Publicaciones > Blog > Se suministrarán 160 millones de smartphones 5G en 2020 frente a 13 millones este año, pronostica Ericsson
28/11/2019

Se suministrarán 160 millones de smartphones 5G en 2020 frente a 13 millones este año, pronostica Ericsson

El año que viene se despacharán en total 160 millones de smartphones 5G, la mayoría de ellos en China, frente a los 13 millones que se habrán suministrado hasta finales de este año, según el pronóstico realizado por Ericsson. El número de smartphones 5G suministrados irá creciendo gradualmente los próximos años, hasta alcanzar un parque de 2.600 millones de suscripciones 5G en 2025. Esta cifra, aunque muy elevada, será considerablemente inferior a los 4.800 millones de suscripciones de smartphones LTE (4G) previstos para la misma fecha.


En su anterior informe de movilidad actualizado el pasado junio, Ericsson pronosticaba que se suministrarían 10 millones de smartphones 5G. Ahora, en su informe publicado la semana pasada, la compañía cifra en 13 millones de unidades el número de smartphones 5G que los fabricantes despacharán a las operadoras y a las tiendas. Este aumento respecto a las previsiones de hace seis meses se debe a la elevada promoción de los servicios 5G que está haciendo China, desde que los lanzó a finales de octubre, con una lista inicial de 10 millones de usuarios interesados. Corea del Sur calcula que puede terminar este año con cerca de cinco millones de usuarios.

Este interés de China por promocionar rápidamente los servicios 5G es el factor clave que explica que el despegue de las suscripciones 5G sea significativamente más rápido que el que tuvo lugar en 2009 con LTE. Hace diez años, China fue mucho más lento que otros países en el lanzamiento de servicios comerciales 4G y tampoco tenía una gran disponibilidad de smartphones con la nueva tecnología. Ahora es al contrario: China dispondrá muy probablemente el mayor número de usuarios 5G cuando acabe este 2019, seguido de cerca por Corea del Sur, y previsiblemente será también el país que haya fabricado mayor número de smartphones 5G este año, con Samsung a la zaga.

Para el año que viene, es probable que China continúe teniendo el mayor número de usuarios con smartphones 5G, aunque dependerá de la promoción del servicio que hagan los operadores estadounidenses a lo largo de 2020. Europa, en su conjunto, irá seguramente bastante por detrás, ahora que se ha sabido que Francia no empezará a tener servicios comerciales 5G hasta mediados del año que viene. El número de usuarios que están teniendo las redes 5G puestas en marcha desde abril en Estados Unidos, Europa y el resto del mundo (a excepción de Corea del Sur y China) es difícil de determinar por falta de datos, pero no deben ser más de unos cuantos centenares de miles.

En la actualidad, existen 8.000 millones de suscripciones de teléfonos móviles en todo el mundo, como indica el gráfico adjunto del informe de Ericsson. Esta cifra será de 8.900 millones dentro de seis años, en 2025, pronostica la compañía sueca, que es la misma que calculó para 2024 en su informe de noviembre de 2018. Esto pone de relieve que, al igual que el despegue de 5G se prevé que sea bastante más rápido que el de 4G, en los próximos años las suscripciones de telefonía móvil no aumentarán tan rápido como pasó con 4G, simplemente porque el mercado está muy saturado, con más suscriptores que población mundial (solo la India y África tienen menos suscriptores que población, el 86% y 82%, respectivamente).



El informe de Ericsson contabiliza un total de 6.200 millones de suscripciones móviles de banda ancha, el 52% de las cuales son ahora LTE (4G). Durante el tercer trimestre de este año, se han añadido 61 millones de suscripciones, fundamentalmente en China, Indonesia, Filipinas e India, con entre 14 y 6 millones de nuevas suscripciones. De hecho, en el tercer trimestre ha habido una ligera caída, del 0,4%, del número de smartphones vendidos en el mundo respecto al mismo trimestre del año pasado, según Gartner.

En otro gráfico adjunto del informe de Ericsson se puede ver el enorme peso de China y los países de Asia-Pacífico (excluyendo a China e India), con 1.595 millones de suscriptores cada bloque y con el mayor número de nuevos suscriptores en el tercer trimestre. India y África, pese a tener menos suscriptores que población, cuentan con 1.170 y 1.065 millones de suscriptores, en aumento.



Ahora hay 5.600 millones de smartphones activos, 4.000 millones de los cuales son 4G; en 2025, habrá unos 4.500 millones de smartphones 4G y 2.500 millones 5G



Destaca también el escaso número de suscriptores de Norteamérica respecto al total mundial. Entre Estados Unidos, Canadá y Mexico suman 385 millones de suscriptores, con un aumento de dos millones en el tercer trimestre, mientras que Europa Occidental cuenta con 515 millones de suscriptores móviles y Europa Central y Oriental otros 575 millones. Los suscriptores latinoamericanos superan a los de Europa Occidental mientras que los de Oriente Medio están algo por debajo. Todos estos mercados, excepto Oriente Medio, están muy estancados.

Estas cifras se refieren a las suscripciones de teléfonos móviles. Si se miraran las suscripciones 4G, los mercados de Norteamérica y Europa Occidental crecerían en importancia respecto al resto de bloques de países y en facturación, aunque relativamente, porque los mercados de China y Asia-Pacífico se han expandido fundamentalmente en la última década, con 3G y sobre todo 4G.

Ericsson calcula que a finales de este año habrá alrededor de 5.600 millones de suscriptores con smartphones en todo el mundo, unos 4.000 millones 4G y 1.600 millones 2G y 3G. En 2025, la cifra ascenderá a los 7.400 millones de smartphones, 2.500 millones de los cuales serán 5G, unos 400 millones 2G y 3G y el resto, 4.500 millones aproximadamente, serán 4G. Los smartphones 4G, por tanto, serán mayoritarios a mediados de la década siguiente (habrán crecido en 300 millones durante este periodo) y probablemente estarán aparejados con los 5G cuando acabe la próxima década (y ya empiecen a aparecer los smartphones 6G).



Los servicios 5G no tendrán un amplio alcance hasta bien entrado 2023 en cuanto a número de usuarios pero su impacto será muy significativo en la descarga de datos



En el gráfico superior se puede observar cómo crecen los suscriptores con smartphones 5G, mostrados en naranja, pero también cómo los smartphones 4G actuales mantienen su liderazgo frente a los recién llegados. En realidad, lo que ocurrirá es que el parque de teléfonos móviles 2G y 3G activos irá desapareciendo, y pasará de los 3.500 millones actuales a los 1.400 millones en 2025. Estos 2.100 millones de móviles en desuso irán siendo sustituidos progresivamente por smartphones 4G y unos cuantos centenares de millones de suscriptores 4G se pasarán a 5G en los próximos años.

El crecimiento del parque de smartphones 5G será muy importante en los próximos años, 160 millones el año que viene y bastante más del doble en 2021. Lo que ocurre es que estas cifras palidecen frente a los más de 4.000 millones de smartphones 4G que seguirán siendo activos hasta mediados de la próxima década por lo menos.



El mercado anual de smartphones seguirá siendo de unos 1.500 millones de unidades anuales, con cada vez mayor porcentaje de los modelos 5G. Pero la cantidad de smartphones 5G vendidos anualmente no será muy significativa hasta 2023, cuando su volumen de ventas respecto a los modelos 4G pasará a ser la mitad o incluso superior. El parque de smartphones 4G seguirá siendo abrumadoramente mayoritario, pero la proporción de nuevos modelos 5G vendidos será dentro de tres años superará a los 4G, o casi. La diferencia de precio entre un modelo 4G y 5G de categoría similar no será tampoco muy significativa y contribuirá a la renovación del parque con modelos 5G.

Respecto al año que viene, el factor esencial que determinará el auge de los smartphones 5G, hasta los 160 millones de unidades previstas por Ericsson, será la introducción de la segunda generación de chipsets por parte de Qualcomm, Huawei, Samsung y Mediatek (que acaba de bautizarlos con el nombre de Dimensity). Estos chipsets estarán mucho más integrados, con lo que irán más rápidos y consumirán menos energía. También estarán preparados para trabajar a distintas bandas de frecuencia, sean bajas, medias o microondas, con la posibilidad de agregar distintas ondas portadoras de un mismo operador (carrier aggregation) y trabajar con espectro compartido.

La introducción de estos nuevos chipsets, unida a la baja considerable de su precio debido al aumento de la capacidad productiva y del beneficio de las economías de escala, hará que en pocos meses se vendan decenas de millones de smartphones 5G mensuales. Lo que a su vez, gracias a la introducción de nuevas redes 5G con mayor cobertura, facilitará su mayor penetración.

Las nuevas redes y smartphones 5G harán crecer exponencialmente el tráfico de datos mundial descargado con dispositivos móviles, gracias sobre todo al vídeo. En 2025, prevé Ericsson, las redes 5G soportarán casi la mitad del tráfico de datos móviles. Se espera que a finales de este año el tráfico mundial de datos móviles sea de 38 exabytes mensuales y cuatro veces superior, en torno a 160 exabytes mensuales, en 2025. Lo que queda por ver es el modelo de negocio y las tarifas ofrecidas por los operadores que permitan que las ventas de smartphones 5G y servicios 5G sigan al ritmo acelerado previsto o se mantengan a velocidad de crucero.


Análisis

La decisión británica de prohibir los equipos de Huawei reabre el debate de las redes 5G seguras

El Gobierno británico ha prohibido a los operadores de su país que compren a Huawei cualquier tipo de equipo 5G a partir del próximo 1 de enero y que a finales de 2027 no quede en sus redes de telecomunicaciones ningún rastro de sus productos. De momento, los equipos de Huawei 4G y 3G instalados podrán continuar funcionando y ser mantenidos, pero queda en el aire lo que vaya a suceder con la infraestructura de fibra óptica del país, en gran parte instalada por Huawei, porque el Gobierno lo está “reevaluando”. De momento, Oliver Dowden, Secretario de Estado de Cultura, Medios y Deporte, reconoció ante el Parlamento británico que se espera que la decisión suponga “un retraso de entre dos y tres años en el despliegue de 5G” y que la factura total del reemplazo supere los 2.000 millones de libras. Dowden puso especial énfasis en desvincular la decisión de cualquier política interna realizada por China y aseguró que la seguridad de la red británica había sido reconsiderada por el Centro Nacional de Ciberseguridad (NCSC) en base al “severo impacto de las posibilidades de Huawei de suministrar equipos al Reino Unido”, en referencia a la prohibición estadounidense de que se venda cualquier chip a Huawei fabricado con equipos y patentes de compañías de Estados Unidos. El cambio de posición respecto a lo aprobado en enero por el Gobierno británico ha sido ampliamente interpretado como un intento de complacer a Estados Unidos, que quería incluso una prohibición total mucho antes de finales de 2027. Queda por ver cuál será la alternativa para tener la infraestructura totalmente fiable y segura que quiere el Gobierno.

Análisis

España, muy bien situada para aprovechar las capacidades de 5G

España es el país europeo que más fibra óptica ha desplegado en su territorio, con lo que está muy bien situada para aprovechar las capacidades que ofrecerá 5G en los próximos años, como argumentó Roberto Sánchez, Secretario de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales, en la presentación online del último informe del Observatorio Nacional 5G, sobre estandarización y despliegue de 5G, que tuvo lugar el viernes pasado. “Tenemos una de las mejores redes de telecomunicaciones del mundo y estamos en un gran momento para aprovechar esta capacidad y la gran oportunidad que 5G ofrecerá a España en los próximos años”, aseguró Roberto Sánchez. Por su parte, Federico Ruíz, responsable del Observatorio Nacional 5G (ON5G), destacó “la enorme oportunidad económica que permite 5G, una tecnología que ya está aquí”. También recalcó que importa la cobertura, pero no se debe olvidar al humilde teléfono y las grandes posibilidades que ofrece, acrecentadas con la continua evolución tecnológica. El último informe de ON5G está ya disponible en su webhttps://on5g.es/wp-content/uploads/2020/06/ON5G_Informe-de-estandarizaci%C3%B3n-y-despliegue-de-5G-1.pdf.
También en https://on5g.es/informes/ y https://on5g.es/informes/regulacion/

Análisis

5G inicia una nueva fase con la aprobación definitiva del Release 16 por parte de 3GPP

3GPP, el grupo mundial que está desarrollando todos los estándares 5G, ha fijado este fin de semana la versión definitiva del Release 16 (R16), después de interminables reuniones que se han debido hacer online a causa de la pandemia y que han dificultado la toma de decisiones. Se completa así la esperada R16, tres meses después de la suspensión de toda reunión presencial. Con ella, se inicia la segunda fase de 5G con una serie completa de especificaciones 5G, que permitirá en unos meses la instalación de equipos y dispositivos de red que mejorarán y optimizarán algunas de las funciones ya presentes en la Release 15 e introducirán otras de nuevas. La R16 está considerada fundamental en el proceso de adopción de 5G, porque es la primera que contiene una descripción completa del sistema 5G y está destinada a ser entregada al IMT-2020. El proceso de fijación de estándares continuará con las Releases 17 y 18, con añadidos y mejoras adicionales, pero ahora ya se podrá trabajar con redes móviles 5G genuinas, con equipos definitivos, sin ninguna dependencia de las redes 4G aunque continuarán estando lógicamente relacionadas. Con la R16, 5G podrá tener el profundo impacto previsto en la industria de telefonía móvil en su conjunto y en distintos sectores verticales y especializados, tanto profesionales como de consumo.

Análisis

La industria de telecomunicaciones reclama mayor soporte de la UE para desplegar 5G y la fibra

La industria europea de telecomunicaciones considera que la infraestructura y los servicios de telecomunicaciones constituyen el núcleo central de la cohesión social y económica en la Unión Europea y que juegan un papel clave para desarrollar un potente ecosistema digital europeo y conseguir un liderazgo tecnológico global. Son, además, el instrumento fundamental para sacar a trabajadores y negocios de la crisis actual y lograr un crecimiento económico sostenible y duradero. Pero para acelerar la competitividad y la recuperación europea en sectores clave, incluyendo el cloud y el edge computing, y como imperativo para mejorar la educación y la formación en todos los países de la UE, la industria de telecomunicaciones reclama un mayor soporte e implicación en el despliegue de 5G y de la fibra óptica a las instituciones y Gobiernos respectivos, ahora que empieza un semestre decisivo para salir cuanto antes de la recesión económica y social bajo la presidencia alemana de la Unión Europea.

Análisis

EE UU insiste en su crítica a Huawei mientras la UE quiere contemporizar con China

Michael Pompeo, Secretario de Estado de Estados Unidos, emitió el miércoles de la semana pasada un breve pero duro comunicado sobre el peligro que supone para los operadores la dependencia de Huawei y la necesidad de que se mantengan “limpios”, en clara referencia al fabricante chino de equipos de telecomunicaciones. Justo anteayer, el Primer Ministro británico, Boris Johnson, dudó en atacar directamente a Huawei, pero al final aseguró que las infraestructuras nacionales críticas deben protegerse adecuadamente de los “vendedores estatales hostiles”, un calificativo para Huawei aún más fuerte que el anterior de “alto riesgo”. Mientras, la Unión Europea y sus principales países se mantienen cautos y evitan pronunciarse contra China y específicamente sobre los equipos 5G de Huawei, hasta encontrar una vía intermedia que sirva para contemporizar tanto con China como con Estados Unidos y, a ser posible, sacar el máximo beneficio. Lo que Josep Borrell, Alto Representante de la Unión para Asuntos Exteriores, ha definido como “a mi manera”, en alusión a la canción popularizada por Frank Sinatra hace medio siglo.

Análisis

Las operadoras reclaman un plan digital para acelerar la recuperación económica de España

Los máximos responsables de Telefónica y Vodafone España, entre otros, han reclamado la aprobación de un ambicioso plan digital que contribuya a acelerar la recuperación económica de España. “La digitalización aparece, junto a la sostenibilidad, como el gran motor de la reactivación económica, ya que tiene la capacidad de impulsar nuevos modelos de negocio que optimicen los costes y abran nuevas fuentes de ingresos”, aseguró José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, en su reciente junta anual de accionistas. Por su parte, António Coimbra, consejero delegado de Vodafone España, urgió la adopción de un plan integral para actualizar y extender las redes de muy alta capacidad fijas y móviles en la cumbre de la CEOE de hace una semana. El presidente de Telefónica está convencido, además, de que soplan nuevos aires en Europa que permitirán una mayor consolidación del sector de telecomunicaciones y aflorar el valor oculto que tienen muchas operadoras europeas, lo que a su vez aseguraría su rentabilidad y el mantenimiento de sus inversiones.