, en el que será preciso un ingente desarrollo para que todas las piezas encajen y funcionen de forma armónica.


Análisis

5G inicia una nueva fase con la aprobación definitiva del Release 16 por parte de 3GPP

3GPP, el grupo mundial que está desarrollando todos los estándares 5G, ha fijado este fin de semana la versión definitiva del Release 16 (R16), después de interminables reuniones que se han debido hacer online a causa de la pandemia y que han dificultado la toma de decisiones. Se completa así la esperada R16, tres meses después de la suspensión de toda reunión presencial. Con ella, se inicia la segunda fase de 5G con una serie completa de especificaciones 5G, que permitirá en unos meses la instalación de equipos y dispositivos de red que mejorarán y optimizarán algunas de las funciones ya presentes en la Release 15 e introducirán otras de nuevas. La R16 está considerada fundamental en el proceso de adopción de 5G, porque es la primera que contiene una descripción completa del sistema 5G y está destinada a ser entregada al IMT-2020. El proceso de fijación de estándares continuará con las Releases 17 y 18, con añadidos y mejoras adicionales, pero ahora ya se podrá trabajar con redes móviles 5G genuinas, con equipos definitivos, sin ninguna dependencia de las redes 4G aunque continuarán estando lógicamente relacionadas. Con la R16, 5G podrá tener el profundo impacto previsto en la industria de telefonía móvil en su conjunto y en distintos sectores verticales y especializados, tanto profesionales como de consumo.

Análisis

La industria de telecomunicaciones reclama mayor soporte de la UE para desplegar 5G y la fibra

La industria europea de telecomunicaciones considera que la infraestructura y los servicios de telecomunicaciones constituyen el núcleo central de la cohesión social y económica en la Unión Europea y que juegan un papel clave para desarrollar un potente ecosistema digital europeo y conseguir un liderazgo tecnológico global. Son, además, el instrumento fundamental para sacar a trabajadores y negocios de la crisis actual y lograr un crecimiento económico sostenible y duradero. Pero para acelerar la competitividad y la recuperación europea en sectores clave, incluyendo el cloud y el edge computing, y como imperativo para mejorar la educación y la formación en todos los países de la UE, la industria de telecomunicaciones reclama un mayor soporte e implicación en el despliegue de 5G y de la fibra óptica a las instituciones y Gobiernos respectivos, ahora que empieza un semestre decisivo para salir cuanto antes de la recesión económica y social bajo la presidencia alemana de la Unión Europea.

Análisis

EE UU insiste en su crítica a Huawei mientras la UE quiere contemporizar con China

Michael Pompeo, Secretario de Estado de Estados Unidos, emitió el miércoles de la semana pasada un breve pero duro comunicado sobre el peligro que supone para los operadores la dependencia de Huawei y la necesidad de que se mantengan “limpios”, en clara referencia al fabricante chino de equipos de telecomunicaciones. Justo anteayer, el Primer Ministro británico, Boris Johnson, dudó en atacar directamente a Huawei, pero al final aseguró que las infraestructuras nacionales críticas deben protegerse adecuadamente de los “vendedores estatales hostiles”, un calificativo para Huawei aún más fuerte que el anterior de “alto riesgo”. Mientras, la Unión Europea y sus principales países se mantienen cautos y evitan pronunciarse contra China y específicamente sobre los equipos 5G de Huawei, hasta encontrar una vía intermedia que sirva para contemporizar tanto con China como con Estados Unidos y, a ser posible, sacar el máximo beneficio. Lo que Josep Borrell, Alto Representante de la Unión para Asuntos Exteriores, ha definido como “a mi manera”, en alusión a la canción popularizada por Frank Sinatra hace medio siglo.

Análisis

Las operadoras reclaman un plan digital para acelerar la recuperación económica de España

Los máximos responsables de Telefónica y Vodafone España, entre otros, han reclamado la aprobación de un ambicioso plan digital que contribuya a acelerar la recuperación económica de España. “La digitalización aparece, junto a la sostenibilidad, como el gran motor de la reactivación económica, ya que tiene la capacidad de impulsar nuevos modelos de negocio que optimicen los costes y abran nuevas fuentes de ingresos”, aseguró José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, en su reciente junta anual de accionistas. Por su parte, António Coimbra, consejero delegado de Vodafone España, urgió la adopción de un plan integral para actualizar y extender las redes de muy alta capacidad fijas y móviles en la cumbre de la CEOE de hace una semana. El presidente de Telefónica está convencido, además, de que soplan nuevos aires en Europa que permitirán una mayor consolidación del sector de telecomunicaciones y aflorar el valor oculto que tienen muchas operadoras europeas, lo que a su vez aseguraría su rentabilidad y el mantenimiento de sus inversiones.

Análisis

Nokia promueve una RAN con mayor número de elementos, más integrados y relativamente abiertos

Nokia está promoviendo el desarrollo de redes de acceso radio (RAN) más flexibles y ajustadas a las necesidades cambiantes de los operadores. La idea es tener entre la antena receptora y la red de transporte un mayor número de sistemas y elementos, que podrían conectarse entre sí de distintas formas porque estarían construidos con componentes más integrados y, a la vez, relativamente estándar y abiertos. De esta forma, los operadores tendrían mayor libertad para configurar las redes RAN de acuerdo a sus necesidades y utilizar, en determinados casos, elementos estándar de otros fabricantes, según la visión recientemente expuesta por Marcus Welcom, director de tecnología de Nokia. Sería un camino intermedio, entre las RAN propietarias que rigen hoy en día y las RAN abiertas que algunos fabricantes alternativos proponen, pero que no se prevé que estén disponibles en un futuro cercano.

Análisis

Ericsson casi duplica su previsión de suscripciones 5G para 2020, gracias a China

A finales de este año habrá un total de 190 millones de suscripciones a redes 5G, sostiene Ericsson en su último informe de movilidad, de los cuales unos 150 millones estarán en China, 20 millones en Corea del Sur y otros 20 millones en el resto del mundo, aproximadamente. Estas cifras casi duplican los 100 millones de suscripciones 5G previstas por Ericsson en su informe de noviembre pasado, debido al brutal crecimiento de China, muy superior al previsto, y al “ligero descenso” en Europa y Estados Unidos respecto a lo calculado por la compañía sueca. Para finales de 2025, la previsión es que hayan 2.800 millones de suscripciones 5G en todo el mundo, más en línea con los 2.600 millones pronosticados por Ericsson el pasado noviembre, porque la hipótesis razonable es que Estados Unidos, Europa y Japón acelerarán los despliegues de las redes 5G y la venta de terminales a partir a 2023.