Publicaciones > Blog > 5G contribuirá al desarrollo de las ciudades inteligentes
16/07/2019

5G contribuirá al desarrollo de las ciudades inteligentes

El desarrollo de las ciudades inteligentes requerirá la construcción de una importante infraestructura de tecnologías de la información y telecomunicaciones, donde los sensores IoT y las redes 4G y 5G jugarán un papel esencial, pero también será fundamental que exista una buena planificación, reglamentación y medios económicos y sociales adaptados a la realidad del territorio concreto para que se puedan resolver diversas necesidades de los ciudadanos, de las empresas y de las propias ciudades, según se puso de relieve el martes pasado en el debate organizado por Mobile World Capital Barcelona sobre “ciudades inteligentes 5G: la transformación que viene”.


Mobile Talks es una serie de encuentros que invita a la reflexión y el intercambio de conocimiento alrededor de los retos que plantea la transformación digital, con la participación de varios expertos y especialistas en el tema tratado. En esta ocasión, el debate se realizó en el Espacio Movistar de Barcelona y se centró en los beneficios que las redes 5G supondrán para los ciudadanos, empresas y ciudades gracias al desarrollo de las ciudades inteligentes, así como de los retos, oportunidades y riesgos que plantea su proliferación.

Pontus Westerberg, director de la oficina del programa ONU-Habitat en España, planteó la necesidad de que exista previamente una buena planificación de lo que se quiere conseguir, tanto a nivel de objetivos como de los recursos necesarios. La planificación debe ser global, con una visión amplia y no circunscrita a una necesidad concreta o territorio específico, apuntó el especialista. Dentro de treinta años, las ciudades tendrán un 50% más de población, con lo que es preciso estar preparados para tener ciudades más densas y que sean a la vez más habitables, con una infraestructura más eficiente y con una adecuada distribución de espacios públicos.



Federico Ruiz, director del Observatorio Nacional del 5G, señaló que es posible resolver muchos de los retos planteados con la tecnología y las infraestructuras actuales, si bien será necesario contar, en varios casos, con la rapidez de respuesta y la fiabilidad que permiten las redes 5G para lograr unos resultados óptimos. En cualquier caso, precisó, deberá existir una regulación y una organización social más flexible que pueda hacer frente y resolver las mayores necesidades de los ciudadanos.



Dentro de 30 años, las ciudades alojarán a un 50% más de población.



La organización de las ciudades deberá reinventarse, al margen del mayor uso de la tecnología, para permitir una mayor libertad de actuación por parte de los ciudadanos y de las empresas y una mayor armonía social. Un tema recurrente del debate fue la preservación de la privacidad de los individuos frente a la innovación y al despliegue de nuevas tecnologías. Arnaud Grinard, investigador científico del MIT Media Lab – CityScience, destacó la importancia de tener datos agregados fiables de múltiples parámetros y variables, que resultan muy útiles para resolver problemas y no vulneran la privacidad.

Se puso como ejemplo la iluminación pública inteligente, que requiere saber si alguien o algún vehículo circulan por determinada calle para aumentar o reducir el nivel lumínico y ser más eficiente, pero tampoco es necesario saber quién es. En el caso del reconocimiento facial, se suele ver en las sociedades occidentales como una violación de la intimidad mientras que en China, por ejemplo, se da más importancia a la seguridad de los individuos que al control social. La privacidad frente a la seguridad, de cualquier modo, será un tema altamente conflictivo y cada sociedad y territorio habrá que adoptar una solución de consenso, se sugirió.



Hong Kong, Singapur, Utrecht, Amberes, Viena, Santander y Valencia, ejemplos destacados de ciudades inteligentes con infraestructuras potentes.



Juanjo Hierro, director de tecnología de la Fundación Fiware, se mostró partidario de la necesidad de crear plataformas de software abiertas e interoperables que permitan que distintos programas de ciudades inteligentes puedan utilizarse y entenderse entre sí y exportarse a otras ciudades con necesidades similares. El objetivo de la Fundación Fiware es precisamente crear un ecosistema abierto para facilite el desarrollo de nuevas aplicaciones en múltiples sectores. La colaboración entre ciudades es imprescindible, tanto para potenciar prácticas que funcionan muy bien como descartar otras que causan problemas, pero para ello debe haber interoperabilidad de programas e infraestructuras.



Un ejemplo exitoso de ciudad inteligente es Medellín, destacó Cristina Garrido, directora de innovación y estrategia en Anteverti, porque ha conseguido crear infraestructuras con un fuerte beneficio social, como la instalación de un teleférico que conecta el centro de la ciudad con barrios elevados más pobres, la creación de bibliotecas y parques y plazas públicas o redes de telecomunicaciones más accesibles para las clases más desfavorecidas.

Ejemplos de ciudades inteligentes con una infraestructura tecnológica muy potente son Hong Kong o Singapur pero también existen iniciativas muy destacables en Europa como Utrecht, Amberes o Viena y, en el caso de España, Santander y Valencia, precisó Juanjo Hierro. Pontus Westerberg puso a Barcelona como ejemplo relevante.

Federico Ruiz considera que se puede conseguir una mejora sustancial en el funcionamiento de las ciudades con la utilización de sensores IoT, que permitan generar datos masivos de múltiples circunstancias y que después, una vez procesados, produzcan información relevante tanto para las autoridades como para los ciudadanos y que sea accesible a través de determinados medios de información.

En cualquier caso, resaltó Pontus Westerberg, las ciudades inteligentes deberían funcionar como un conjunto de bloques autónomos pero que a la vez se puedan acoplar, y puso como analogía el programa Minecraft. Lo que está claro, como pone de relieve el reciente informe del Observatorio Nacional 5G titulado “Ciudades 5G: un futuro inteligente”, es que una smart city no se crea en un día.

Es imprescindible contar con una adecuada infraestructura de comunicaciones de altas prestaciones y aprovecharla intensamente pero también tener los medios educativos, sociales y económicos para llevarla a cabo de modo que beneficie a toda la sociedad.


Análisis

Microsoft se hace más fuerte en el sector de las telecomunicaciones

La convergencia de las telecomunicaciones y la nube de información está provocando una reducción paulatina del negocio tradicional de las operadoras de telecomunicaciones, en beneficio de las grandes compañías de tecnologías de la información. La reciente compra por parte de Microsoft de las empresas Metaswitch y Affirmed evidencia tanto esta mayor convergencia como la virtualización de las redes, con un interés creciente de las llamadas Big Tech por el sector de las telecomunicaciones. Es una tendencia, por otro lado, nada nueva: ya hace tiempo que pasó con las llamadas de voz, sobre todo con las más rentables internacionales e interurbanas, que se hacen mucho más a través de Internet. Ahora, además, aumentan las alianzas de las operadoras con las empresas de tecnologías de la información para la gestión y despliegue de sus redes, con el riesgo de pérdida de control de su negocio que ello comporta.

Análisis

El despliegue efectivo de 5G en Europa continúa siendo muy incierto

La Unión Europea había previsto para fin de año que todos los países miembros hubieran subastado las licencias y puesto en marcha al menos una red comercial con tecnología 5G. Todo indica, sin embargo, que se está muy lejos de cumplir este objetivo, porque en abril se habían adjudicado poco más del 20% de las frecuencias disponibles. La intención del Reino Unido de prohibir totalmente la instalación de redes de Huawei, en contra del criterio expresado en enero de limitarlas al 35%, y las dudas del Gobierno francés sobre la postura a adoptar respecto al fabricante chino están lastrando la competitividad europea y la puesta en marcha de redes y soluciones en un tema tan estratégico como 5G. Únicamente Alemania sigue adelante con planes relativamente ambiciosos, apoyada por su operador principal, DT, y también por Vodafone y O2, filial de Telefónica, que también han instalado redes comerciales 5G en Alemania y en otros países europeos.

Análisis

EEUU prohíbe vender a Huawei chips que lleven sus diseños

Hace años que dura el conflicto comercial entre Estados Unidos y China, pero la disputa se ha agravado espectacularmente en las dos últimas semanas, debido a la orden emitida por la Administración Trump, mediante la cual se prohíbe vender semiconductores a Huawei y a su filial HiSilicon a cualquier compañía que utilice maquinaria, diseños y software estadounidense para fabricarlos, tenga o no su sede en Estados Unidos. Huawei ha reconocido que se siente muy perjudicada con la medida y que afectará de pleno a su negocio de equipos 5G, al tiempo que asegura que hará todo lo necesario para minimizarla. El apoyo implícito que Huawei tiene del Gobierno chino hace temer una respuesta contundente de Beijing, muy molesta también por los comentarios que ha hecho Washington este fin de semana respecto a las medidas policiales practicadas en Hong Kong y la fuerte presión que Estados Unidos está ejerciendo sobre Taiwan, y especialmente sobre TSMC, para que deje de vender chips a Huawei y a otras compañías chinas.

Análisis

La venta global de smartphones caerá al menos el 15% este año, de 1,4 a 1,2 millones de unidades

Las ventas de smartphones se han ido recuperando en las últimas semanas respecto al fatídico primer trimestre de este año, especialmente en China, pero parece inevitable un declive anual mayúsculo en unidades, del orden del 15%, según prevé la mayoría de consultoras. En Europa, el mercado de smartphones, medido en euros y no en unidades, podría caer aún más que el global, hasta el 26,8% en el conjunto de 2020, como indica el escenario más probable de la consultora IDC. La venta en unidades de los smartphones 5G podría crecer, sin embargo, de forma espectacular este año, ya que Qualcomm mantiene la previsión de que se despachen entre 175 y 225 millones de unidades frente a los escasos 21 millones de todo 2019. La introducción de nuevos chipset para smartphones 5G, con mayores prestaciones y más económicos, por parte de Qualcomm, MediaTek, Huawei y Samsung podría hacer multiplicar por cerca de diez su demanda en unidades en 2020. Pero no necesariamente la facturación, si bajan mucho los precios de venta unitarios.

Análisis

EEUU crea una coalición para impulsar más redes de enlace abiertas

Estados Unidos, con el apoyo de su Gobierno, acaba de crear una coalición para fomentar un mayor desarrollo y despliegue de redes de enlace abiertas (Open RAN). Bajo la denominación de Open RAN Policy Coalition, no queda clara la relación que tendrá con las otras dos asociaciones (O-RAN Alliance y TIP), que están firmemente establecidas desde hace años en la creación de especificaciones y el desarrollo de redes de enlace abiertas. La coalición está formada por multitud de compañías, fundamentalmente estadounidenses, pero con dos ausencias muy destacadas, Nokia y Ericsson, aparte obviamente de Huawei. Hay dudas de que las tareas de la coalición sigan estrictamente las normas y estándares internacionalmente aprobadas de 3GPP, lo que podría llevar a una fragmentación de 5G y generaciones posteriores.

Análisis

Telefónica agita el móvil y cable británicos con la fusión de Virgin Media

El acuerdo de fusión a partes iguales alcanzado la semana pasada entre O2, la filial británica de telefonía móvil de Telefónica, con el operador de red de cable Virgin Media y el operador móvil virtual Virgin Mobile, ambas filiales de la estadounidense Liberty Global, promete alterar sustancialmente el statu quo actual de las comunicaciones móviles y de banda ancha del Reino Unido. Se calcula que la operación se podrá hacer dentro de un año, sin grandes obstáculos regulatorios o legislativos. Se prevé que creará un efecto dominó sobre los negocios de Vodafone, Three, Sky y Talk Talk, los otros operadores de cable, telefonía móvil y televisión de pago que compiten en el Reino Unido, y ponga más presión al operador dominante de banda ancha British Telecom (BT) y a su filial de telefonía móvil EE.